Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

La mayoría de los juninenses ya compra lámparas LED y no de bajo consumo

“En 2020 el 90 por ciento de la potencia instalada en iluminación va a ser LED. No hay forma de revertirlo a esto”, sostuvo a La Verdad, José Molinari.

Publicado

el

En medio de la discusión en el Senado de la Nación por las tarifas y la polémica que generó el veto de Macri al respecto, el Gobierno lanzó la campaña “Cambia el foco”, con el propósito de educar a los consumidores en el ahorro de energía mediante el reemplazo de las lamparitas tradicionales por las más modernas de LED, que consumirían 80 veces menos y durarían 15 veces más.
Según la Dirección Nacional de Defensa de la Competencia, a pesar del nuevo esquema de tarifas, en abril el consumo de electricidad en hogares subió un ocho por ciento, lo que se condice con los datos de la Fundación para el Desarrollo Eléctrico (Fundelec) que apuntó, sin embargo, a las elevadas temperaturas del mes pasado, 4 grados por encima de la media como causa del mayor consumo.
Desde el Gobierno estiman que sólo el 15 por de las lámparas son LED y todavía queda un 32 por ciento de halógenas en los hogares argentinos.
En este contexto, el ministro de Producción, Francisco Cabrera, y directivos de las principales cadenas de supermercados acordaron incorporar las lámparas LED que anunció el Gobierno al programa Precios Cuidados.

Transición
“Las lámparas de filamento no se pueden comercializar ni importar desde 2011. Hay excepciones que son de 25 w para abajo que son decorativas”, dijo esta semana a LT 20 Radio Junín José Molinari, propietario de Electricidad Junín y especialista en la comercialización de insumos de esta índole.
“La tecnología LED ahora gasta mucho menos que las de bajo consumo, inclusive. La nueva tecnología ya entró en el mercado hace unos años. En la medida que se fue masificando el LED los costos empezaron a bajar y hoy algunos tienen valores similares a los de una lámpara de bajo consumo. Obviamente que, como en todo, hay calidades y precios diversos”, agregó en el mismo sentido el comerciante.
Las lámparas de bajo consumo equivalen a una quinta parte del consumo de una lámpara de filamento. Y en el caso del LED la durabilidad es mucho mayor a la de bajo consumo, inclusive.
“Todo depende de la tecnología y el nivel de producción. El LED necesita disipar calor, de eso depende la cantidad de vida útil que va a tener. Una lámpara de LED promedio dura alrededor de 15 mil horas y consume menos que la de bajo consumo”, explicitó el entrevistado.
Y aclaró: “Si uno en su casa cambia todas las lámparas por LED no va a bajar el consumo en un 50 por ciento, porque en una casa también hay otro tipo de artefactos electrónicos que hacen al monto global de la tarifa que se paga mensualmente. Si cambiás todas las lámparas de tu casa no vas a pagar cinco si antes pagabas 10”.
Molinari indicó que la mayoría de los clientes se adaptó al cambio tecnológico y a la hora de comprar se inclina por las LED.
“En 2020, estimo, el 90 por ciento de la potencia instalada en iluminación va a ser LED. No hay forma de revertirlo a esto”, concluyó.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas