Los cortes de pelo de Úrsula Corberó en ‘La casa de papel’ -
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Soy

Los cortes de pelo de Úrsula Corberó en ‘La casa de papel’

Que la actriz iniciara el rodaje de La casa de papel con un microb y lo termine con un mullet tiene un significado bastante psicológico. Ella misma lo cuenta.

Publicado

el

Los cortes de pelo de las actrices por exigencias del guion son un clásico. No hay nada mejor que un cambio de look para ayudar a construir un personaje y todo lo que ello implica. Pero es menos habitual lo contrario, es decir, que no haya exigencias de guion de por medio sino que sea la propia actriz la que proponga un corte de pelo determinado para definir a de su personaje.

Es el caso de Úrsula Corberó y de su alter ego en la serie de Netflix La casa de papel -a esta alturas, al menos para el gran público, Tokio podía ser su segundo yo-. Se invirtió la secuencia de los hechos. Porque el microbob con flequillo con el que conocimos a Tokio -que tanto dio que hablar en 2017- fue idea suya. Solo suya. Y no por un capricho estético, sino porque ese corte inspirado en la mítica melena de Natalie Portman en El Profesional era para Corberó el recurso que le ayudaría a cambiar la imagen que la audiencia tenía de ella hasta ese momento. Y a juzgar por el transcurso del furor que causó ese bob (y su personaje en la serie), no se equivocaba. Aunque para ella no se trataba de crear tendencia, sino de definir una personalidad con ayuda de su pelo. De hecho, el paso de bob a mullet que experimentó Tokio en la tercera temporada de la serie y con el que culmina el rodaje -el estreno de la quinta temporada ha creado expectación máxima- también fue idea de la propia actriz.

Así lo ha explicado Úrsula Corberó, portada de nuestro número de septiembre, durante la entrevista concedida a Paloma Abad. “Luché mucho por ese corte de pelo -es icónico- y también por cambiarlo en la tercera temporada”, afirma la actriz, que vio claro cómo ese bob inspirado en Natalie Portman del que llevaba fotos a los guionistas, así como de la ropa de Juliette Lewis en Asesinos natos, le iba a ayudar a definir la personalidad de Tokio. “Yo lo tenía clarísimo. Además soy leo y cuando se me mete una cosa entre ceja y ceja soy capaz de hacer lo que sea para convencer a una persona. Me decían que era demasiado. Era rubia por aquel entonces y me propusieron cambiar a morena”, recuerda. Pero el cambio de color no era suficiente para ella.

“El pelo me iba a ayudar mucho con el personaje. Tenía que tener mucha dureza y eso me iba a ayudar a adentrarme más y a sentirme un poco más fuerte. Necesitaba acentuar mis facciones para ser lo más peligrosa posible. Quería borrarle a la audiencia esa imagen dulcificada que tenía de mí”, cuenta. Sin duda, la actriz sabía lo que se hacía. A las pruebas en forma de rotundo éxito -en todos los sentidos- nos referimos.

——————————————————-

También puede interesarte:

• Todo el Deporte en: La Deportiva

Escuchar las notas más importantes en: LT20 Radio Junin

• Escuchar LT20 Radio Junín en VIVO: Escuchar ahora

Suplemento SOY

Más Leidas