Seguinos en
LT20 Radio Junín

Nacionales

Las mujeres ocupan solo un tercio de los cargos judiciales en todo el país

El fuero más desigual es la Justicia Penal: el 80% de los jueces penales designados desde el año 2000 hasta la actualidad son hombres.

Publicado

el

El 67% de los magistrados nombrados en las últimas dos décadas son hombres, una tendencia que, se mantuvo durante los últimos tres años.

De acuerdo a un relevamiento publicado por el diario La Nación, el nombramiento de jueces, fiscales, defensores y secretarios letrados hombres fue del 65% desde 2016 hasta la actualidad.

El fuero más desigual es la Justicia Penal: el 80% de los jueces penales designados desde el año 2000 hasta la actualidad son hombres.

En los últimos tres años, la diferencia se redujo, aunque se mantiene la brecha, con el 72% de los jueces penales hombres.

La distancia entre hombres y mujeres aumenta a medida que sube la escala jerárquica.

La situación se replica en los principales tribunales penales del país: solo una mujer integra la Corte Suprema y solo una mujer ocupó la Procuración General desde la vuelta de la democracia.

En tanto, uno de los 12 juzgados federales de la Capital está a cargo de una mujer (nombrada en los años 70) y son clara minoría en las instancias revisoras.

Solo uno de cada cuatro cargos penales (jueces, fiscales, defensores y secretarios) es ocupado por una mujer.

Las designaciones de jueces se realizan, en la mayoría de los casos, por concurso.

Primero se rinden exámenes (con entrevista incluida), después el Consejo de la Magistratura elige una terna entre los mejores promedios y la eleva al Poder Ejecutivo, que, finalmente, elige un candidato para elevar su pliego al Senado.

La desigualdad de género en la Justicia Federal se repite también en otros fueros, como el contencioso administrativo: el 73% de los magistrados (jueces, fiscales y defensores) nombrados en las últimas dos décadas son hombres.

En los juzgados federales de primera instancia, los hombres ocupan el 52% de las designaciones, mientras que los camaristas hombres llegan al 65% y ocupan el 80% en los tribunales orales.

En tanto, en el fuero civil y en el comercial la paridad de género es casi total.

En las últimas dos décadas, el 44% de los jueces designados son mujeres, pero ese número aumentó en los últimos tres años hasta el 49%, al borde de la paridad.

El único fuero con mayoría de juezas es el laboral: el 57% de los magistrados nombrados desde 2000 fueron fiscales, juezas y defensoras mujeres.
Y la tendencia aumentó desde 2016 en adelante, con el 72% de magistradas designadas.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas