Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

La Fundación Milagros “no le soltó la mano” al comedor de Las Marías

Marina Montaiuti, mediante una carta, manifestó que el comedor se cerró debido a problemas de salud familiares.

Publicado

el

El pasado lunes 12, el Diario La Verdad publicó una nota realizada a la señora Marta García, del comedor Tía Marta, que funciona en el barrio Las Marías y les provee el almuerzo a unos 45 niños los días sábados. Contó que antes eran ayudados por la Fundación Milagros, pero que ahora “le soltaron la mano. “No sé porque se abrieron, no me dieron ninguna explicación. La Fundación me pidió los datos de todos los nenes que comen en mi casa y se llevó una lista y, esto lo siento no lo sé a ciencia cierta, pero para mí debe estar cobrando algún tipo de subsidio o beca y se lo quedan”.

 

Descargo. Marina Montaiuti, presidenta de la Fundación Milagros, hizo inmediatamente un descargo y escribió una carta abierta a la opinión pública de la ciudad, para dejar en claro su posición respecto de estas acusaciones.

“El 2 de diciembre del año 2017 se abrió la puerta de un comedor en el domicilio de calle Avellaneda al 1888, con el nombre de Tía Huma, perteneciente a Fundación Milagros en Junín, en convenio con el señor Javier Martiarena, esposo de Marta García. El mismo iba a funcionar los días sábados al medio día y nosotros les íbamos a acercar todo lo relacionado a la provisión de mercadería para la elaboración de los alimentos, que consistía en pastas, guisos de fideos y arroz, todos acompañados con carne picada y fruta. También se les proveyó de platos, cubiertos, vasos, manteles, 3 ollas chicas y una olla de 45 litros que fue donada y es utilizada en el merendero de la sede de la Fundación, hasta el gas se les pago para que se cocine”, dice Montaiuti en la carta.

Luego, la carta expresa que “antes de inaugurar el comedor se les pide que confeccionen planillas socios ambientales provistas por la Fundación, con los datos de todos los niños que concurrirían al lugar a los fines de tener conocimiento de quienes lo hacen y los problemas de salud que pudieren tener y, además, llevar un estricto control de lo que hacemos y cómo lo hacemos, las cuales se encuentran debidamente archivadas en nuestra secretaría. De estas planillas nosotros no obtenemos ningún rédito económico como lo dice la señora García. Un día nos manifiestan que los chicos están cansados de ingerir siempre la misma comida y nos pide cambio de menú. Nosotros no recibimos ningún tipo de ayuda, ni donación, por lo cual no podíamos hacer lugar al pedido. Es por eso que decidimos el cierre además de tener un problema de salud con mi otra hija, que me tenía muy preocupada”. 

 

“Nunca le soltamos la mano”. La carta en cuestión sigue diciendo que “al contrario de lo que dice la señora, la Fundación Milagros nunca le soltó la mano, porque el comedor nunca le perteneció. Respecto a sus dichos de que faltamos a nuestra palabra, el día 5 de enero como habíamos prometido, visitamos con los Reyes Magos el barrio y se les entregó juguetes a todos los niños, inclusive a los que ella no quería que les entreguemos por que no pertenecían al comedor, por lo que dedujimos que el interés de ella era tener el comedor y que nosotros la abasteciéramos, cosa que no hacemos aunque quisiéramos porque para ayudar a uno debemos hacerlos con todos que también lo necesitan y no podríamos. También queremos decir que a nosotros nadie nos da dinero para la compra de mercaderías. La Fundación Milagros se sintió difamada, calumniada e injuriada, por lo tanto de seguir en esta posición se harán las acciones legales correspondientes. Fundación Milagros en Junín sigue haciendo por y para la gente, y los animales, ya que poseemos un lote de terreno donde funcionará el hogar para los mismos”.

 

La Fundación. Montaiuti relató que “en marzo comienza los cursos de carpintería, lenguaje de señas, dibujo y pintura, defensa personal, yoga, manualidades con diario, fotografía, tejido crochet y dos agujas, guitarra,  y continúa trabajando el merendero tía Mona. Seguimos recibiendo donaciones de alimentos no perecederos y para mascotas, útiles escolares, artículos de limpieza, ropa de abrigo, y estamos haciendo socios fundadores, aquellos cuyos nombres quedarán grabados en una placa en nuestro proyecto de Escuela Hogar Granja. Los interesados se pueden acercar a Horacio de la Cámara 130, o llamando al teléfono 154 606143 ó a través de la página de Facebook”.

 

 

MÁS NOTICIAS

Más Leidas