Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

La planta de Grobocopatel está sin operar y los trabajadores siguen sin ser reincorporados

“La empresa no debe estar al tanto de lo que hace el gerente, señor Castrillón, que está perdiendo el respeto de los trabajadores”, denunció Gastón Borrasca de URGARA.

Publicado

el

A 48 horas de haberse concretado el despido de tres trabajadores de la planta que la empresa Grobocopatel posee en la localidad de Laplacette, el delegado de la Unión de Recibidores de Granos de la República Argentina (URGARA), Gastón Borrasca, volvió a decir que la empresa “no piensa en reincorporar a los empleados ni tiene intención de sentarse a dialogar” para tratar temas pendientes.

Macro Recargas

En esa línea, Borrasca indicó que “hay deuda con trabajadores y estaría pendiente el tema de la reincorporación. Está todo sujeto a diálogo, pero parece que a la empresa lo que menos le interesa es definir las cuestiones que están pendientes”.

El dirigente expresó que “Grobocopatel, en vez de ayudar, colaborar y cumplir con el acuerdo verbal  y el convenio que firmamos en noviembre para que las cosas se resuelvan de la mejor manera, está usando una estrategia que nada tiene que ver con el bienestar de los trabajadores”.

En la sede del Ministerio de Trabajo ser reunieron las partes, por intermedio de sus abogados, pero hasta el momento no se ha podido lograr un acercamiento.

“Si ellos siguen en esa postura que consideran irreversible nosotros nos vamos a quedar por tiempo indeterminado. Estamos usando las herramientas y recursos a nivel gremial, ya hemos tenido contacto con otras delegaciones que se han solidarizado con nosotros. Vamos a seguir hasta que escuchemos alternativas y podamos llegar a un acuerdo para que los trabajadores cobren las horas adeudadas y los salarios como corresponde. Después veremos cómo seguimos”, relató Borrascosa.

“En el transcurso de los días, como responsable de la Delegación Buenos Aires Norte, paulatinamente vamos a ir dando a conocer lo que está sucediendo. El gerente de la planta, el señor Castrillón, está amedrentando a la gente, presionando con las fuentes de trabajo. Cita a los trabajadores amenazados a otros lugares. Grobocopatel y el señor Castrillón son los responsables de esto. Me parece que la empresa Grobocopatel no debe estar al tanto de lo que hace este señor que está perdiendo el respeto de los trabajadores”, denunció seguidamente el entrevistado.

“Nosotros pensamos que los trabajadores han sido despedidos injustamente. Nos preocupa la situación, por eso estamos acá”, subrayó.

La planta de Grobocopatel – que por estas horas no está operativa- se ubica en el kilómetro 184 de la ruta nacional 188, a unos 20 kilómetros de nuestra ciudad. La misma tiene alrededor de 25 empleados que allí cumplen funciones en dos turnos.

 

Haciendo Obras 2

Más Leidas