La Casa del Estudiante en La Plata: recuerdos de otros años y un grupo de amigos que perdura - La Verdad Online de Junín, Buenos Aires, Argentina
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Junín

La Casa del Estudiante en La Plata: recuerdos de otros años y un grupo de amigos que perdura

Marcelo Cammi, quien fuera presidente del Centro de Estudiantes de Junín en La Plata entre 1982 y 1988, sumó un nuevo testimonio sobre lo vivido por un grupo de juninenses más de 30 años atrás en la capital bonaerense.

Publicado

el

Marcelo Cammi, fue presidente del Centro de Estudiantes de Junín en La Plata, actualmente reside en Buenos Aires, viaja regularmente a Junín y trabaja en la industria petrolera.

Esta semana en una entrevista con el Grupo La Verdad reveló detalles de lo que fueron los comienzos de la Casa de Estudiantes de Junín en La Plata y se manifestó dispuesto a “colaborar” con lo que esté a su alcance para poder dar impulso nuevamente a la vivienda que supo albergar estudiantes de nuestra ciudad en la capital provincial.

“La casa comienza a gestarse en el año 1981, con un grupo de estudiantes anteriores a mí. Estaban Carlos Larrosa, Raquel Ramón, Carlos Gómez, Nora Serafino y Eduardo Tenti, que fueron los que primero empezaron a gestionar la posibilidad de tener una casa en La Plata, cuando en Junín el intendente era el doctor Eguren, antes de la democracia”, recordó en principio.

“La casa se consigue en el 82, la compra la Municipalidad de Junín. Ahí comenzó a trabajar la primera comisión directiva, cuyo primer presidente fue Carlos Larrosa. Yo llego a La Plata en ese año, me sumé a la comisión como vocal y empecé a trabajar en el 83 como Presidente de la casa. Ahí empezamos a recibir a los primeros becarios, con un problema que se planteaba porque el nuevo gobierno municipal de Junín miraba de reojo esa adquisición que había sido realizada durante la dictadura militar. De alguna manera, nos tocó defender la posición de la casa porque la querían vender. Pudimos mantenerla pero sin recursos ni aportes extras, todos los gastos corrían por cuenta de la comisión directiva que yo presidía”, explicó seguidamente.

“Nos unimos mucho, trabajamos con Marcela Viora, Andrea Bruno, Blanca Mansilla, Silvina Gallardo -quien era hija de la por entonces Secretaria de Cultura de la Municipalidad y nos ayudó mucho con el mantenimiento de la casa- Oscar Balbi, Ricardo Quintana, Marcelo Quevedo y alguien más que por ahí me estoy olvidando. En la casa vivían entre seis y siete personas, en el momento que comenzamos eran todos hombres: Hernán Basseoto, Diego Abdala, Gaspar García, Horacio Cipolla, Norberto Cianadaio, Gustavo Gregori”, enumeró Cammi.

“Con la comisión directiva nosotros hacíamos evaluaciones de quiénes podían estar o no en la casa en función de los recursos y de las evaluaciones en las escuelas secundarias. Becábamos a los chicos que tenían buenas notas y que por ahí no contaban con los recursos. Teníamos una organización bien sólida, hacíamos entrevistas para ser equitativos y optimizar los recursos. Hacíamos mucho trabajo a pulmón”, contó acerca de la selección que se realizaba para que los estudiantes lleguen a la vivienda de la calle 17 al 1734.

Trabajo y más becas
“La movida fuerte se hizo cuando asignamos becas a mujeres, porque en la casa eran todos varones. Entonces decidimos asignar dinero para que las chicas puedan alquilar por fuera otro espacio. Hicimos bailes en los centros de estudiantes que alquilábamos a La Pampa y Azul, por ejemplo, y organizamos fiestas de fin de año en Junín para poder pagar las becas. También conseguimos una biblioteca gracias al trabajo a pulmón que hacíamos y por las gestiones que realizamos. El grupo tenía como meta poder ayudar a los juninenses, éramos bastante altruistas. Ese era el objetivo, era lo más lindo”, relató en otro tramo de la entrevista con este medio.

“Sabíamos desde hace un tiempo que la casa estaba tomada, y siempre tuvimos la inquietud de arrimarnos a la Municipalidad y ver qué se podía hacer como para retomar un poco el camino. Si a través del municipio, o de lo que nosotros podamos hacer, se inicia algo otra vez yo estoy dispuesto a participar y a apoyar la idea”, adhirió.

Los Cascarudos
“En el Centro de Estudiantes de Junín teníamos actividades deportivas y armamos en esos años un equipo de fútbol que todavía persiste, Los Cascarudos (www.cascarudos.com) que competía en la Liga Intercentro de Deportes. Hasta hoy en día jugamos en distintas provincias y países vecinos, somos un grupo de amigos que persiste y que recuerda todo lo que vivimos en La Plata. Muchos de los que participamos en esto desde 1983 seguimos en la actualidad jugando juntos. Tenemos un montón de recuerdos que siguen vivos”, destacó Cammi.

Más Leidas