Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Las consultas por golpes de calor en los niños se incrementan en esta época

“Los que viajan al exterior, en especial a Brasil, deben aplicarse la vacuna contra la fiebre amarilla”, dijo el doctor Talani.

Publicado

el

El verano es una época especial, llena de diversión y descanso, pero también con riesgos ante los que debemos tomar precauciones para cuidar la salud de los más pequeños de la casa.

Macro Recargas

Hugo Talani, médico pediatra, explicó que “si bien las consultas disminuyen un poco respecto de la época invernal, en verano los papás consultan respecto del sol, del uso o no de protector solar, de los golpes de calor, las picaduras de insectos, el uso de repelente, las alergias, las infecciones, las colonias de vacaciones y los viajes familiares. En principio, los chicos no tienen por qué exponerse al sol, es peligroso y, mucho menos, en las horas de mayor exposición solar, entre las 11 y las 16. La consecuencia con el tiempo es padecer cáncer de piel, el envejecimiento de la piel, las cataratas y la deshidratación de los más chicos frente al golpe de calor. El protector solar puede usarse a partir de los seis meses, hay que vestirlos con ropa clara y utilizar sombreros de ala ancha. Las consultas por golpes de calor son frecuentes en esta época”.

“Los que viajan al exterior, en especial a Brasil, deben aplicarse la vacuna contra la fiebre amarilla con diez días de anticipación. Respecto de las picaduras de insectos, se ha modificado el uso de los repelentes desde que existe el brote de dengue en nuestro país. La Sociedad Argentina de Pediatría ya recomienda, a partir de los dos meses de vida, utilizar repelente. Muchas veces, las picaduras pueden ocasionar reacciones alérgicas, urticarias, y se aconseja usar antihistamínicos para evitar que la inflación aumente y también la picazón”, aconsejó.

 

Las colonias y los viajes. Llega el verano y, la gran mayoría de los chicos, concurren a las colonias de vacaciones.

Al respecto, expresó que “hay que estar atento a la pediculosis y se aconseja pasar a diario el peine fino.  En cuanto a los viajes, hay niños en la familia que sufren de náuseas y vómitos. Si viajamos por tierra, muchos sufren de cinetosis, que son trastornos del equilibrio y provocan mareos y, por ende, vómitos. Para evitar la cinetosis, suele darse el Dramamine. Para llevar en el auto, en un botiquín, también hay que preparar antitérmicos”.

Haciendo Obras 2

Más Leidas