Seguinos en
Expo Junin 2019
Expo Junin 2019

Deportes

Los cambios de la AFA y las consecuencias en Sarmiento

Publicado

el

Escribe: Mario Nicolás Uhalt

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Sarmiento, a los cambios lo han llamado

Desde que la AFA ha modificado cuestiones en el ascenso del fútbol argentino, Sarmiento lo ha padecido o ha sido perjudicado directa o indirectamente, más allá de que el último salto a la elite se le dió por los ascensos masivos. Es que en aquél tiempo, el equipo hizo un campañón en la tabla general y si le ganaba a All Boys en la última fecha hubiera terminado 2º.

Cabe recordar que en temporadas pasadas hasta ascendían los tres primeros. El ejemplo concreto es el de la 2012-2013 donde la parte alta de la tabla culminó así: 1º Central, 2º Gimnasia, 3º Olimpo y 4º Sarmiento. No existía las promociones como la de Belgrano frente a River Plate entre otras, donde el 4º la jugaba con uno de Primera; y tampoco el Reducido (como ahora), por eso Sarmiento no tuvo una segunda chance de ascender.

La realidad marca que la entidad madre de alguna manera u otra presiona para que los clubes consigan objetivos concretos, sobre todo a instituciones de historia e importancia. ¿Se imaginan que hubiera pasado con Sarmiento o clubes gigantes como por ejemplo Huracán (por nombrar solo uno), participando en un supuesto torneo «devaluado» por la misma AFA, los medios de comunicación, dirigentes e hinchas?

En el próximo torneo 2019-2020 de la B Nacional no existirá más el campeonato largo sino que volverán los famosos Apertura y Clausura. En síntesis, Sarmiento en este momento ya tendría una estrella más de campeón en el escudo, más allá de que ascenso a Primera División lo tendría que obtener ganando la segunda rueda o enfrentando al supuesto campeón del Clausura.

A partir del próximo semestre más de un equipo «chapeará» con tener una estrella más. En un fútbol tan exitista como el argentino no me queda ninguna duda que lo harán absolutamente todos los que integren una institución y obviamente, los que estén del césped para afuera que al fin y al cabo, son los que quedan y gozan o sufren.

Salir campeón es un hecho que genera hinchas, socios, atrae a sponsors, marketing y demás, teniendo en cuenta que en este deporte los resultados mandan (lamentablemente). Sarmiento ya hubiera dado una vuelta olímpica. Parece increíble, teniendo en cuenta como le cuesta todo al Verde. De hecho tal vez nunca más en la historia se vuelva a repetir, o sí, pero que es difícil, es difícil.

Y, como si fuera poco, se eliminarán los promedios del descenso. Aspecto no menor si tenemos en cuenta que algunos equipos de la B Nacional subieron a Primera y bajaron inmediatamente, conteniendo el mismo promedio de «la gran campaña» pasada para no sufrir el «tobogán» tan temido.
Sarmiento subió 4 veces a la B Nacional y en 3 descendió en las mismas temporadas sin salir último.

Y justamente en estos últimos años el club hizo un esfuerzo enorme para asentar bases en la segunda división y lo logró. De hecho Sarmiento actualmente es el segundo mejor promedio de la categoría, y aunque muchos estén «mal acostumbrados» a que los equipos verdolagas peleen arriba, es algo histórico si miramos un poquito el pasado no tan lejano…en el presente, no le sirve de nada.

Las cartas ya están echadas, y cuando aún se está jugando un torneo que lo tiene a Sarmiento como primero y con posibilidades de ascender. ¿Qué sentirán los dirigentes, jugadores, cuerpo técnico e hinchas de Sarmiento ante todo esto?.

SARMIENTO Y LOS CAMBIOS DE AFA EN LOS ÚLTIMOS AÑOS

En la última década las modificaciones en los certámenes ha sido moneda corriente en el fútbol argentino. En la máxima categoría y en el ascenso. Y Sarmiento, no estuvo exento de las mismas, ya que han sido determinantes en momentos históricos de la institución. En ocasiones las padeció y en otras, ha sabido sobreponerse a la adversidad y pudo salir victorioso.

Si tomamos como referencia hechos explícitamente deportivos, nos podemos remontar a la temporada 2000-2001 de la B Metropolitana. Sarmiento había ganado el campeonato regular de punta a punta, desplegando un gran nivel futbolístico, pero en ese momento la Asociación del Fútbol Argentino, decidió que el conjunto que culmine primero tras disputarse todas las fechas, no sea campeón. De hecho, tuvo que jugar un torneo Reducido con los equipos ubicados por debajo y sufrió la eliminación directa a manos de Temperley.

Ya en el torneo 2011-2012, la entidad madre del fútbol de nuestro suelo resolvió que el certamen de la B Metropolitana sea largo y no corto (como lo era antiguamente con la famosa división entre Apertura y Clausura) comprometiendo el equipo que consiga el primer puesto, ser el mejor en nada más ni nada menos que 40 largas jornadas. Sin embargo, el equipo Verdolaga se destacó sobre el resto y obtuvo el primer puesto una fecha antes de la finalización, cosechando un total de 80 puntos.

En su regreso a la B Nacional (en aquél entonces la anterior ocasión había sido en el 2005), Sarmiento termina el torneo en la cuarta colocación, igualado en puntos con Banfield pero el equipo del sur del Gran Buenos Aires, contenía mejor diferencia de gol por lo que se ubicó cuarto. Vale destacar que anteriormente, la alineación que conseguía el 4º puesto disputaba una Promoción de ida y vuelta con un equipo de la categoría superior, que tenía ventaja deportiva y localía. Sarmiento, no hubiera gozado de ese privilegio. Actualmente existe el Reducido que se juega por el segundo ascendo, pero tampoco existía en aquél entonces.

Afirmado en la B Nacional, la AFA solventa darle rienda suelta al denominado Torneo de Transición Primera B Nacional 2014. El mismo, que fue inédito, se dividía en dos zonas y otorgaba 5 ascensos a Primera División en cada una de ellas. Es por ello que las prioridades cambiaron de repente. El club pasó de disfrutar la tan anhelada comodidad en la divisional, al extremo de que no conseguir el ansiado salto, le hubiera significado un fracaso rotundo porque quedaba en una B Nacional completamente devaluada. Finalmente, lo logró una fecha antes de la culminación.

Tras 32 años Sarmiento regresó a Primera para competir en la temporada 2014-2015, pero con una enorme novedad, los descensos de categoría no serían dos (como lo había sido la mayor parte de los años) sino que 4 y por promedios. Realidad que pintaba un futuro complicado. Pero Sarmiento otra vez pudo darle rienda a la alegría, cumpliendo el gran objetivo de la permanencia, nada más ni nada menos que 4 fechas antes de que se baje el telón de dicho torneo.

Luego del anterior campeonato, con un promedio que alertaba, Sarmiento tenía que revalidar su permanencia en la elite, pero con un formato de torneo que era a “matar o morir”. Un nuevo Torneo de Transición le tocó afrontar. Esta vez, de tan sólo 16 fechas. Y como si fuera poco, tuvo un mal arranque donde dejó pasar puntos importantes en el camino. Posteriormente, el equipo logró enderezar el rumbo y se salvó en el último suspiro con el gol de Renzo Spinaci en Bahía Blanca.

En el sucesivo ciclo (tercera temporada consecutiva en Primera) Sarmiento no pudo evitar el descenso y regresó al Nacional B, donde se encontró con la incómoda primicia que el torneo tendría… ¡6 descensos! y que sería todos contra todos a 24 fechas y no largo, como lo habían sido los últimos. A Sarmiento le costó la vuelta al ascenso. Tal fue así que terminó el año 2017 en la zona roja. En el 2018, la historia cambió y terminó 5º el torneo regular, disputando posteriormente la final del Reducido ante San Martín (T).

Teniendo en cuenta que Aldosivi y el equipo tucumano fueron los que ascendieron a la Superliga, Sarmiento arrancaría con el mejor promedio de la B Nacional en la temporada 2018-2019, con una tranquilidad inédita porque aseguraba no tener el riesgo del descenso por un par de años. Lo que no tenía en cuenta, era que la AFA crearía un nuevo sistema de juego, basado en no contar con descensos ni promedios, ya que a partir de la temporada que viene los descendidos en las categorías de ascenso serán los últimos de la tabla de posiciones.
Queda claro que si de cambios se trata, a El Verde lo han mandado a llamar.

MÁS DEPORTES

Más Leidas