Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

La pobreza preocupa a sectores de la Iglesia

El padre Pablo Castelnovo aseguró “se agrandó la brecha entre los que más tienen y los sectores de menores ingresos”. Las cifras de la UCA se diferencian del último informe del INDEC.

Publicado

el

Quienes más sufren el flagelo de la pobreza son los niños, investigaciones científicas demuestran que los menores  criados en un entorno de pobreza, con padres de bajos ingresos y escaso nivel educativo presentan una desventaja en sus habilidades lingüísticas al momento de entrar a la escuela. Hay sectores del conurbano profundo y provincias norteñas que viven esta situación desde hace años y nuestra ciudad no es ajena a esa realidad, aunque sin llegar a alcanzar esos niveles.

La pobreza deja fuertes marcas y el padre Pablo Castelnovo, de la Parroquia Cristo Redentor y capellán del G.A 10, quien trabaja activamente en la ciudad, se refirió a los sectores más vulnerables :  “veo realidades muy dispares y entre las grandes ciudades y el interior. Junín tiene barrios humildes en la periferia y hay diferencias con los barrios más céntricos. No sé si acá podemos encontrar indigentes, porque la peor pobreza no es no tener algo para comer sino la pobreza moral, no tener valores, que se manifiesta en una falta de visión y en la falta de dignidad. Lo que observo es que quizá, actualmente, las personas no quieren progresar, no hay metas ni contención familiar. Hay una tendencia a desprestigiar las instituciones, que terminan siendo un ámbito de contención para esta problemática”.

“Un informe de la UCA (Universidad Católica Argentina) expresa que la brecha se ha abierto más y es el gran problema que afecta a la sociedad. En Argentina hay que trabajar con los que menos ingresos tienen, para tratar de nivelar los ámbitos sociales. Son estas diferencias las que traen problemas de inseguridad y la desintegración como sociedad. Se han trastocado los valores, la familia. Antes el problema era el alcohol, pero ahora nos enfrentamos con drogas más duras y al narcotráfico”, finalizó.

 

Informe de la UCA. La Universidad Católica Argentina dio a conocer que el 31,4% de la población se encuentra bajo la línea de la pobreza y el 5,9% de la indigencia. En el conurbano bonaerense el número es mayor y alcanza el 37,4%.

La UCA aseguró que 2017 concluyó con 13,5 millones de pobres y 2,54 millones de indigentes. Los datos se traducen en que el 31,4% de la población se encuentra bajo la línea de la pobreza, y el 5,9% de la indigencia. Las cifras son superiores a los datos del INDEC, que estiman que el porcentaje de personas en situación de pobreza es del 28,6%, aunque la indigencia del INDEC arrojó una cifra superior, con el 6,2%.

Casi la mitad de los chicos de hasta 14 años (48,4%) son pobres en el total de aglomerados, y que el núcleo duro de la pobreza continúa siendo el conurbano bonaerense, donde la pobreza abarca al 37,4% de la población.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas