Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

“Lo voy a salvar porque estoy convencido”

Caruso Lombardi analizó su trabajo futbolístico y les dejó un mensaje a todos los simpatizantes en base al próximo partido.

Publicado

el

Desde la llegada de Ricardo Caruso Lombardi al “Verde”, diferentes medios de comunicación han posado la mirada en el técnico y especialmente en la institución de nuestro medio. Excéntrico, frontal y divertido son algunas de las características afuera de la cancha, de un técnico que ya cuenta con extensa trayectoria en el fútbol argentino y sobre todo en Primera División. El cambio, justamente no solo se efectuó fuera del campo de juego sino también en el mismo, ya que el equipo mejoró notablemente su producción ante el puntero Godoy Cruz y si bien contra Rosario Central no culminó un primer tiempo, el elenco local no lo avasalló en ningún momento a pesar de ser el otro conjunto que se encuentra en lo más alto de la tabla.

Sin duda alguna el próximo partido de Sarmiento ante Independiente, correspondiente a la novena fecha del Torneo de Transición, será fundamental para el equipo y el DT. Es por ello que desde la dirigencia, apuntan a que la gente de Junín y zonas aledañas se acerquen al estadio a concurrir al gran partido que tendrá cita en el estadio “Eva Perón”. Asimismo, el técnico se sumó a este entusiasmo general de cara al encuentro del día domingo y gentilmente se acercó a los estudios de LT20 Radio Junín al programa “Dos Pasiones” y dialogó sobre diferentes temas de la actualidad que involucran al conjunto de nuestra ciudad, también respondió las preguntas que fueron haciendo los oyentes durante el programa, donde en el final se sortearon dos camisetas oficiales de Sarmiento.

La llegada a Sarmiento. Inicialmente Caruso repasó su llegada a la institución juninense diciendo que “sinceramente en ese momento, no miré el promedio ni el equipo que había, pero a mí no me asusta nada. Me gustó la idea y cuando un dirigente me llama, siempre voy y me reúno por respeto. Tuve ofertas de la B Metro, Nacional B, Chile y Colombia, pero yo sabía que iban a caer los técnicos en Primera y me iban a empezar a llamar. Yo no me puedo ir mucho de Buenos Aires, tengo un nene que tiene un año, estaba con la radio y TV, tenía mis cosas particulares y era muy difícil que me vaya. Me reuní con ellos para explicárselo, pero la verdad que al final me cayeron bien y ni hablamos de plata porque primero tenía que estar convencido que podía. Al otro día lo llamé y me decidí, hablé con mi mujer que es de Junín, la convencí y le dimos para adelante. Vine con la idea de poder sacarlo de abajo, no pasa por un tema económico porque yo arreglé un sueldo por cada mes que estoy, no me parecía lógico cobrar un premio por sacar solamente seis puntos y tal vez con esa cantidad te podés salvar. Más allá de que tenemos que estar salvado del descenso, si no sacamos el cincuenta por ciento de los puntos no quiero premio, además sacamos un punto de los seis y el premio va a costar ganarlo. Igualmente va por el amor propio, el coraje de hacerlo y sacarlo adelante. Para mí y mi gente sería un éxito muy grande”.

Motivación. Respecto al mensaje motivador que les trasmite a los jugadores expresó que “a los jugadores les digo todos los días que hay que tener amor propio, porque de esa manera yo voy a tener un montón de clubes para seguir dirigiendo y ellos van a poder seguir laburando acá o en otros clubes. Tenés un montón de clubes que van a poner la vista en un equipo que levantó y porque son jugadores que salvaron a Sarmiento. Les hago ver muchas cosas a los jugadores para que tengan en claro que tenemos muchas cosas por ganar, aunque yo tenga más para perder que para ganar viniendo, pero no estoy pensando en eso porque siempre tengo mentalidad ganadora. Para mí la palabra perder no existe, perdimos con Central, lo dejé pasar porque habíamos llegado hace cinco días pero yo quiero ganar siempre, es una constante mía. Yo me siento siempre ganador, nunca voy de perdedor a ningún lado. Es como cuando estás en un boliche, sí pensás que todas las mujeres te van a decir que no, tenés que tomarte cuatro wiski para que te digan que sí y no es así”. Inmediatamente después dijo que “tengo que laburar, darle todas las energías a los jugadores y decirle todo lo que va a pasar en el partido. Después a la hora del encuentro es mentira que ganan los jugadores y pierde el técnico, porque ganamos todos y perdemos todos, cuando perdemos estamos todos tristes y cuando ganamos un partido están todos contentos. Junto a mi cuerpo técnico, al jugador le damos todo lo que podemos, después la pelota puede pegar en el palo y no entrar. El equipo tiene problemas para hacer goles, tenemos muchos problemas, pero lo estamos arreglando con trabajo y mejoramos mucho. Hay cuatro chicos que van a jugar en Reserva que los veo muy bien y le estamos metiendo”.

Episodio en Rosario. En relación a la agresión que sufrió el plantel en una estación de servicio de Rosario, producida por juninenses una vez finalizado el encuentro ante Central, el mismo opinó que “era más fácil llamar a Fernando (Chiófalo) y decirle me voy a mi casa. Decirle yo no estoy para pelear a los 54 años, me sacaba el quilombo de encima y me iba tranquilo pero no soy así. Hablé con uno de los que estuvimos en el lío, si hubiera pasado algo más grave era mucho peor, pero no podés dejar todo porque sí porque me parece que es de cagón. Tengo esas reacciones cuando me dicen algo feo a mí o a los jugadores, pero eso no quiere decir que aproveche el momento para borrarme, no lo haría nunca pase lo que pase. Faltan ocho partidos, salga campeón del mundo o salga último voy a ser igual y voy a dar la cara. Nuestro trabajo es así, ser honesto, sacar esto adelante, ocho veces me fue bárbaro y una me fue mal. No le tengo miedo a nada. Cuando me pasa este tipo de problema, me enojo, laburo más y le doy para adelante porque tengo amor propio. A los jugadores les digo ´Las pelotas voy a descender´ y para que me saquen descendido nos tienen que sacar muerto a mí y a ellos”.

Anécdota. El entrenador recordó una anécdota en el fútbol y comentó que “la mejor ovación que recibí en mi vida, fue en el descenso de Quilmes en el año 2011, porque hicimos todos para salvarnos. Fue una ovación tan grande que el partido terminó a la siete de la tarde Y nos fuimos a la una de la mañana porque la gente no nos dejaba ir. Cuando vos te vas con la cabeza arriba, nadie me puede patear en la calle porque hice todo por Quilmes”.

Convencimiento. Seguidamente, Caruso se refirió a su seguridad para dejar al equipo en la máxima categoría del fútbol argentino, pero aclaró que “lo voy a salvar porque estoy convencido, siempre que no haya nada raro porque ataqué a Julito Grondona, Meizner y Cocco que les hacen muy mal al fútbol. De la gente de Sarmiento no puedo decir nada, me dan todo para entrenar, los jugadores se están entrenando a full y si no pueden hacer más es porque no pueden no porque no quieren. Si me perjudicás en un partido o beneficias al que está peleando conmigo en otro partido, para tumbarnos a nosotros, así es muy difícil. La AFA está en ebullición y dicen ¿a quién cagamos?, vamos a cagar a Sarmiento total no pasa nada y son de afuera. Eso no lo voy a permitir, porque voy a estar con los ojos a mil por hora en todas las canchas y si me perjudican voy a salir con un megáfono a hablar”.

Mensaje al hincha. Por último les dejo un mensaje al hincha de Sarmiento diciendo que “el domingo tienen que llenar la cancha, ver la manera que pueden entrar, hacer dos por uno lo que sea, pero hay que reventarla. Al equipo le faltan cosas, tenemos limitaciones pero la gente nos puede ayudar gritando, el jugador cuando se siente alentado es una cosa y cuando se siente reprobado es otra. Si esperan que le erren a la pelota o que si el equipo va perdiendo y no se sienten apoyado por la gente, el jugador se muere. Necesitamos que la gente nos aliente hasta el minuto 95 y después si las cosas salen mal que nos recontra puteen si tienen ganas, pero hasta la hora que termine el partido que nos ayude porque lo necesitamos. Tenemos cuatro partidos de local, con Colón, Tigre, Patronato e Independiente, tienen que copar la cancha y demostrar porque está en Primera Sarmiento”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas