Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

La primera violencia en relaciones es psicológica

Yanina Pichelli, de la Dirección de Violencia Familiar, habló sobre la importancia de que las víctimas busquen ayuda.

Publicado

el

Yanina Pichelli, a cargo de la Dirección de Prevención y Asistencia en Violencia Familiar del Gobierno de Junín, aconsejó prestar atención a los primeros signos de violencia en una relación, y pedir ayuda.

“Es importante empezar a poner la mirada en la violencia psicológica, que muchas veces es el inicio de estas situaciones”, señaló, resaltando que “nunca puede saberse cuál será el desenlace de un hecho que a veces comienza con insultos, algo muy naturalizado hoy en los jóvenes, o tirones de pelo, que arrancan en el noviazgo como actitudes aceptadas o permitidas”.

“Desde ahí hay que empezar a tomar conciencia que no es normal, hay situaciones que no están bien en ninguna relación. Por eso es importante una detección temprana de casos de violencia, que pueda darse en el noviazgo, y el primer paso para salir es tomar conciencia de la situación de violencia, algo que también lleva tiempo porque es un proceso”, agregó.

Para la profesional, “siempre decimos que en el inicio de una relación estas cuestiones no se muestran, sino que la violencia aparece en forma cotidiana arrancando con insultos, gritos, pellizcones… de a poco se va naturalizando. La idea es no aceptar estas conductas violentas, empezar a hablar”.

Trabajo actual
Desde la Dirección del municipio “estamos trabajando en varias escuelas, con adolescentes, para empezar a desnaturalizar estas conductas”.
“Por lo que ellos nos van contando, con la participación de los chicos, vemos que hay muchas conductas arraigadas y muchas veces llevan a una relación con estas características, aprendidas en el seno del núcleo familiar incluso”, opinó Pichelli, subrayando que “puede haber también otros factores personales o sociales, que hacen a todo esto termine en un hecho violento”.

Alertas
Además expresó que “cuando una persona empieza a tener temor de la reacción de otra, hay que ponerse en alerta, porque el vínculo debe ser de confianza y diálogo”.

“Los primeros pasos son con violencia psicológica que va corriendo límites en cuanto al golpe como segunda instancia, que afecta a la víctima en su autoestima. La violencia actúa lentamente”, remarcó.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas