Seguinos en
LT20 Radio Junín

Locales

La Agraria: entre la nostalgia de lo que fue y una mirada al futuro

La histórica sede del club Comandante Escribano dejará de existir tal como la conocemos en menos de tres meses. El avance de la obra vial entre Junín y Chacabuco ocupará esos terrenos, dando un paso más hacia la concreción del sueño postergado de una ruta segura.

Publicado

el

La Agraria es un paraje rural, se ubica sobre la Ruta Nacional 7 a 15 km de la ciudad de Junín. Cuenta con un Jardín de Infantes, la Escuela Nº 35, la Cooperativa Eléctrica y el Club Comandante Escribano. Si bien es lugar con un puñado de casas repartidas entre campos fértiles y la cantidad de habitantes podría no llegar a ser significativa en comparación con los grandes centros urbanos, tiene una tradición y valores enraizados en los juninenses.

Es que el proyecto de la añorada autopista sobre la Ruta Nacional 7, en el tramo entre Chacabuco y Junín, que tantas vidas se llevó en las últimas décadas, avanza a paso firme y comienza a ser una realidad palpable. Entonces, la expropiación de una parte de los terrenos del paraje, donde se encuentra ubicada la histórica sede del club desde la década del 1930, traerá consigo su demolición en un plazo no mayor a los dos meses, para darle lugar a la obra vial.

El bienestar común y la evolución tienen precios muy elevados, que muchas veces el dinero no puede comprar. De todos modos, los lugareños entienden que es necesario dejar atrás un pedazo de la historia para construir un nuevo salón y mirar hacia el futuro.

Nostalgia por lo que fue
Esta semana, Grupo La Verdad, dialogó con el presidente de la federación de Sociedades de Fomento de Junín, Osvaldo Giapor, quien planteó que “La Agraria va a desaparecer porque va a pasar la autopista” y expuso con resignación (pero entendiendo la necesidad social de la obra vial sobre la Ruta 7) que “el asfalto borra de un plumazo un pedazo de historia grande de la ciudad. Entiendo que la ruta es muy importante, pero me vine con una tristeza tremenda”.

El dirigente barrial relató a este medio que “desde la comisión directiva del club (Comandante Escribano) llegaron a un arreglo para recibir más de dos millones y medio de pesos, que quiere decir que lo sacan, no queda nada”.

“Lo harían nuevamente en otro lado, más atrás, en un terreno que les queda”, informó hace unos días y al mismo tiempo exclamó: “Qué pedazo de historia grande se va con La Agraria. La gente del club no tiene ningún inconveniente en volver a construir. De cualquier manera se va un pedazo de historia. Los salones, el galpón, la cancha de fútbol”.

Palabra de la Cooperativa Eléctrica
El presidente de la institución, Fernando Vaccarezza, dialogó con Grupo La Verdad sobre esta situación y manifestó, por un lado, que “no se trata de una sorpresa lo que está sucediendo con los terrenos del club” y, por el otro, expresó su “conformidad” con el avance de la obra.

En ese sentido, recordó que “las tierras del club estaban expropiadas desde hace más de 47 años, desde el proyecto original de la autopista sobre la ruta 7, el tema es que nunca se había hecho efectivo el pago por parte del estado y ahora se materializaría en dos meses”.

En tanto, Vaccarezza, aclaró que “a la cooperativa no la van a tocar porque va a quedar a más de 50 metros de la traza del camino” y reconoció que “si bien puede ser complicado para el paraje” adaptarse a la nueva realidad, “no habrá problemas” al contar la obra con un puente a 300 metros del acceso.

Cómo sigue el club Comandante
Escribano de La Agraria

Hernán Ferrúa, presidente de la institución, dijo a Grupo La Verdad que “hace un tiempo sabíamos que estábamos dentro de la traza que corresponde a la autopista, es decir dentro de los 25 metros que hay que respetar de cada lado. Nos toca directamente porque tenemos el club, una parte, construidos que corresponden a la expropiación”.

En ese marco, contó que “los últimos meses comenzaron las tratativas desde Vialidad Nacional para la expropiación del predio y la demolición del club mismo” y aclaró: “no pusimos reparos ante esto porque consideramos que la obra es una obra añorada desde hace muchos años, es un bien para la ciudadanía y nos pusimos de ese lado, el de valorar lo que se está haciendo, siendo lo más flexibles posible”.

Mirar al futuro
Ferrúa afirmó que el acuerdo al que se llegó con Vialidad Nacional para la cesión de los terrenos fue “muy prolijo” y expresó que “firmamos un convenio de expropiación y en 90 días recibiremos el dinero para la construcción de un nuevo salón para hacer en la parte del lote que nos quedaría”.

“Lo que recibiremos de acuerdo a los presupuestos que estamos manejando nos alcanzaría, aunque estamos en Argentina y de acá a los 90 días puede cambiar. Lo importante es que se va a seguir con la actividad que teníamos en el paraje, resignaremos nuestra sede, pero comenzaremos con una nueva”, advirtió luego.

“Hay que explicarle a la gente que esto va a demorar un tiempo que vamos a estar en obra, siempre para adelante. Seguirán los bailes y las cenas”, finalizó Ferrúa.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas