La mortalidad por un traumatismo grave de cráneo es del 50% - La Verdad Online de Junín, Buenos Aires, Argentina
Seguinos en
Carrera Urbana
Carrera Urbana

Junín

La mortalidad por un traumatismo grave de cráneo es del 50%

El médico neurocirujano Carlos Zanardi destacó que no sólo hay muertes, sino graves secuelas en accidentados, que además modifican la estructura familiar y representan gastos para el Estado.

Publicado

el

El médico neurocirujano Carlos Zanardi se sumó la campaña de concientización para el uso del casco, impulsada desde el Foro de Seguridad Vial. En este marco, alertó a la población: “La mortalidad de un traumatismo grave de cráneo es del 50%”.

Además, señaló que en los casos en que el accidentado se salva, quedan secuelas de distinta gravedad, lo cual representa también una modificación de la estructura familiar que rota para el cuidado del enfermo y significa gastos de importancia para el Estado que podrían destinarse a otras patologías.

“El objetivo de Foro de Seguridad Vial es destacar la importancia del uso del casco. Que nosotros estemos involucrados en esto, habla del fracaso de las medidas preventivas: el mejor traumatismo de cráneo es el que no se produce o el que sucede con un motociclista con casco colocado”, señaló el profesional.

En este marco, apuntó que “este tema debe ser una preocupación de toda la ciudad, de hecho parte de mi intención al involucrarme en esto, tiene que ver con mi rol de médico y de ciudadano”.

“Los recursos en salud son limitados. Destinamos fondos a atender pacientes que resultaron lesionados por falta del uso de casco, los cual podrían haber sido derivados a la atención de otro grupo de pacientes que presentan patologías oncológicas, o con problemas cardíacos, o chicos con problemas de diferente índole”, explicó.

Además, Zanardi remarcó que “el uso de casco y la profilaxis del traumatismo político es algo que excede la política y debemos involucrarnos todos”.

Mortalidad y secuelas

Por otra parte, el neurocirujano aclaró que “la mortalidad de un traumatismo grave de cráneo es del 50%. Un paciente que ingresa con este cuadro al hospital, en coma, tiene un 50% de probabilidades de morir, derivadas del golpe en la cabeza y de todo lo que debe hacerse para mantenerlo con vida”.

“Del 50% que sobrevive, gran cantidad queda con importantes porcentajes de secuelas: dificultades para caminar, para el habla, para el entendimiento, para la visión, entre las más importantes. Esto produce que el paciente que tuvo el accidente, no logre más una inserción laboral como tenía antes”, añadió, y mencionó que “por otro lado, se genera una reestructuración familiar que deriva del cuidado del enfermo”.

“Si bien muchos logran superar el traumatismo de cráneo pero en general, según mi experiencia algún grado de secuela –aunque mínima- siempre existe”, sostuvo.
En este marco, el médico dijo que “la mayoría de los accidentados que llevaban casco tienen lesiones menos graves. Las estadísticas dicen que el casco homologado y atado reduce un 50% la gravedad de las lesiones”.
“No quiere decir que desaparecen los traumatismos de cráneo, pero comparando con el uso del cinturón de seguridad, tendríamos la mitad de lesiones intracraneales”, reflexionó.

Testimonio

Zanardi remarcó que “a muchos pacientes varias veces hay que reoperarlos, para sacar parte del cráneo, reposicionarlo, y uno termina con esto teniendo contacto con el enfermo y su familia. Mi compromiso es hablar con todos ellos para que den su testimonio directo, muy duro y claro sobre lo que pasaron y lo que viven día a día”.

“Veo a diario familias desmembradas, con padres al cuidado de este hijo que por no usar el casco sufrió un grave accidente, muchos debieron dejar sus trabajos y todo esto, si se oye de primera fuente, puede generar cambios de conducta muy importantes”, estimó finalmente.

Más Leidas