Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Los familiares de Vanina Garay marcharon y pidieron respuestas

“Voy a seguir luchando por mi hija y por mi nieto, no me voy a quedar cruzado de brazos jamás”, dijo el padre de la joven de 21 años fallecida el 14 de marzo último.

Publicado

el

Familiares y amigos de Vanina Garay marcharon ayer por la tarde partiendo desde la plaza 25 de Mayo, recorriendo las calles céntricas de Junín y pidiendo justicia.

Universidad Siglo 21

La joven de 21 años, que estaba embarazada, falleció el 14 de marzo último, luego de permanecer más de 30 días internada en el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA), al que llegó luego de haberse caído de la moto que conducía sobre la calle Puente del Inca.

Garay fue operada producto de los múltiples traumatismos que presentaba tras el accidente y unos 20 días después despertó. Con el correr de las horas evolucionó, con su bebé en gestación, pero días más tarde murió. Desde entonces sus allegados más directos piden “respuestas” y reclaman que las autoridades los escuchen.

“Voy a seguir luchando por mi hija y por mi nieto, no me voy a quedar cruzado de brazos jamás. No tenemos novedades, no hemos recibido llamados de la Fiscalía ni de nadie. No sabemos nada, no tenemos ninguna novedad de lo que pasó con Vanina y con mi nieto. Queremos saber qué pasó con el bebé, si está fallecido o si está vivo. No sabemos nada, nunca nos llamaron por lo que pasó. Nadie se comunicó con la familia Garay”, dijo a LT 20 Radio Junín el papá de Vanina, Carlos Garay.

Asimismo, el padre de la joven fallecida indicó que culminó los trámites necesarios para tener la tutela de una menor de un año, también hijo de Vanina.

“Yo no creo que el cuerpo del bebé que me mostraron en el Hospital sea el de mi nieto. No creo, me llamaron 10 días después para mostrármelo. La fiscal Lisazo habló conmigo y le dije que no creía. Si falleció con Vanina el cuerpo me lo tendrían que haber entregado con el de ella, no esperar 10 días”, apuntó Garay.

“Pasaron dos meses y seguimos sin novedades. Nos dicen que la muerte de Vanina fue producto del accidente, pero no fue así. Ella se cayó en una calle de tierra y a mí me vinieron a avisar a mi casa, cuando yo llegué ya se la estaban llevando al Hospital. Después de que la operaron se recuperó, pasó al segundo piso y estaba todo bien. Nunca nos dijeron que corría peligro. Siete días antes del fallecimiento de Vanina me mandan a hacerle una ecografía en Rayos y la doctora le mostró que el bebé era un varoncito, al que le iba a poner Santino y tenía seis meses de gestación”, relató seguidamente.

El padre de la joven dijo que en el Hospital nunca le dieron una respuesta acerca de lo que realmente pasó.

“Las dos directoras que me atendieron me dijeron que la muerte de Vanina fue producto del accidente en la moto. Yo les dije que las cosas las habían hecho mal. Las enfermeras que tenían que aspirarla para que no se ahogue decían que Vanina tenía mañas, que el sueldo que ellas tenían no era para cuidar una paciente como Vanina. Nos decían que tenían otros pacientes y que no podían estar pendientes de ella”, reveló el entrevistado.
“Una vez fui a pedir que la aspiren por la traqueotomía que tenía, y tuve que ir tres veces para que lo hagan, hasta que vino el médico y la aspiraron y le cambiaron el tubito. Después de eso pudo dormir bien ese día. Pero a ella no la aspiraban como la tenían que atender, no querían hacerlo. Hubo abandono de persona. Ella termina falleciendo porque no la atendían, murió ahogada y asfixiada por la misma flema que despedía ella y que no le aspiraban”, denunció.

“El Gobierno local dijo que iba a estar con la familia Garay después de esto, pero pasaron dos meses y jamás me llamaron”, completó Garay.

El caso
Garay falleció el pasado 14 de marzo tras permanecer más de un mes internada en el HIGA. El 25 de enero alrededor de las 14 horas, un vecino del barrio Cerrito Colorado la había encontrado tirada en una de las calles en grave estado. A su lado se encontraba la moto en la que se movilizaba.

La joven se dirigía a la sala sanitaria de Villa del Parque, donde se iba a realizar controles por su embarazo y a la vez iba a sacar un turno para vacunar a su otra hija.

En el momento del accidente Vanina Garay estaba sola, y resultó con traumatismos varios, principalmente en la cabeza, por lo que quedó inconsciente. Tras el hecho quedó internada en el HIGA, donde falleció el 14 de marzo.

A partir de entonces familiares de la joven sostienen que podría tratarse de un caso de mala praxis y abandono de persona, acusando al personal que se desempeña en el nosocomio por el tratamiento que le dieron.

A su vez denunciaron que Vanina estaba embarazada, y que nunca les dieron respuestas respecto del bebé que llevaba en el vientre.

Haciendo Obras 1

Más Leidas