Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Internacionales

Los doce apóstoles lunares: quiénes dejaron su huella

Publicado

el

Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins pasaron a la historia por ser los primeros en llegar a la Luna. Aunque sólo dos de ellos, Armstrong y Aldrin, tuvieron el privilegio de caminarla por casi tres horas. Pero no fueron los únicos. En total son doce los que fueron parte de la historia grande de la NASA y que lograron dejar sus huellas, literalmente, en la Luna.

NEIL ARMSTRONG
Nacido en 1930 en el pequeño pueblo de Wapakoneta, en Ohio, Neil Alden Armstrong fue piloto de guerra (peleó en Corea), ingeniero aeronáutico y profesor universitario, pero es recordado por bajar el 20 de julio de 1969 las breves escaleras del módulo lunar y dejar caer un peso de poco más de 13 kilogramos (en la Tierra pesaba unos 80 kilogramos).
Luego del regreso, la cuarentena, los paseos de la victoria por Estados Unidos e incluso un recorrido por la Unión Soviética en 1970, decidió que no volvería a volar. La fama no era lo suyo, y haber dejado la huella impresa en la Luna no lo más importante. «Los pilotos no se alegran especialmente al caminar: a los pilotos les gusta volar. Los pilotos se enorgullecen de un buen aterrizaje, no de salir del vehículo», explicaba el hombre que renunció a la NASA en 1971 para ser profesor de Ingeniería Aeroespacial en la Universidad de Cincinnati durante ocho años.
Armstrong murió el 25 de agosto de 2012, a la edad de 82 años a causa de complicaciones de cirugía cardíaca.

BUZZ ALDRIN
Antes de unirse a la NASA, el astronauta del Apolo 11, Edwin Buzz Aldrin, fue piloto de caza de la Fuerza Aérea y realizó 66 misiones de combate en Corea. Al contrario que Armstrong, a Aldrin siempre le gustaron los medios de comunicación y fue habitual verlo en programas de entrevistas e incluso apareció en «Dancing with the Stars» en 2010. Hoy, a sus 89 años, sigue participando de todo tipo de conferencias relacionadas con el espacio.
Casado tres veces, y divorciado otras tantas, en algún momento de su vida con problemas de depresión y con el alcohol, este ingeniero mecánico es el más viejo de los cuatro de un total de doce que estuvieron en el satélite y que siguen vivos.

CHARLES CONRAD
Charles Pete Conrad fue piloto de pruebas de la Marina antes de entrar en el cuerpo de astronautas en 1962. Se trata del tercer hombre en llegar a la Luna: lo hizo cuatro meses más tarde que el Apolo 11, en noviembre de 1969. Al lograr el hito, dio muestras de su jocosidad y de su altura al comunicar, para que lo oyeran desde todos los aparatos de radio y televisión del mundo, la frase: «Sería un paso pequeño para Neil, pero ha sido uno grande para mí».
Se retiró de la NASA y la Armada en 1973 y comenzó a trabajar para American Television and Communications Company y luego para McDonnell Douglas. Conrad murió el 8 de julio de 1999 en un accidente de motocicleta a los 69 años.

ALAN BEAN
Piloto del Módulo Lunar de la Misión de Aterrizaje Lunar del Apolo 12 en 1969, Alan Bean fue el cuarto hombre en caminar sobre la luna. Fue también el comandante del Skylab Mission II en 1973, que pasó 59 días en vuelo. En total, registró 1.671 horas y 45 minutos en el espacio. Junto a Conrad instalaron la primera estación de energía nuclear para proporcionar la fuente de energía en la Luna.

Se retiró de la Armada con el rango de Capitán, pero continuó entrenando astronautas en la NASA hasta 1981, cuando pasó a dedicarse de lleno a su pasión: la pintura. Murió el 26 de mayo de 2018 a la edad de 86 años tras una repentina enfermedad.

ALAN SHEPARD
Alan Shepard consolidó su lugar en la historia mucho antes del programa Apolo. Piloto de prueba de la Marina de los Estados Unidos, fue seleccionado como uno de los astronautas originales del programa Mercury en 1959. Shepard fue el primer estadounidense lanzado al espacio a bordo de la nave espacial Freedom 7, el 5 de mayo de 1961 -después del soviético Yuri Gagarin-.

Tras una pausa a causa de un problema en el oído interno, fue asignado como comandante de la misión del Apolo 14 a la Luna. De carácter recio y serio, sorprendió a todos cuando en plena emisión televisiva del paseo lunar, sacó, de nadie sabe dónde, un palo de golf y dio un par de bolas para regocijo de los amantes de este deporte. Murió el 21 de julio de 1998 a la edad de 74 años a causa de una leucemia.

EDGARD MITCHELL
Miembro del equipo Apolo 14 junto a Shepard y el piloto Stuart Roosa con quienes marcaron el récord de la estancia más larga en la superficie lunar con 33 horas, Ed Mitchell entró a la NASa en 1966.

