Seguinos en
Expo Junin 2019
Expo Junin 2019

Locales

Los altos precios de los alquileres complicarían la ecuación en la campaña 2019/20

Por: José L. Amado -Periodista Agropecuario-

Publicado

el

En Argentina hay una idea generalizada que indica que el 70 por ciento de las tierras productivas son arrendadas. Teniendo en cuenta lo anterior y ya casi concluidas las labores de recolección de granos en toda la zona norte y noroeste de la provincia de Buenos Aires, se puede indicar que los rindes obtenidos han superado ampliamente los valores históricos de la región.

Si bien esto es del agrado de todos los actores de la cadena productiva, hoy la renegociación de alquileres, pone entre la espada y la pared a los chacareros que producen en predios ajenos.

El titular de la consultora AGROROSARIO, Eduardo Álvarez Pons calcula que “el alquiler de un campo de soja para el ciclo 2019/20 en la zona agrícola central del país costará entre 347 y 435 dólares por hectárea, dependiendo de la calidad del campo y su ubicación respecto a la facilidad de realizar las labores y sacar la cosecha”.

De acuerdo al último informe del Departamento de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Comercio de Rosario la denominada Zona 7 Núcleo Sur, la cual incluye a Junín, los rindes estimados promedios en soja estuvieron en 38,5 quintales por hectárea (3.850 kilos) y en maíz en 105 quintales (10.500 kilos).

Esto permite deducir, siempre y cuando los rindes se mantengan en la próxima campaña, que un agricultor que siembre soja en campos ajenos deberá pagar en concepto de alquiler en la campaña 2019/20 entre 1,6 y 1,96 toneladas del grano por cada hectárea producida. Concretamente, se pagaría la mitad del rendimiento promedio de la soja en una de las mejores regiones agrícola del país.

En las zonas agrícolas de menores rendimientos, los costos en términos absolutos son obviamente más bajos, pero la inversión sigue siendo muy incierta para los chacareros.

“Los altos costos de alquiler de los campos en Argentina amenazan con minar el negocio agrícola en la próxima campaña, lo que pone entre la espada y la pared a los chacareros que producen en predios ajenos en un país en el que el 70% de las tierras productivas son arrendadas”, nos informó Eduardo Álvarez Pons.

Luego de una cosecha récord de soja y maíz en el ciclo 2018/19, muchos agricultores de Argentina dicen que, para que cierren las cuentas, podrían verse forzados a recortar su área de siembra o reducir su inversión, lo que impactaría en la productividad de la nueva campaña.

“Hay que empezar a hacerles tomar conciencia a los dueños de los campos de que hay que bajar los arrendamientos o vamos a tener que empezar a devolver la tierra, porque los números no cierran más”, nos dijo un productor que alquila 2.200 hectáreas en esta zona y que prefirió guardar su identidad.

Según la última edición del informe LatinFocus Consensus Forecast, el promedio de las predicciones de bancos y consultoras locales arroja una inflación estimada para 2019 de 39% y tras una devaluación que hizo despegar los costos de insumos importados, los agricultores que cultivan en campos ajenos deberán usar casi la mitad de su cosecha para alquilar las mejores tierras.

La zona
Esta última campaña se dio una curiosidad, los mejores rindes de maíz se dieron en la región 6 Núcleo Norte, más puntualmente en el sudoeste de Córdoba y en soja en la región 7 Núcleo Sur, puntualmente en la zona que incluye los partidos de Colón, Rojas y Arribeños y en el Departamento de Gral. López al sur de Santa Fe.

La discusión sobre dónde están las mejores tierras del país siempre será una discusión imposible de cerrar. Sin embargo, sí se podría coincidir que quizás sea donde se pagan los más altos alquileres. Por caso en la región denominada “La Colonia” ubicada al noreste de Arribeños (Cuartel 4 y 5), según datos aportados a este periodista se están pagando entre 18 y 20 quintales por hectárea. Aquí se da también otra curiosidad, no son más de 5 los productores que salen a competir por esas tierras.

Pergamino también tiene lo suyo, en este caso, sus mejores campos están en el orden de los 19 quintales de promedio. Colón tampoco que queda atrás, por las mejores tierras colonenses se está pidiendo entre 18 y 21 quintales.

Por su parte, los productores rojenses están pidiendo por sus excelentes campos un promedio de 19 quintales. Lo mismo ocurre en Chacabuco, una zona muy maicera, donde los propietarios obtienen entre 19 y 20 quintales por sus mejores campos.

En cuanto a Junín las cosas son un tanto distintas. Los suelos juninenses tienen características diferentes a los anteriores mencionados y por lo tanto rindes estimados menores. Aun así, por los mejores campos se está pidiendo entre 17 y 19 quintales.

Si usted llegó hasta aquí quizás se pregunte: “Si el negocio de alquilar y producir en campo ajeno es tan riesgoso, ¿por qué están arrendados el 70 por ciento de los campos? Los factores son varios, pero no tengo más espacio, por lo que en una próxima nota trataré de responderle.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas