“Lo importante es la parte humana” - La Verdad Online de Junín, Buenos Aires, Argentina
Seguinos en
Pronto Pago
Pronto Pago

Deportes

“Lo importante es la parte humana”

Eduardo “Chiche” Jápez repasó su extensa y rica carrera como entrenador, habló sobre el básquet argentino y su actual club, Estudiantes de Concordia.

Publicado

el

El juninense Eduardo Jápez habló con LA DEPORTIVA sobre su extensa carrera como entrenador de básquet, desde sus comienzos, su exitoso período en las selecciones juveniles de Argentina hasta la actualidad en la Liga Nacional con Estudiantes de Concordia.
En el inicio de la charla “Chiche” detalló su recorrido como entrenador: “Empecé como monitor en el club Los Indios de Junín, luego tuve un paso por las selecciones de minibásquet de Junín, en la Asociación estaban Pontelli, Gandolfo y Henestrosa.. Estuve con Daniel Jaule como asistente y después me fui a La Plata. Dirigí femenino en Universal y aparecieron trabajos de formación masculina en Gimnasia de La Plata, en Banco Provincia y a partir de ahí entré un poco en el camino de las divisiones formativas en la Selección platense de básquet. Tuve interrelacion con Provincia de Buenos Aires y a partir de ahí salió la posibilidad de la Selección Argentina en lo que fue el proceso de formación, en colaboración allá por 1999 y después fuertemente con un trabajo efectivo en la Confederación Argentina desde el 2007 al 2014, ya cumpliendo una función clara y específica dentro de formación. Después apareció Argentino de Junin en 2003 con un excelente reclutamiento que hicimos con un montón de jugadores, lo digo en plural porque fue parte de la dirigencia y colaboradores con Osvaldo Caliri, “Fito” Di Marco y “Dady Di Marco, y se hizo un proyecto interesante con los entrenadores que trabajamos: Raùl Azpelicueta, Jorge Epifanio, Diego Camún, Carlos Cavalleri. Luego ya empezó un paso esporádico en la Liga Nacional, el profesionalismo en Argentino de Junin, Boca Juniors como asistente técnico, 2013/14 Boca como asistente, en la 2015/16 asistente de Silvio Santander en Quimsa donde salimos campeones, en el 2016/17 asistente de Quimsa y de ahí hasta la fecha dos temporadas en Argentino de Junin como entrenador jefe y ahora dos temporadas como entrenador de Estudiantes de Concordia. Además infinidades de campeonatos con la Selección Argentina, a nivel sudamericano y cinco mundiales de formación.”

¿Qué es lo que más recordas como entrenador?
“La verdad que todos me marcaron, porque ese pasaje que yo tuve es una recopilación a lo que yo quiero de mi identidad como entrenador jefe, entonces de todos esos procesos siempre uno fue sacando muchas cosas de otros entrenadores y te puedo asegurar que estuve con muchos, conviví con Julio Lamas, Rubén Magnano, “Caco” Bualó, “Che” García, Alejandro Lotterio, Carlos Duro, Enrique Tolcachier y muchos más entrenadores de jerarquía y bueno, uno siempre va sacando algo, pero lo más importante es la parte humana y lo que rescato es la cantidad de mensajes que uno recibe, no solo de entrenadores sino de jugadores, entonces eso es lo gratificante. Parece soberbio o egoísta decirlo pero tuve ese privilegio de trabajar con esos entrenadores. Está bueno de ellos siempre sacar cosas puntuales y hoy estaba hablando de tomar charlas y dar charlas, no solo a nivel nacional, sino que sudamericano también y ahora con el tema del zoom se puede acceder. Eso me lo dio la Selección Argentina, la formación esa, son muchas cosas que uno va disfrutando y aprende.”

¿En el básquet hay una diferencia de estilos como en el fútbol?
“No, me parece que nos vamos adecuando al estilo y al juego moderno, en estos 20 años de selecciones nacionales pasaron cuatro entrenadores. Cada uno pasó su tendencia y su estilo. Todos fueron asistentes de todos y cada uno tiene su estilo propio, pero el ADN de la Selección Argentina es el mismo porque en definitiva si escuchas una charla de Vecchio, Magnano, Hernández o Lamas todos hablan de una identidad, me parece que es un estilo que tenemos en el mundo, así que la escuela de Argentina existe, somos privilegiados en ese sentido.”

¿Qué cosas cambiaron para bien y cuales para mal?
“Yo lo que noto es la velocidad de ejecución, hoy la velocidad en la cual se juega ha cambiado y mucho, para bien, entonces nos tenemos que ir ajustando a la distintas realidades con respecto a jugar a las posesiones. Hoy el básquet se juega a muchas posesiones cuando antes no era así. La dinámica de juego hizo que cambien muchas cosas, la parte técnica, de no estar tan en el sistema de pausa con respecto a lo individual, entonces hoy se hacen mucho más ejecuciones rápidas, y bueno eso es lo que ha cambiado, y todos los estamentos, porque la preparación física, que fue una evolución importante en el básquet. Hoy llevar a cabo a un equipo profesional desde la preparación física es totalmente distinto a épocas anteriores porque he pasado por varios y te puedo asegurar que han cambiado el estamento rotundamente.”

¿Cómo se manejan con Estudiantes de Concordia?
“Estamos en una situación incómoda, expectante respecto a lo que significa la tabla de posiciones. Nosotros jugamos el último partido con Libertad de Sunchales a puertas cerradas y luego cada uno emprendió su regreso, los extranjeros se volvieron uno a Canadá y otro a Estados Unidos y te puedo garantizar que si esto se reanuda no creo que vuelvan por una cuestión presupuestaria, después tenemos dos jugadores uruguayos, uno con un protagonismo importante en el equipo, volvieron a su país y también se va a generar una dificultad con el tema de si abren las fronteras, y bueno los jugadores nacionales solo hubo dos que se quedaron en Concordia y el resto regreso a su ciudad de origen. Nosotros a traves de la plataforma Zoom tenemos semanalmente un contacto con todo el equipo, desde situaciones que plantea el preparador físico, psicólogo, luego estuvimos charlando de lo deportivo y los técnicos vamos pasando situaciones sobre la parte de los partidos. La llama y el fuego la tenemos permanente. La primera realidad es la salud, como corresponde y también de todos los que formamos el estamento, hay que mantener la calma. Habrá muchos cambios y tendremos que ver qué queda después de todo esto. Queremos que la parte deportiva se juegue como tal, no queremos sacar provecho de esta situación y sí que la temporada se termine. Nosotros jugamos uno de los dos partidos que se disputaron a puertas cerradas de la Liga Nacional y realmente no le hace bien, no es espectáculo ya que no hay gente, los dirigentes lo saben. Argentino de Junín o Estudiantes de Concordia tienen realidades parecidas y el esfuerzo que hacen los dirigentes para solventar el equipo profesional, y por eso es importante cuidar las instituciones.”

¿Qué cosas hay para resolver?
“Hoy los clubes están tratando de cumplir, esa es la situación. Están trabajando para resolver lo mejor posible. No queda otra que tener paciencia, ya pasaron muchos días de esto y no sabemos cuándo va a terminar. Dejame saludar a todos los entrenadores y que sigan con ese compromiso y esa pasión por el básquet”.

Todo Chevrolet

Más Leidas