Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Soy

La dieta y la salud bucodental

Por: María Luz Ferrá (*)

Publicado

el

Lo que comemos y la manera en que elegimos los alimentos que consumimos y le damos a nuestra familia, se ve reflejada no sólo en nuestra salud general, sino también en el estado de salud de nuestra boca y nuestros dientes.

Existen alimentos a los que llamamos «alimentos cariogénicos», que son aquellos cuyo su alto consumo llevará a un mayor desarrollo de caries dental, como son los alimentos ricos en azúcares:

+ Cariogénicos: Caramelos y dulces
Chicles
Mermeladas y jaleas
Gaseosas
Jugos
Chupetines
Azúcar refinada,etc

+ o – Cariogénicos: Chocolates
Alfajores
Helados
Galletitas
Cereales azucarados

Lo ideal, sobre todo en los niños, no es prohibir su consumo, sino educar, enseñar a sustituir los alimentos que producen caries por los que no, y reducir la frecuencia diaria de la ingesta de dichos alimentos.
La frecuencia, es la cantidad de veces que el niño come el alimento cariogénico en el día, que no debe superar las 4 veces, esto es conocido también como «momento de azúcar «.

En cuanto a la elección de los alimentos, si hacemos una visita a un kiosco, cada vez hay más variedad de golosinas, que no sabemos cuál elegir, todo se ve tan delicioso y tentador que atrae a cualquiera. Y ahí es donde podemos guiar al niño en su elección. Será preferible y más beneficioso el consumo de un chocolate, un alfajor, unas galletitas y barritas de cereal, antes que chupetines, chicles o caramelos, o si vamos a consumir jugos y gaseosas siempre será preferible elegir las que no tienen azúcar.

También y sumamente importante en la «prevención de caries» es el cepillado dental después del consumo de medicamentos en los niños, ya que son todos muy azucarados, y quedan adheridos a la superficie dental, principalmente corticoides y broncodilatadores que se usan con tanta frecuencia y son terribles destructores del esmalte dental.
Una dieta variada y saludable que priorice el consumo de alimentos fortalecedores de huesos y dientes como todo tipo de lácteos, carnes, frutas, verduras y cereales, será la clave fundamental.

Una buena elección hace la diferencia… y se verá reflejada en tu sonrisa.

(*) ODONTOPEDIATRA

MÁS NOTICIAS

Más Leidas