Seguinos en
Binaria Seguros

Regionales

La fiesta del cordero, una oportunidad para el desarrollo

Por Natalia Quintana (*)

Publicado

el

La fiesta ya forma parte del ideario colectivo de todos los alberdinos, y también de los que habitamos este distrito de Leandro N. Alem, que nació por la idea de algunos soñadores, entusiasmados por la tradición de estancias que hay en la zona, por las bondades de la carne de cordero, por los carruajes de las familias, por los emprendados de los amantes de lo criollo y por las ganas de trascender de un pueblo. Recuerdo cuando José Luis Pérez siendo delegado compartía esas inquietudes, parecía un poco utópico, seguramente en su pensamiento y en el de muchos estaba esta fiesta consolidada, que cuenta con el apoyo de la municipalidad y la apropiación de instituciones y vecinos y disfrutan miles de personas de la zona y de lugares lejanos cada año.

Es una buena oportunidad para que el Cordero Alberdino al Asador, también sea una ventana para el desarrollo económico. El gobierno Nacional a través de la Ley Ovina sancionada para la recuperación de la actividad, y la provincia de Buenos Aires como adherente hacen que tengamos disponible el programa ovino provincial, que monitorea y financia proyectos, otorga asesoramiento técnico y comercial a los productores que se incorporen, aporte para el mejoramiento de planteles, compra de madres y carneros e inseminación, a través de créditos blandos a 5 años de plazo con 2 años de gracia. Otra parte del programa también asesora a carniceros y frigoríficos sobre los cortes y despostes y también talleres de capacitación para la cocina y el consumo diario de esta carne deliciosa.

La producción de carne ovina creció un 16% durante 2017 en la provincia de Buenos Aires, en este dato debemos apoyarnos para avanzar en una convocatoria a la adhesión de productores locales con escaso capital inicial. En otros distritos de la provincia que han adherido, se han potenciado productores chicos que con el aporte del programa han armado planteles que permiten hacer una unidad productiva sustentable. A eso apuntamos, pero sobretodo a que quien quiera diversificar su producción tenga alternativas.

El INTA a través de su oficina Vedia, articula y provee el recurso técnico, para asesorar y monitorear. La semana pasada asistí a una charla a cargo del Ing. Alejandro Signorelli, quien brindó una muy completa información en COPSA de Juan B. Alberdi a la que asistieron alrededor de 20 interesados, sentando las bases para propiciar un polo de desarrollo ovino en Alberdi y la zona. Estoy convencida que este es el camino.

En la fiesta del cordero se asaron este año alrededor de 550 animales y de haber habido más se hubieran vendido, la carne es muy buena y el precio accesible. Es una oportunidad para sumar a este proyecto a productores locales que con una genética apropiada, estabilización de pariciones, y manejo adecuado logremos que los corderos de la fiesta se produzcan todos en el distrito, abriendo una nueva ventana de oportunidad al desarrollo económico para muchos productores pequeños y medianos.

Es necesario iniciar un proceso de activación de las capacidades locales, de apoyar la asociatividad, de propiciar el emprendedurismo, de articular los recursos locales, el Estado, los bancos, los productores, y como frutilla del postre una fiesta que congrega a 15.000 personas coronando una política productiva asociada a una cultural para que los recursos se generen y se multipliquen en nuestros pueblos, es hora de trabajar para eso y lo estamos haciendo. Es una buena oportunidad para seguir vendiendo, exportar nuestra fiesta y por qué no también los corderos.

(*) Concejal

MÁS NOTICIAS

Más Leidas