Seguinos en
Binaria Seguros

Internacionales

La policía busca un “atacante serial” tras cinco bombas, en Texas, EE.UU.

Luego de un reciente ataque el domingo, un quinto paquete explotó en la madrugada del martes en un centro de distribución de FedEx, según medios estadounidenses.

Publicado

el

La policía de Estados Unidos continuaba el martes la búsqueda de un “atacante serial” en la capital de Texas, Austin, luego de la explosión de cinco bombas improvisadas este mes, que dejaron dos jóvenes gravemente heridos, avivando los temores en la población.

Macro Crédito al Instante

Luego de un reciente ataque el domingo, un quinto paquete explotó en la madrugada del martes en un centro de distribución de FedEx, según medios estadounidenses.
Esta vez la explosión sacudió el lugar en la localidad de Schertz, en los suburbios de San Antonio. Una empleada habría resultado herida según las primeras informaciones.

El Washington Post, citando al FBI, reportó que el paquete estaba destinado a Austin.
Las autoridades vincularon el ataque del domingo pasado a otros tres ocurridos en Austin en las últimas semanas, que mataron a dos personas y lesionaron a otras cuatro, destacando un “mayor nivel de sofisticación” en esa explosión.

“Claramente estamos lidiando con lo que por ahora esperamos que sea un atacante serial”, dijo en rueda de prensa el jefe de policía de Austin, Brian Manley, en la noche del lunes.

La primera bomba estalló el viernes 2 de marzo y otras dos habían explotado el pasado lunes 12. Los artefactos explosivos fueron fabricados con componentes de venta libre en ferreterías.
El móvil de los ataques aún no se pudo determinar.

“¿Esto es terrorismo? ¿Está vinculado al odio?”, se preguntó Manley. “Como dijimos desde el principio, no estábamos dispuestos a clasificar esto como terrorismo, como (crímenes de) odio, porque simplemente no sabemos lo suficiente”.

Dos hombres negros de 39 y 17 fueron asesinados al explotar paquetes bomba que fueron dejados en las puertas de sus casas. Una mujer hispana de 75 años resultó herida en la tercera explosión.
Esto planteó la posibilidad de que los crímenes tuvieran una motivación racial.
Sin embargo, el ataque del domingo hirió a dos hombres blancos de 22 y 23 años mientras caminaban en un tranquilo barrio residencial del suroeste de Austin.

Fiesta del Pejerrey

Más Leidas