Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Liberaron a Duré, que había sido acusada por la muerte de Bearzotti

En fallo unánime, el Tribunal Criminal Oral 1 absolvió a Santa Duré al considerar que su “autoría no ha sido fehacientemente comprobada en el presente veredicto” disponiendo además, el cese de la prisión preventiva y el otorgamiento de la inmediata libertad”.

Publicado

el

La lectura del veredicto comenzó tal como había sido anunciada, a las 12 de ayer, en la sala del cuarto piso del Palacio de Tribunales y estuvo a cargo del secretario del TOC, Dr. Marcos Villalba.

Estuvieron presentes los magistrados Miguel Ángel Vilaseca, Claudia Beatríz Dana y Marcos Cornaglia, la imputada, Sata Duré y su asesor letrado, Dr. Leopoldo Singla.

EL FALLO
En la resolución, se dio por acreditado que “entre las 23 horas del día 30 de Abril de 2016 y las 4 del día 1º de Mayo de 2016, una persona en el interior del domicilio de calle Brown N° 21 de la localidad de Lincoln, atacó aplicándole quince puñaladas al ciudadano Florencio Bearzotti, quien residía en dicho sitio, ocasionándole la muerte para posteriormente forzar un cajón de un mueble tipo escritorio que se encontraba cerrado con llave en el interior de la vivienda, apoderándose de un revolver calibre 32 corto marca Smith & Wesson, y la suma aproximada de $ 7.360”.
Tras considerar las posiciones antagónicas adoptadas por las partes, fueron analizados los aspectos centrales del debate.

Uno a uno, sosteniéndose en los testimonios volcados en la audiencia de debate y las pericias practicadas, fueron analizados los puntos centrales que sostenía la acusación como por ejemplo, la cuchilla secuestrada en el domicilio que ocupaba Santa Duré y el resultado de las distintas pericias realizadas en el elemento, sin encontrar un solo rastro que permitiera sostener que había sido la utilizada para terminar con la vida de Bearzotti.
“En suma- sostuvieron-, de acuerdo al mérito de las probanzas reunidas en autos, y sopesando sus resultados, no resulta posible concluir que la aquí imputada haya sido la persona que llevara adelante la acción endilgada. Y esa falta de certeza, emana un consecuente estado de duda que deja latentes y válidas las argumentaciones del Señor Defensor”.

El Tribunal calificó como “débil la carga probatoria con la que cuenta la acusación, viola las más elementales máximas procesales que afirman que los extremos de la acusación tienen que ser comprobados de una manera tal que resulten evidentes”.

Conforme lo analizado, “se desvanece agonizante la acusación que pesa sobre la acusada, que no logró superar ese primigenio estado de “sospecha”, sin siquiera a mi entender avanzar hacia la “probabilidad”, y muy lejos se está de “la certeza”.

Por lo expuesto, consideraron que la “autoría no ha sido fehacientemente comprobada en el presente veredicto”

LA SALA
La Lectura de los puntos centrales de la resolución judicial fueron seguidos por Santa Duré, quien se mantuvo inmutable y ya cuando la retiraban de la sala de audiencias, aún esposada, le agradeció al Dr. Leopoldo Singla.

Sola, sentada en las butacas que habitualmente ocupa el público, la sobrina de la víctima y propietaria de la vivienda en la que habían asesinado a su tío.

Cuando los magistrados se retiraron, hizo lo propio, con la carga emocional que significó haber escuchado el fallo y sin pronunciar una palabra.
Mientras tanto, la muerte de Florencio Bearzotti continúa impune.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas