Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Provinciales

La Provincia pide a gremios que las clases comiencen el 6 de marzo más allá de paritarias

Mientras define la convocatoria para comenzar a discutir esa cuestión, probablemente para la segunda semana de febrero.

Publicado

el

El gobierno bonaerense puso en marcha un operativo para intentar que los docentes garanticen el normal inicio de las clases el 6 de marzo próximo más allá del resultado de las negociaciones paritarias, mientras define la convocatoria para comenzar a discutir esa cuestión, probablemente para la segunda semana de febrero.

«Las clases deben comenzar el 6 marzo y es necesario que se cumplan los 181 días que marca el calendario escolar 2019. Hay que seguir dialogando educadamente sobre todos los temas que hacen a la calidad de los aprendizajes y los salarios, evitando que los alumnos pierdan días de clase», resumió a DIB el ministro de Educación provincial, Gabriel Sánchez Zinny.

De esa manera, el ministro puso el foco en un aspecto conflicto, ya que los 29 días de paro del año pasado dejaron muy lejos la posibilidad de alcanzar la meta de los 180 días de clases como piso del calendario escolar.

La intervención del funcionario, que este año tendrá el rol central en el equipo que llevará adelante la paritaria, se da luego de que los secretarios generales de los gremios docentes irrumpieran el lunes en el ministerio de Trabajo para «exigir» a Vidal un llamado a paritarias «urgente», que el gobierno, según supo esta agencia, analiza formular para la segunda semana de febrero.

El énfasis oficial en el inicio en tiempo y forma de las clases está relacionado con la convicción de que este año la cuestión electoral complicará más las negociaciones con los docentes, una percepción que se potenció luego de que el secretario general de Suteba, Roberto Baradel, insinuará la posibilidad de una candidatura por la oposición, aunque luego lo negó taxativamente.

Por ahora, los gremios vienen advirtiendo con la posibilidad de no comenzar las clases en la fecha prevista si no hay acuerdo salarial, para lo que piden recuperar la pérdida de salario real del año pasado ?un monto sobre el que no hay acuerdo con Provincia- y una cláusula gatillo. El gobierno señala que los estatales, aunque por mayoría, ya aceptaron un 20% en cuotas con cláusula semestral para este año.

En ese marco, el Gobierno planea no limitar su accionar a la discusión paritaria. En cambio, lanzará una ofensiva pública para defender la gestión de Vidal en materia educativa que será mucho más fuerte que las que se conocieron hasta ahora y tendrá uno de sus focos en la maduración de inversiones que se hicieron desde el principio de su mandato y que ahora estarían comenzando a dar sus frutos.

El discurso en ese plano enfatizará que el dato de que desde que asumió Vidal la inversión en infraestructura escolar fue de 20 mil millones de pesos, seis veces más que la que se realizó entre 2010 y 2015, bajo la gobernación de Daniel Scioli. «Para este 2019 ya comenzamos con un plan de obras de refacción y mantenimiento en 2.600 escuelas, destinando fondos por primera vez de manera anticipada», dijo Sánchez Zinny.

Mientras, el Gobierno ajusta detalles y termina de analizar la factibilidad de la otra parte del plan político relacionado con el inicio de las clases, que consiste en realizar timbreos para explicar «cara a cara» a los vecinos la gestión educativa y hasta contempla la posibilidad de realizar una marcha para pedir que se negocie, pero sin afectar el dictado de clases.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas