Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Locales

La Escuela Rural Nº 5 abre el camino del saber a 18 alumnos

“El edificio en el cual trabajamos no es el original, porque luego de una de las inundaciones hubo que reconstruir sectores y allí se agrandó”, contó la directora del establecimiento Karina Lencina.

Publicado

el

Desde 2015, Karina Lencina es la directora de la Escuela Rural Nº 5 “Patricias Argentinas”, ubicada en Campo Camicia, Lartigau y Puelches, lejos del casco urbano de la ciudad, donde las necesidades y las prioridades de las familias son otras. Allí desayunan y almuerzan, pero trabajan muy bien porque el personal docente y auxiliar tiene una vocación infinita para hacer que todo funcione de la mejor manera posible.
“La escuela se fundó el 29 de septiembre de 1946, pero ya se venía trabajando desde 1904, cuando Camicia había construido un salón y una cocina debido a las necesidades que veía en la zona. Hoy contamos con 18 niños en primaria y compartimos parte del edificio con un Jardín de Matrícula Mínima, que tiene 10 alumnos. Los chicos vienen todos en un transporte que provee la Dirección General de Cultura a través del Consejo Escolar y están desde de las 8, que desayunan, hasta las 12, que almuerzan y se van. Acá somos dos docentes de grado, además de los profesores de área: Inglés, Educación Física, Música y Teatro, más el personal auxiliar, cocinera y portera. Además, como la escuela sólo tiene turno mañana, hay una familia de caseros que hace más de 20 años que la cuida”, comenzó contando la docente.
Para agregar luego que “los chicos están agrupados por ciclo: en el primero tenemos 7 y en el segundo 11. El edificio en el cual trabajamos no es el original, porque luego de una de las inundaciones hubo que reconstruir sectores y allí se agrandó, se hicieron tres aulas y un SUM. Lo lindo de trabajar en estas escuelas es la cercanía con los chicos y también con las familias, ya que los visitamos cada vez que necesitan algo”.
“Los horarios que tenemos son flexibles, porque trabajamos en proyectos con los dos CEF de la ciudad, el 55 y el 126, y los chicos van a la pileta y trabajan en un proyecto de medio ambiente

Seguir trabajando

La docente fue consultada sobre las complicaciones para llegar al lugar, y manifestó que “los días que llueve es muy complicado porque los caminos son de tierra y la trafic no puede entrar. Pero si arreglan bien los caminos, enseguida se retoman las clases, son pocos los días que por esto no pueden asistir a la escuela. Y otra cosa a tener en cuenta, es que no pasamos frío porque los calefactores funcionan bien, a pesar de los fríos extremos que hace en el medio del campo”.
Lencina dijo también que “tenemos una cooperadora que funciona porque la integran miembros de la familia Camicia y también otra gente de la zona que se acerca a colaborar”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas