Seguinos en
Binaria Seguros

Provinciales

Licitan un 33% menos de obras públicas en la Provincia que en 2017

Buenos Aires no escapa al nivel general de caída, aunque en el territorio bonaerense se profundiza más que el promedio nacional.

Publicado

el

Escribe José Jiménez
Agencia DIB

La obra pública ha sido uno de los principales sostenes de Cambiemos: desde su asunción a fines de 2015, tanto Mauricio Macri como María Eugenia Vidal hicieron de ello su principal bandera de gestión, y en los primeros dos años de Gobierno eso se tradujo en índices que le sonreían al oficialismo: el aumento considerable de la actividad de la construcción, las ventas récord de asfalto y otras variables reflejaban esta situación y empujaban un incipiente crecimiento de la economía, que entusiasmaba a algunos analistas con los “brotes verdes”.

Sin embargo, el impacto de la crisis también pegó de lleno en el sector: según estudios privados, en la provincia de Buenos Aires las nuevas inversiones en obra pública cayeron un 33% en los primeros ocho meses de este año, si se compara con igual período del año anterior.

Los datos surgen de un estudio de Gómez Nieto Consultores Asociados, que se dedica a hacer un seguimiento mensual de los llamados a licitación efectuados por los gobiernos nacional, provincial y municipal para el territorio bonaerense. Según esta medición, hasta agosto de este año se habían comprometido obras por $ 34.989 millones, lo que representa un 33% menos que los $ 52.080 millones licitados en igual mes de 2017.

El total de dinero comprometido hasta el momento es un 38% del registrado por la consultora para todo 2017, cuando se licitaron obras por $ 91.286 millones, un número que por otra parte resultó excepcional, siendo un 34% superior al de 2016.

En lo referente a este año, Buenos Aires no escapa al nivel general de caída, aunque en el territorio bonaerense se profundiza más que el promedio nacional. Según el informe, las licitaciones de obras en el país se redujeron un 21% en el período enero-agosto: pasaron de $ 191.293 millones en 2017 a $ 150.172 millones este año.

Con todo, la provincia gobernada por Vidal sigue al frente del ranking de obras licitadas en todo el país, seguida por San Juan ($ 30.081 millones), la Ciudad de Buenos Aires ($ 26.843 millones), Santa Fe ($ 11.026 millones) y Córdoba ($ 9.890 millones).

Un dato que preocupa
La caída del nivel general de inversiones son el reflejo de la crisis económica que atraviesa el país, y permiten predecir un “efecto dominó” en la economía bonaerense, que el año pasado estuvo sostenida por un fuerte incremento en el rubro de la construcción, impulsado por las obras públicas.

Como contó DIB la semana pasada, en 2017 el Producto Bruto Geográfico (PBG) se incrementó un 2,2%, principalmente impulsado por la construcción, que creció el 13,4% gracias a la mayor inversión real del Estado. Esto provocó un “efecto derrame” en otros rubros asociados como la minería, que creció un 9,1%.

Desandando ese camino, la caída del ritmo de obra pública impactará negativamente en la economía provincial, que por ahora tampoco encuentra sostén en la industria o el agro, los dos sectores tradicionalmente más fuertes, también castigados por la crisis y la sequía, respectivamente.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas