La carencia de controles pediátricos es un efecto secundario de la cuarentena
Seguinos en
Radio Junín
Radio Junín

Junín

La carencia de controles pediátricos es un efecto secundario de la cuarentena

En muchos casos, los padres han optado por postergar la visita a los médicos con los riesgos que ello conlleva.

Publicado

el

Por Redacción Grupo La Verdad

Entre las consecuencias de la pandemia, la falta de los controles periódicos de los niños por parte de sus pediatras ha sido un tema recurrente. Las limitaciones al tránsito y los inconvenientes para el normal desplazamiento ha sido un aditamento que ha llevado a la postergación de los controles con los peligros que ello conlleva.

“Se ha insistido tanto en el aislamiento, que es bueno y ha protegido mucho a la población, que los padres han optado por quedarse en sus casas y no concurrir a los consultorios pediátricos”, señaló la doctora Adriana Ávila.

“Desde hace aproximadamente unos veinte días, las sociedades de salud como la Sociedad Argentina de Pediatría, nos ha avalado para hacer controles de niños sanos. O sea que tendrían que ir a control pediátrico regular los niños menores de un año (de dos, cuatro y seis meses) porque es necesario. Es importante porque este período es cuando se desarrolla la vacunación intensiva. Además hay controles que son indispensables como el crecimiento, el incremento del peso, la evaluación de la maduración entre otros puntos relevantes. Por suerte no tenemos circulación comunitaria del virus en nuestra ciudad y hemos tomado todas las medidas: tenemos los turnos bien espaciados, no se amontona gente adentro de la sala de espera, permitimos solamente un acompañante por cada uno de los pacientes, todos tienen que tener su barbijo puesto, todos se higienizan los pies y las manos al ingresar al consultorio o sea que se toman todas las precauciones necesarias”.

Adaptación al aislamiento
Entre los problemas suscitados por la falta de control se destaca también la adaptación al aislamiento, porque “muchos niños han tenido algunos problemas de conducta, incluso con alteraciones del sueño y del carácter”. De allí, que la doctora Ávila sugirió la concurrencia a la consulta para hablarlo con los profesionales y “para que esos problemas adaptativos no se incrementen”.

Modificación de las condiciones
“Al no concurrirse a las escuelas, hay menos casos de niños que hacen cuadros febriles o que sufren problemas respiratorios, como no se juntan entre los chicos no se presentan esos casos que son tan comunes en eta época del año. Pero tanto en los consultorios como en las clínicas y el hospital, todo está pensado para que la gente no se contagie”.

Vacunación
La profesional afirmó que más que falta de vacunación se ha notado algunos atrasos. Ello se da como consecuencia directa de las acciones implementadas “para que no se amontone gente”. Pero lo importante es que “todos pueden ser vacunados” y “hay vacunas para todos”.

Todo Chevrolet
Librería Rucci

Más Leidas