Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

Lanare: “Siempre quiero inculcar la parte educativa”

El ex arquero de Sarmiento se refirió a la formación que le otorga a los chicos en su Escuela de Arqueros, como fue el inicio de la misma, los próximos objetivos que tiene y además les dejó un mensaje a todos los jóvenes ligados al deporte. 

Publicado

el

Habitualmente, cuando un futbolista tiene que alejarse de la práctica profesional, se desliga completamente de la actividad deportiva que por años por práctico, en otros escasos casos sigue ligado a la parte dirigencial o en puestos denominados en los tiempos modernos como “Manager Deportivo” y las últimas posibilidades restantes, son las que siga su curso como director técnico o que finalmente esté ligado a la formación de los chicos de las divisiones inferiores. Este último caso, es el que se le puede atribuir sin dudas a Diego Lanare, criado por sus padres Luis y Noemí junto a su hermano Guillermo, a cuadras de la cancha de Sarmiento y precisamente allí pudo cumplir el sueño de ser arquero a nivel profesional, donde supo tener un gran nivel bajo los dos palos en el “Verde” cuando corría especialmente los años 2001 y 2002. El mismo, supo reinventarse luego del grave accidente automovilístico que sufrió años pasados y al no poder jugar nuevamente al fútbol, pero sabiendo que llevaba a la redonda en la sangre, decidió inaugurar una Escuela de Arqueros, que primeramente se inició en la localidad de Chacabuco y luego la trasladó a Junín, formando diversos chicos que sueñan con llegar algún día al fútbol grande.       

Lanare, se acercó a la redacción del diario, dialogó amablemente con LA DEPORTIVA y se refirió a la formación que le otorga a los chicos en su escuela, como fue el inicio de la misma, los próximos objetivos que tiene y además les dejó un mensaje a todos los jóvenes ligados al deporte.

 

Superación personal e inicio de la Escuela. Inicialmente, Diego Lanare se refirió al inicio de la Escuela de Arqueros expresando “estaba viviendo en Chacabuco, recuperado en un noventa por ciento del accidente que tuve en la ruta y sentía que necesitaba hacer algo. Nací de nuevo, no podía ni caminar y por suerte me pude recuperar en seis meses.  Jugar al fútbol me era imposible en ese momento, pero por eso decidí formar una escuela de arqueros. Fueron pocos chicos al principio, pero con el tiempo llegué a tener hasta treinta arqueros y la verdad que para mí fue muy lindo. También organicé peñas de arqueros, porque no solamente me interesaba la parte de formación, siempre quiero inculcar la parte educativa, dando un buen mensaje, ya que se están perdiendo aspectos sencillos. Me gusta la parte de docencia, porque la formación hoy en día quedó acéfala y trato de llenar ese lado”.

 

Actualidad. “Ahora estoy trabajando en el Parque con un grupo limitado de chicos porque se me complica, ya que tienen de ocho años en adelante. Además los trabajos son diferentes y me tengo que manejar de una manera particular con cada uno. También entreno arqueros en la localidad de Arenales y estoy en el club BAP hace un año y medio, expresando mi metodología de trabajo en todas las categorías, que eso es muy importante”. Explicó Diego en relación a su actualidad laboral.

 

Progreso. Respecto al progreso que tuvo su Escuela de Arqueros a lo largo de los años, el ex arquero de Sarmiento, Platense y El Linqueño expresó: “El crecimiento se basó en que trabajé de forma humilde, siempre buscando a alguna fuente que sepa o informaciones que sean buenas, realizando congresos o clínicas que me sirvan, viendo videos, formándome cada vez más para brindar mejores entrenamientos y a su vez como siempre digo, las redes sociales sirven si las usamos bien y por eso trato de educar a través de ellas”.

 

Recorrido en la provincia. “Estuve haciendo clínicas desde fines del año 2013 a lo largo de la provincia de Buenos Aires, he ido a 25 de Mayo, Ameghino, Salto, Lincoln, Chacabuco, Teodelina, Arenasa, Robert, Pinto, Bragado y estoy gestionado para ir a Pergamino, 9 de Julio, Rojas, Pinamar y Tandil, llevando siempre la formación y al finalizar los trabajos de arqueros, trato de hablar sobre el respeto, el cuidado personal, porque para ser jugador de primera hay mucho camino por recorrer, no es sencillo”. Resaltó en relación al trabajo que realizó en varias localidades de la provincia de Buenos Aires.

 

Amistad con personalidades. Seguidamente, se refirió a diferentes personalidades con las que ha compartido gratos momentos indicando: “Pasado el tiempo, nos vinimos a vivir con mi señora a Junín, abrí la clínica en la ciudad y fue una alegría inmensa. He llevado a Fernando Signorini y el defensor Débole, que estaba en la Reserva de Independiente y al periodista de Tyc Sports Cristian Garófalo, que es amigo mío y por eso hasta presentó un libro en Chacabuco”.

 

Objetivo. En relación a los próximos objetivos personales, el mismo dijo que “estoy tratando de buscar la formación exacta para que los chicos puedan rendir en cada entrenamiento y sacarle la presión, que es una de las cosas más importantes que tengo en la formación. Inmediatamente después aclaró que “cuando son chicos que juegan de manera amateur, se tienen que divertir, teniendo en cuenta además el puesto, porque goles pavos nos comemos todos y creo que de esa forma se aprende, porque sino es imposible. Equivocarse es una forma de aprender, pero a lo largo de la carrera se van a equivocar millones de veces, pero lo importante es formarlo bien y llevarlo por una misma línea, tanto de educación, respeto y formación en el puesto”.

 

Mensaje final. Por último, el ex arquero del “Verde” dejó un mensaje final. “El deporte es una de las cosas más importante que hay, te saca la mente, te limpia, siempre sin olvidar el estudio y el cuidado personal. Antes de estar en la plaza que los chicos vayan a un club, sabemos hoy porque está la playstation, cumpleaños de 15, la salida. Los entrenadores  tenemos que saber jugar con eso y no prohibirles todas las cosas”.

 

MÁS NOTICIAS

Más Leidas