Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

La cooperativa ferroviaria de Junín es la única que sigue funcionando en el país

“No pierdo la esperanza de que, algún día, alguien se dé cuenta de lo valioso que es este taller y pueda tener la importancia que se merece”, dijo Pedro Rodríguez.

Publicado

el

La Cooperativa de Trabajo Talleres Junín, COOTTAJ, cumplió 24 años de servicio, de trabajo y de esfuerzo. Dentro de la misma, los trabajadores reparan material rodante ferroviario y, actualmente, están trabajando con un convenio en el mantenimiento de locomotoras chinas.

La cooperativa surge allá por 1994, cuando un grupo de obreros ferroviarios resistió fuertemente el cierre de los talleres y decide seguir trabajando.

Pedro Rodríguez es el presidente desde 1999 y fue quien contó que “la cooperativa se forma cuando, un gobierno elegido por el pueblo da como orden que tienen que cerrar los ferrocarriles. Luego de esto, en todo el país se crean cuatro cooperativas de trabajo y una de ellas es en nuestra ciudad y es la única que sigue funcionando. Fueron 24 años de lucha constante, donde quienes están acá, ya sean socios o personal contratado, pusieron todo. No pierdo la esperanza de que, algún día, alguien se dé cuenta de lo valioso que es este taller y pueda tener la importancia que se merece”.

 

Subsidio. A través de un decreto, la Cooperativa de Trabajo Talleres Junín (COOTAJ) recibió un subsidio que sirvió para el pago de la energía eléctrica. Los cooperativistas tenían un grave problema al no poder enfrentar el pago de los altos costos de las boletas.

“El 2017 fue bastante complicado en cuanto a lo laboral y hemos tenido problemas para conseguir trabajo y el pago de alguno de ellos. El gran aumento de la energía eléctrica fue tremendo para nosotros, nos complicó y, a fin de año, conseguimos a través del municipio un subsidio para el pago de la luz y eso nos dio aire.  La última factura de luz que habíamos recibimos fue de $64.000 y no sabíamos que iba a suceder en diciembre. Al recibirla, que fue de $77.000, vimos  con sorpresa que la COOTAJ estaba alcanzada por una resolución del Ministerio de Producción que nos eximían de pagar. Todavía nos queda un resto para este mes  porque en total nos dieron $100.000 para el pago de la energía. Esto se debe a una resolución que salió en agosto del año pasado y alcanza a varias empresas a nivel nacional. Se nos hace difícil seguir trabajando con estos incrementos en las tarifas y en los insumos, además de que tenemos poco trabajo. No sabemos quién fue la persona que hizo estas gestiones, no tenemos ningún tipo de información. Oficialmente no hubo comunicación, fue en EDEN donde nos dijeron porque la factura venía en 0”, reveló.

 

Conseguir trabajo. Los cooperativistas no consiguen trabajo fácilmente, por eso Rodríguez expresó que “es  muy difícil conseguir más trabajo. Seguiremos luchando y buscamos que alguien se haga cargo del trabajo de esta cooperativa, pero estas son decisiones políticas y no somos nosotros quienes las tomamos. Días pasados se reabrieron los talleres de Mechita y ahí está la mano del municipio de Bragado. Ese taller estaba desactivado y había más de 30 personas que dependían de Ferrobaires. Hoy es una empresa rusa con quien firmaron un contrato para la reparación de vagones y locomotoras. Creo que es necesario que el municipio de Junín se ponga este tema al hombro y trabaje para darle impulso a nuestra cooperativa”.

 

MÁS NOTICIAS

Más Leidas