Fue quien realizó el paseo lunar de mayor duración, con 9 horas y 17 minutos. Tras abandonar la NASA, alcanzó cierta relevancia por su firme defensa de los fenómenos paranormales y los ovnis.

Murió el 4 de febrero de 2016, víspera del 45 aniversario de su aterrizaje lunar, a causa de un cáncer de riñón.

DAVID SCOTT
Seleccionado como astronauta en 1963, voló con Armstrong en la misión Gemini 8 y fue piloto del módulo de comando en Apolo 9. Con la misión Apolo 15, que aterrizó en la superficie lunar el 30 de julio de 1971, se convirtió en el séptimo hombre en pisarla.

Scott también utilizó las cámaras en su alunizaje, aunque en este caso no para demostrar sus dotes con el golf. Demostró, dejando caer desde sus manos un martillo y una pluma, que la ausencia de atmósfera provoca que la gravedad actúe igual, independientemente del peso. Ambos objetos cayeron sobre la superficie lunar a la vez.

Se retiró de la NASA en 1977 y trabajó como consultor para varias películas y programas de televisión sobre el programa espacial. Tiene 85 años.

JIM IRWIN
Astronauta desde 1966, James B. Irwin fue el piloto del módulo lunar de la misión de aterrizaje lunar del Apolo 15 y trascendió, además, por su perfil polémico. Al regreso de su alunizaje, se enriqueció vendiendo fotografías del viaje, por lo que la NASA le prohibió volver a volar con el Apolo. Además, fundó un grupo religioso tras su experiencia lunar.
A pesar de ello, su misión duró nada más y nada menos que doce días y llegó a realizar tres paseos lunares. Fue el primer astronauta que recorrió la luna con un todoterreno, el denominado rover.

Murió el 8 de agosto de 1991, a los 61 años de edad a causa de un ataque al corazón.

JOHN YOUNG
Seleccionado como astronauta en 1962, el primer vuelo espacial de John Young fue en 1965. Posteriormente, voló con Charlie Duke y Ken Mattingly, en la misión de aterrizaje lunar del Apolo 16, convirtiéndose en el noveno hombre en caminar sobre la Luna en abril de 1972.

Estuvo 42 años como astronauta activo y fue el único piloto que comandó cuatro clases diferentes de naves espaciales. Debido al desastre del Challenger, este veterano astronauta nunca llegó a realizar su séptimo vuelto, programado para 1986.
Estuvo toda su carrera laboral trabajando para la NASA, aunque los últimos años estuviera en tareas más administrativas. Murió el 5 de enero de 2018 a los 87 años debido a las complicaciones de una neumonía.

CHARLIE DUKE
Fue miembro de la misión Apolo 16, considerada una de las más fructíferas en términos científicos, ya que se realizaron numerosos experimentos. Asimismo, gracias al rover lunar, pudieron traerse a la tierra casi un centenar de kilos de roca lunar.

Tras su misión, abandonó la NASA para irse al mercado privado. Algo más tarde fundó la empresa Charlie Duke Enterprises. En la actualidad tiene 83 años.

EUGENE CERNAN
Aceptado como astronauta en 1963, Eugene A. Cernan fue el comandante de la misión Apolo 17 en diciembre de 1972. Hijo de emigrantes europeos, es uno de los tres hombres, junto a Jim Lovell y John Young, que han viajado dos veces a la Luna. Eso sí, la pisó sólo una vez.

Además de varios paseos lunares (recorrió en el rover más de 30 kilómetros) y de algún que otro experimento, escribió sobre la superficie lunar las iniciales de su hija, T. D. C. Fue el último de la expedición en abandonar la superficie lunar, por lo que, hasta hoy en día, es el último hombre que ha estado en la luna.

Cernan se retiró de la Armada y de la NASA en 1976 y murió el 16 de enero de 2017.

HARRISON SCHMITT
Al contrario que los once que le precedieron en la Luna, Harrison Schmitt no era ni ingeniero ni piloto, sino geólogo. Por tanto, su misión era la de recabar la mayor información posible de la Luna, estudiando su superficie, tarea que ya había realizado en la Tierra con las muestras recabadas anteriormente.

Formó parte de la misión Apolo 17 en diciembre de 1972. En esa última misión de aterrizaje lunar, se convirtió en el último de los astronautas de Apolo en «llegar y poner un pie» en la Luna. Pasó 22 horas y cuatro minutos sobre la superficie lunar. Se le atribuye la autoría de la famosa fotografía «la canica azul», donde se observa una panorámica hasta entonces inédita de la Tierra.

Tras abandonar la NASA en 1975, Schmitt fue elegido senador republicano por Nuevo México desde 1977 hasta 1983. Tiene 82 años.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas