Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

La fiscalía pidió cuatro años y seis meses de prisión para Julio Castillo

Se llevó a cabo ayer el juicio por el accidente que costó la vida a la pequeña, de 5 años, en la avenida De la Sota.

Publicado

el

La Dra. Vanina Lisazo, fiscal que instruyó la causa por el homicidio de Morena Molina, solicitó para con Julio Castillo una condena de cuatro años y seis meses de prisión e inhabilitación para conducir por diez años. El representante de particular damnificado, Dr. Jerónimo Torres, el máximo de la pena, es decir, 6 años. Los Dres. Federico Mastropierro y Carlos Torrens, la libre absolución.

Ahora será el titular del Juzgado Correccional 3, Dr. Jorge Cóppola, quien de aquí al lunes próximo, analice lo sucedido durante el debate oral que tuvo lugar ayer y resuelva en consecuencia dictando veredicto y eventualmente una sentencia.

Tal como estaba previsto, apenas pasadas las 10 de la mañana, en la sala de audiencias del primer piso del Palacio de Tribunales, tuvo lugar el debate por el homicidio culposo agravado al que llegó en libertad y en calidad de imputado, Julio Castillo. El conductor del vehículo que el 31 de julio de 2017 atropelló en Intendente de la Sota, a metros de su intersección con Almirante Brown, a la menor de 5 años, Aldana Morena Molina.

Durante 70 minutos, se escucharon los testimonios de cuatro ciudadanos. Todos y en distintas circunstancias se encontraban aquella trágica tarde, en inmediaciones del lugar donde tuvo lugar el incidente vial y fueron relatando ante el magistrado, la experiencia vivida.

En forma coincidente –algunos porque lo vieron, otros por escucharlo-, destacaron la velocidad a la que circulaba el vehículo conducido por el joven Castillo.

Vale destacar que el resultado de las distintas pericias realizadas tras el siniestro, fueron incorporadas por lectura, motivo por el cual nada de ello se ventiló en la sala, si bien por lo especificado tanto por la Dra. Lisazo como por los asesores letrados del imputado, existen dos resultados diferentes del análisis que se desprendió a la hora de definir la velocidad a la que circulaba el vehículo que impactó a Morena.

La pericia oficial habla de entre 40 y 50 kilómetros mientras que la de parte sostuvo entre 80 y 90, diferencia que se tornó central para las partes durante el pronunciamiento de los alegatos.

VANINA LISAZO
Para la Agente Fiscal, “tenemos una autoría no cuestionada y hay tres elementos de la materialidad que tampoco lo están, dentro de lo que se entiende elementos objetivos. Los puntos no controvertidos son la muerte de Morena, la conducción de un vehículo automotor y el darse a la fuga” pero sí lo está “la imprudencia” y “hay varios elementos determinantes para decir que Castillo venía a excesiva velocidad”.

Uno de ellos es “el desplazamiento del cuerpo de Morena en aproximadamente 20 metros y que choca contra otro vehículo que estaba estacionado”. De no haber sido así, “se hubiera podido desplazar a 40 metros, por la inercia del cuerpito” y por ello, de ninguna manera puede definirse que la velocidad era inferior a 80 km por hora” y que se “haya dado a la fuga no lo beneficia a él”.

Cabe resaltar que para la fiscal, el comportamiento del imputado “fue temerario”. “Es cierto que morena cruza en un lugar que no debe y no lo podemos ocultar pero también es cierto que lo pudieron ver, que la hubiera visto si hubiera ido a la velocidad que debía”.

JERÓNIMO TORRES
Seguidamente, el Dr. Jerónimo Torres, representante del particular damnificado, adhirió a la formulación de la fiscalía, y solicitó una condena por “el máximo de la pena que es de y 6 años”.

FEDERICO MASTROPIERRO
Luego, llegó el turno del Dr. Federico Mastropierro quien destacó el “comportamiento en el proceso (de Castillo). Estuvo siempre en libertad, acudió a todas las audiencias a pesar de estar viviendo en Luján.

En cuanto a la velocidad del rodado conducido por el imputado, alegó el abogado que hubo “contradicciones burdas. Lo objetivo es que Castillo circulaba con carnet habilitante, el auto estaba en condiciones, los exámenes toxicológios dieron negativo. Además, la velocidad” quedó establecida en la pericia oficial. Entre 40 y 50 km. por hora en una avenida habilitada para circular máximo a 60.

Sobre la fuga de Castillo tras el incidente vial, el abogado consideró que “huir y buscar impunidad es fugarse y Castillo después del hecho fue a su casa a seis cuadras a refugiarse con su familia y su madre le avisó al patrullero”.

Mastropierro pidió la libre absolución de su defendido y como calificación alternativa, la pena de tres años con libertad condicional”.

TORRENS
Por su parte, el Dr. Carlos Torrens, tras referir que “esto es un debate de suposiciones”, para agregar que “Castillo dice que es sorprendido por una menor cruzando la calle, no logrando frenar, por lo que impacta con el auto de su propiedad y se aleja del sitio por temor a las represalias”.

Continuó resaltando que “De la Sota es una avenida que se caracteriza por el tránsito intenso y no es tan fácil andar a 80 km. La Dra. Lisazo dice “terrible velocidad”, una afirmación temeraria en ese lugar. Un perito habló de entre 40 y 50 km., otro entre 80 y 90. Con cuál perito me quedo? Se preguntó el abogado. “Una imputación tiene que ser seria y bien probada, máxime a esta altura del proceso”.

Insistió en que la “culpabilidad no está probada porque no están probados los perfiles de la culpa y que Castillo tenga antecedentes por mala conducción, no es cuestión a tratar acá. Decir esto es decir que una prostituta no puede ser víctima de delito sexual”.

Sobre el hecho objeto del debate, Torrens sostuvo que “la chiquita cruzó para ir a ver al padre y supongo que ante el vehículo que frenó, se apuró para cruzar y ahí aparece Castillo. Lo que interesa acá es la presencia imprevista de la menor. Castillo no creo ningún riesgo ni resultado penalmente relevante que pueda ser objeto de sanción”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas