Seguinos en
Binaria Seguros

Provinciales

La iniciativa del Gobierno para regular el juego online genera dudas en Cambiemos

La norma abarca a todo tipo de apuestas o juegos de azar que se realicen a través de medios electrónicos. Actualmente existen diversas plataformas que realizan este tipo de servicio, pero al no tener asiento en la provincia de Buenos Aires, no se encontraban regulados.

Publicado

el

La intención del Gobierno bonaerense de regular los juegos online y cobrar un impuesto a la actividad generó dudas entre los socios internos de Cambiemos, que comenzaron a expresar por lo bajo sus inquietudes frente al nuevo sistema.

La regulación del juego online, que implica en los hechos la legalización de este tipo de actividades, está contemplada en el Título VIII de la Ley Impositiva, que ya se debate en el Senado.

La norma abarca a todo tipo de apuestas o juegos de azar que se realicen a través de medios electrónicos. Actualmente existen diversas plataformas que realizan este tipo de servicio, pero al no tener asiento en la provincia de Buenos Aires, no se encontraban regulados.

Para intentar zanjar los impedimentos que suele presentar la regulación de apps electrónicas, cuya zona de radicación suele ser difícil de determinar, la ley propone alcanzar a cualquier tipo de apuestas o conexiones que se realicen desde la provincia. Es decir, cuando cualquier usuario ingrese a la plataforma desde el territorio bonaerense.

La propuesta oficial busca generar una nueva fuente de financiamiento en épocas de restricciones y “ajuste” de las cuentas públicas. Así, el proyecto dispone que las empresas que quieran obtener la licencia deberán pagar un canon que no será menor al 2% de las utilidades brutas (descontando los impuestos), mientras que también tendrán que pagar el 8% a Rentas Generales para acciones tendientes a educación, promoción y asistencia social.

Desconcierto en el oficialismo
Legisladores del radicalismo y la Coalición Cívica (CC) recibieron con sorpresa la medida, y esbozaron algunos cuestionamientos al interior de los bloques parlamentarios, aunque esperan alguna precisión por parte del Ejecutivo antes de hacer pública su postura.

El foco de atención se centra especialmente en la CC, habida cuenta de la postura de Elisa Carrió respecto del juego, principalmente a raíz de su público enfrentamiento con Daniel Angelici, histórico operador del juego en la provincia.

Los “lilitos” están a la espera del regreso de su líder, quien se encuentra en el exterior, para analizar los pasos a seguir. No obstante, ya adelantaron su malestar por la falta de consultas al incorporar dentro de la Ley Impositiva un tema tan difícil de digerir para su espacio.

En este escenario, otro sector del oficialismo defendió la medida, al alegar que se trata de “normalizar una situación que de hecho se está produciendo”. “La situación existe y es una demostración de realismo político. El principio general sigue siendo el de limitar el juego lo máximo posible”, indicó a DIB un legislador de Cambiemos. Sin embargo, los “lilitos” y un sector de la UCR temen que la norma legalice de hecho un nuevo tipo de actividad lúdica que aún no se encontraba regulada.

Por el momento, las partes acordaron esperar a que haya mayores precisiones para opinar abiertamente sobre la medida y, en llegado el caso, poder defenderla frente a los embates opositores.

Licencias
El proyecto del Ejecutivo deja el control en manos del Instituto Provincial de Lotería y Casinos de la Provincia de Buenos Aires, que deberá crear un registro de licencias de juego online, sin la cual no se podrá operar en territorio bonaerense.

También dispone que cada jugador tendrá que registrarse como cliente, dando su nombre real, documento y dirección, además de acordar con la empresa los medios para recibir el premio, en caso de corresponder.

También obliga a las empresas a habilitar una función que le permita al jugador establecer límites de depósitos o solicitar su exclusión temporal o permanente del juego.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas