Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Locales

La actividad comercial emplea en forma directa a 4000 juninenses

Según el Secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio de Junín, Federico Melo, en total existen 906 empresas activas. Además, en diálogo con LA VERDAD, alertó que “el trabajador, por miedo a perder el trabajo, naturaliza la precarización laboral”.

Publicado

el

Junín posee en la actualidad 4000 empleados de comercio registrados por el Sindicato que encabeza en nuestra ciudad, el dirigente Federico Melo. Son los que están específicamente en tareas de ventas y administración, distribuidos en 906 empresas activas de nuestra ciudad.
En líneas generales el sector presenta una fluctuación constante de altas y bajas. Sin embargo, la precarización laboral, en estos tiempos, es moneda corriente y en muchos casos no se denuncia por “miedo” a perder el empleo.
Desde lo económico no son días fáciles para los empleados de comercio de Junín que se encuentran en relación de dependencia. La crisis económica afectó su salario como a la mayoría de los trabajadores y en la actualidad, con un promedio de 24.800 pesos de bolsillo en jornada completa, hasta han quedado debajo del índice arrojado hace pocos días por el INDEC que solicitó ingresos por 27.570 pesos para vivir.
Por otra parte y no menos importante, se encuentra el sector informal que hasta el día de hoy, y pese a las inspecciones, no se pudo combatir y presenta un número “importantísimo” en el sector.
Para conocer en profundidad la real situación, Melo explicó que “estos datos son bien sectorizados de comercio, que son tareas de ventas y administración. En Junín tenemos 906 empresas activas. En estas 906 empresas, hay 4000 empleados registrados en relación de dependencia en el sector. Fue aumentando levemente el número de inscriptos, pero en el sector comercio hay fluctuación de altas y bajas. Siempre se mantuvo el empleo formal en ese número.
Acá no está incluido el sector informal, que sabemos que también es un número muy alto”.
Sueldos y pérdida
del poder adquisitivo

Según Melo, que reemplaza desde hace menos de un año al histórico y fallecido Julio Henestrosa, manifestó que “el salario básico de un empleado de comercio, vendedor B, es de 28.600. Ahora, lo que cobra de bolsillo es 24800. Ahí baja por la jubilación, la obra social, y diferentes descuentos que se le hacen. Hace pocos días, el INDEC informó que una familia necesita 27.570 pesos para vivir. Esto indica que la mayoría de los trabajadores están por debajo”.

Naturalizan la
precarización laboral

En otra parte de la entrevista, Melo criticó la “naturalización de la precarización laboral”. Al respecto dijo que “me preocupa esta actualidad. Los trabajadores, con el parate de las ventas y esta incertidumbre, naturalizan la precarización laboral. Años anteriores era común el reclamo y planteo de estar mal registrado o no estaban bancarizados. Hoy en día, ante esta situación, se acepta mantener el empleo ante de hacer otro tipo de reclamo. A los dirigentes nos tiene que preocupar porque los platos rotos siempre los paga el trabajador.
Paritarias
En el tramo final de la entrevista, Melo tocó un tema no menor, las paritarias que tanto preocupan al sector. “Cuando hablamos del sector privado, el Estado tiene que poner un funcionario de mediador y no interlocutores que digan lo que hay que negociar; la paritaria se discute libremente con la cámara. Necesitamos recuperar lo del año pasado y este año mirar los números. Porque el año pasamos arreglamos un 15% a principio de año y luego la inflación fue tres veces más”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas