Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Llegó la fuente de cobalto al HIGA

Tras cinco años fuera de funcionamiento, el Hospital podrá retomar el servicio para toda la región.

Publicado

el

La fuente de la bomba de cobalto llegó ayer al Hospital Interzonal “Abraham Piñeyro”, para posibilitar el retorno de un servicio que está paralizado desde hace más de cinco años y beneficiará a vecinos de toda la región.

Macro Recargas

La esperada noticia se concretó ayer por la tarde y se anunció que se pondrá en marcha a la brevedad, para cumplir con la función médica y social de brindar un tratamiento fundamental y de difícil acceso para muchas personas.

Este es un punto clave para la participación del centro asistencial juninense de la red de atención oncológica de la provincia de Buenos Aires.
El trabajo de extracción de la nueva fuente y el ingreso de la nueva se puede realizar en apenas 24 horas, pero después hay que seguir varios pasos para habilitar el nuevo servicio. Por un lado está INVAP, que produce la fuente de cobalto, y por otro la ARN, que es la Autoridad Regulatoria Nuclear en Argentina. “Cuando ellos convaliden el proceso, estamos en condiciones de usarla”, había anunciado hace unos meses la directora adjunta del HIGA.

Una larga historia
La bomba de cobalto fue comprada gracias al aporte de los juninenses hace algunos años atrás y se mantuvo en funcionamiento durante algún tiempo, hasta el año 2013, cuando la fuente se agotó.

En su edición del 15 de febrero de 2013, LA VERDAD daba cuenta de esta situación: “La bomba de cobalto del servicio de Radioterapia del Hospital Interzonal de Agudos Abraham Piñeyro (HIGA) dejó de funcionar. El motivo: el agotamiento de la pastilla de cobalto que permite su trabajo. Con esta situación cientos de pacientes sin recursos de toda la región se quedan sin un servicio indispensable para su recuperación”.

Después de varios gobiernos y gestiones realizadas incluso desde instituciones comunitarias locales, al fin se pondrá en marcha un servicio indispensable para cientos de personas de toda la región, que asisten al HIGA como centro asistencial de referencia del noroeste provincial.

Nuevas faltas
Ahora, la dirección del Hospital tendrá como misión gestionar un nuevo digitalizador de imágenes, un problema de larga data que el jefe del servicio de Radiología, Adrián Pérez, viene reclamando desde hace años.

“Estamos trabajando con el sistema viejo de revelado, un sistema húmedo con películas radiográficas: con fijador, revelador y secador, volvimos 30 años para atrás por la incapacidad de entender que el digitalizador tiene que estar acompañado por otro”, explicó el profesional.

También, desde hace un largo tiempo el HIGA no cuenta con un tomógrafo, aparato esencial por ser el Hospital el lugar obligado de derivación para pacientes traumatizados en la vía pública.

Haciendo Obras 2

Más Leidas