Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

La Justicia resuelve si dicta la prisión preventiva a Carlos Varela

El hombre, de 40 años, que en la actualidad permanece alojado en la Unidad Penitenciaria 3 de San Nicolás, está imputado por la muerte de Camila Borda.

Publicado

el

En la mañana de hoy, cuando la Jueza de Garantías de turno ingrese en su despacho, se encontrará con el escrito en el que el Dr. Sergio Terrón, titular de la UFIJ 5, le solicita que se transforme en prisión preventiva la detención de  José Carlos Varela.

El hombre de 40 años que en la actualidad permanece alojado en la Unidad Penitenciaria 3 de San Nicolás está imputado por la muerte de Camila Borda, la menor de 11 años cuyo cuerpo fue encontrado en el interior de una quinta del Barrio Ricardo Rojas, la tarde del domingo próximo pasado.

El funcionario del Ministerio Público Fiscal, pudo comenzar a reconstruir las últimas horas de la vida de la víctima y de qué manera se entrecruza con las del violador y asesino.

El resultado de las primeras pericias, la autopsia, el análisis in situ, la declaración indagatoria tomada al imputado, una importante cantidad de indicios de oportunidad, los testimonios aportados por vecinos, familiares y allegados tanto de la menor como del asesino, forman parte de los argumentos utilizados por el Dr. Terrón en su presentación ante la magistrada.

Datos importantes. Hasta el momento estaría probado que Camila Borda salió de su casa en bicicleta, el domingo 25 de febrero cerca de las 11:30 horas  a realizar un mandado.

De acuerdo a los testimonios recogidos y fundamentalmente al aportado por la mujer que la atendió en un kiosco de paredes azules ubicado en el barrio, compró un atado de cigarrillos y se retiró.

Cuando la madre se inquieta porque Camila no regresaba, sale a buscarla y al no dar con ella, aproximadamente a las 13:30 se dirige a Comisaría Primera a radicar la denuncia por la desaparición.

Desde ese momento, en un móvil del Comando Patrullas y acompañada por dos efectivos policiales –un hombre y una mujer -, inician la búsqueda recorriendo calles, plazas y domicilios de personas a las que habitualmente frecuentaba la familia.

El hallazgo de la menor se produjo cerca de las 16 horas cuando los agentes de seguridad llegaron a la quinta de Arias 1559 donde el hoy imputado se encontraba viviendo desde hace aproximadamente 4 meses.

Fuentes allegadas a la investigación sostienen que fue trascendente la actitud del personal policial cuando toma contacto con Varela. Lo encontraron nervioso y evasivo, reconociendo ante todo que se encontraba solo en la quinta y además, que conocía a Camila.

Sin dudarlo, los uniformados ingresaron en el inmueble y comenzaron a recorrerlo hasta llegar al baño del primer piso.

El funcionario corrió la cortina y encontró su cuerpo sin vida en la bañera.

En otra de las habitaciones se ubicó  la bicicleta y en el canastito, el atado de cigarrillos que había comprado ese mediodía.

Cabe destacar que si bien no se habría  podido aún determinar cómo y cuándo se produce el ingreso de Camila al predio, a partir de los  testimonios aportados por la familia se presume que habría sido contra su voluntad dado que la menor era muy desconfiada.

El resultado de la autopsia practicada por la Dra. Mirta Mollo Sartelli ocupa una parte importante en el pedido de prisión preventiva para con Varela.

Trascendió que el horario de muerte de Camila Borda – determinado por la temperatura corporal registrada cerca de las 20 horas -, habría sido entre las 12 y las 13:30.

Los golpes que presentaba eran todos vitales, el más  importante en la frente del lado derecho que posiblemente le haya ocasionado el imputado, para dominarla.

Se establecieron además lesiones internas en la zona abdominal y que el deceso fue como consecuencia de ahorcamiento que le produjo asfixia mecánica por sofocación por lazo.

Si bien el detenido no habló demasiado durante la declaración indagatoria cumplida en las dependencias de la Ayudantía Fiscal de General Pinto,  reconoció que había visto a Camila en el parque de la quinta, junto al perro y no avanzó aduciendo que no recordaba nada más.

Una de las hipótesis que manejan los detectives es que Carlos Varela habría tenido la intención de esperar a que oscureciera para luego ocultar tanto el cuerpo como la bicicleta.

A partir de hoy, la misma Jueza de Garantías que convirtió en detención la prisión preventiva del acusado, deberá decidir si concede la prisión preventiva solicitada por el Dr. Sergio Terrón.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas