Seguinos en
Binaria Seguros

Provinciales

Las “horas extras” generan tensión en los municipios bonaerenses

Los intendentes hablan de “reordenar”, pero los sindicatos denuncian recorte.

Publicado

el

En medio de las negociaciones salariales y como parte de los planes de austeridad que llevan adelante los intendentes para reducir gastos, las horas extras se pusieron en el centro de la polémica en varias comunas bonaerenses. Y mientras los jefes comunales hablan de “profundizar controles” y de “reordenamientos” en ese sentido, los trabajadores municipales denuncian recortes.

En Chivilcoy, el intendente Guillermo Britos ratificó que romperá el techo del 15% y otorgará un 20% de aumento con cláusula gatillo a los empleados de su comuna, pero por otro lado anunció que avanzará en un reordenamiento de las horas extras.
“Se tendrá un cuidado especial en el cumplimiento de las horas extras y las tareas extraordinarias, todo lo que históricamente se estuvo malgastando” porque “el municipio no puede seguir derrochando ese dinero”, dijo Britos en diálogo con el diario local La Razón.

“Acá no se trata de bajar sueldos, se trata de que simplemente se cobre lo que se trabaja”, consideró el intendente. “Lo que no podemos es seguir regalando horas o montos fijos como se viene haciendo desde hace más de 10 años sin que se cumplan”, agregó.

En tanto en Trenque Lauquen, municipales y concejales de la oposición denunciaron que el intendente Miguel Fernández pretende avanzar en un recorte de horas extras del 15%. Al respecto, el alcalde de Cambiemos dijo que viene realizando una “reorganización” en ese sentido y admitió que “todavía hay nichos donde hay horas extras que no son compensadas por horas de trabajo efectivo” tras cuestionar a las administraciones anteriores.

Cabe señalar que la polémica por las horas extras ya estuvo en el centro del debate hacia fines del año pasado, cuando los jefes comunales empezaron a ponerse en sintonía con el pedido de ajuste de la gobernadora María Eugenia Vidal, que implica reducir déficit, frenar contrataciones y achicar deuda. Es que aplicar un esquema para bajar el gasto político es condición para recibir auxilio económico.

En Luján, los profesionales de la salud del hospital municipal denunciaron que el recorte de las horas extras generó problemas en el funcionamiento del nosocomio, desde donde advirtieron que algunos servicios, como las cirugías programadas, debieron suspenderse por falta de personal ante la restructuración de horas.

En tanto, desde el Municipio lo desmintieron: “El reordenamiento significa aplicar las horas que están como contraprestación por parte de los agentes en los horarios que el servicio lo necesita. Que eso signifique o no reprogramaciones, es un tema del jefe de Servicio y de Cirugía”, señaló el secretario de Salud de la Comuna, Ricardo Curone.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas