Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Lisazo: “Vanina merece Justicia”

La denuncia sobre una presunta mala praxis en el Hospital Interzonal donde falleció Garay tras un accidente de tránsito se encuentra en desarrolla y la fiscal secuestró la historia clínica y ordenó nuevas pericias

Publicado

el

El accidente que Vanina Garay sufrió el 25 de enero pasado cuando cayó de su moto y como consecuencia de un importante golpe en la cabeza debió ser hospitalizada, dio inicio a una causa judicial que con el correr de las semanas se fue ampliando y tuvo un nuevo hito se produjo su deceso.
La Investigación Penal Preparatoria inicial y la posterior recayeron en la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio 1, a cargo de la Dra. Vanina Lisazo.
En diálogo con La Verdad, la funcionaria judicial brindo detalles de los avances y la situación actual relacionada con la averiguación de causal de muerte, calificación de la IPP que se encuentra en plena etapa de instrucción.

Universidad Siglo 21

Accidente trágico

“El 25 de enero me encontraba de turno cuando, Vanina Garay sufrió lo que hasta el momento se ha determinado como accidente. Se hicieron las pericias -sobre todo en la moto- y se trató de una caída. Ella se golpeó en la cabeza, temporal derecho, fue internada en el hospital y donde debieron realizarle una traqueotomía. Luego aparecieron complicaciones”.
Insistió la Dra. Lisazo al señalar que “por un lado está la causa del accidente que está esclarecido”. Lo determinado es que “o interviene otro vehículo, hasta este momento”.
Aún más, “todo el tiempo que estuvo internada – si bien no podía hablar, se comunicaba escribiendo- jamás dijo nada en contrario”.
Vanina Garay “que estaba embarazada, sufrió complicaciones que tienen que ver con la traqueotomía y murió el 14 de marzo”.
Tras su deceso, la “familia hizo una denuncia por presunta mala praxis, originándose el desdoblamiento de la causa”.
Si bien con el correr de las semanas trascendieron planteos que ponían en duda todo lo relacionado con el embarazo, la fiscal explicó que una vez realizada la autopsia, “anatomía patológica forense estableció que el llevaba entre 18 o 20 semanas de gestación -entre el cuarto y quinto mes de embarazo-, y 400 gramos de peso, lo que hacía inviable su desarrollo fuera del útero materno”.
En este punto la fiscal explicó que toda la información “se la brindé a su padre”, para añadir que además “se realizó el estudio de ADN y confirmó que se trataba del bebé que Vanina llevaba en su vientre”.
Sobre la asistencia que por el difícil momento que atraviesa la familia la Dra. Lisazo resaltó que “trabajan tanto desde el Centro de Asistencia a la Víctima de la municipalidad como del Ministerio Público Fiscal y en lo personal he atendido personalmente tanto al padre como a la prima” de la joven fallecida.

¿Mala praxis?

La fiscal Lisazo señaló, respecto de la etapa en la que se encuentra la investigación por presunta mala praxis, que “hay pericias que se están haciendo, en base a la historia clínica secuestrada y al resultado de la autopsia. Además, se tomaron declaraciones de otros pacientes que estaban en ese momento en el Hospital. Se trabaja para ver si el tratamiento que recibió fue el adecuado o no. Cuando Vanina Garay falleció, estaba firmada la derivación a un centro de mayor complejidad. Y no puedo avanzar más porque estamos en plena etapa de investigación”.
Por último y ante los reclamos que se han hecho públicos no sólo a través de declaraciones de familiares de la víctima como manifestaciones por las calles de la ciudad, la Dra. Lisazo aclaró que “el 19 de mayo pasado se presentó un abogado en la causa representando al padre de la joven” pero además, “ no estoy en la vereda contraria. Soy la fiscal y busco la verdad. Todos buscamos la verdad. Vanina merece justicia”.

Haciendo Obras 2

Más Leidas