Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Provinciales

Juntan colillas y arman “montañas de la vergüenza”

“El problema es que no se piensa a la colilla como un residuo y poco se sabe de su toxicidad», dijo Marina Torrisi, estudiante de Gestión Ambiental.

Publicado

el

Se sabe que el problema del tabaco no se agota en el fumador, y que el humo de segunda y tercera mano puede afectar a las personas que lo rodean. Sin embargo, poco se habla de las colillas, un residuo plástico y peligroso que retiene los contaminantes de la combustión del cigarrillo, y que contadas veces va al tacho.

«El problema es que no se piensa a la colilla como un residuo y poco se sabe de su toxicidad», dijo a DIB Marina Torrisi, estudiante de Gestión Ambiental y fundadora de la organización Colillas al Tacho, que busca concientizar e informar sobre la contaminación que provocan estos desechos.

Para eso, un grupo de jóvenes llevan adelante limpiezas masivas en calles, plazas y playas, y luego, con las colillas que juntan realizan las denominadas «montañas de la vergüenza» para que las personas vean la magnitud del daño.

En Mar del Plata, de donde es oriunda Marina, se juntaron la semana pasada más de 80.000 colillas y se expusieron frente al Museo MAR. «Así la gente pregunta y hasta se suma a las limpiezas, y es una buena oportunidad para generar conciencia», señaló.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas