Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Las instalaciones clandestinas de gas, un tema de recurrente peligro en la ciudad

“No podemos admitir que estas cosas sigan ocurriendo. El riesgo es muy grande si hay instalaciones de gas en malas condiciones. Y las consecuencias pueden ser impredecibles”, manifestó Enrique Mallaina.

Publicado

el

Un proyecto del Frente Renovador a nivel provincial insta a implementar aparatos detectores de gas y monóxido de carbono en las escuelas. La medida surgió debido a la explosión en un establecimiento educativo del conurbano bonaerense que le causó la muerte a dos personas días atrás.
En nuestra ciudad, acerca de lo planteado, Enrique Mallaina, del Grupo Servicios Junín, explicó que estos dispositivos mecánicos y electrónicos están sujetos a sufrir averías y alteraciones.

“Nos confiamos por ahí en dispositivos que pueden sufrir fallas. Los sistemas de seguridad que normalmente están para proteger de situaciones de riesgo son sistemas redundantes. Me confío teniendo un dispositivo pero éste puede fallar. Para estar seguros, estos equipos deben ser calibrados anualmente”, explicó.
Mallaina recomendó que “sobre lo que tenemos que insistir es sobre la información a la población. No es necesario que todos los ciudadanos sepan sobre todo lo referido a gas. Pero sí que tengan conocimientos de conceptos básicos que van a hacer a la seguridad”.
En ese orden, el entrevistado apuntó que “un accidente en gas, una explosión, no afecta solamente al lugar en el que se produce sino que afecta normalmente a todo un radio dependiendo de cómo se dé el episodio. Insisto, creo que hay que buscar que la gente conozca aspectos básicos y qué cosas no deben hacerse”.
El último fin de semana, en un edificio de departamentos de nuestra ciudad ubicado en el complejo FONAVI de la avenida Rivadavia se registró un hecho por el cual dos personas debieron ser hospitalizadas tras inhalar monóxido de carbono a raíz de la instalación clandestina de un calefactor infrarrojo en un pasillo sin salida al exterior.

“Este tipo de cosas la gente las debe conocer, hay muchos que no tienen conocimiento y se dedican a hacer trabajos en los domicilios particulares. Hay modificaciones que se hacen en los hogares que implican riesgos. Las consecuencias pueden ser catastróficas. Al evaluar menores costos muchos acuden a personas que no son especialistas y hacen este tipo de instalaciones que no cumplen con la normativa”, reveló.
Y recalcó que quienes necesiten realizar una instalación de estas características deberán ponerse en contacto con matriculados idóneos, personas capacitadas que se hagan responsables de su propia firma al habilitar una obra.
“A veces hay mucha hipocresía. Por hechos así se pueden hacer denuncias penales, la gente puede y debe accionar. Muchos se sienten estafados pero muchos otros terminan siendo cómplices. El riesgo es muy grande si hay instalaciones de gas en malas condiciones. Y las consecuencias pueden ser impredecibles”, subrayó Mallaina.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas