Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Junín, una ciudad cara

El 2018 llegó no sólo con altas temperaturas: el bolsillo del juninense sufre un duro castigo, a partir de los aumentos en los servicios básicos

Publicado

el

La “perla del Noroeste”, como reza el slogan, también es uno de los puntos más caros para vivir. En Junín los servicios sufrieron importantes aumentos al arrancar el 2018, que se suman a los que se aplicaron durante todo el año pasado, que deben hacerse frente con sueldos promedios que rozan lo calculado para no caer bajo la línea de pobreza.

Además de la comida, vestimenta, gastos escolares y ocasionales salidas en familia, que varían según el nivel socioeconómico de cada hogar, hay una serie de gastos que debe hacer frente cada juninense para vivir en la ciudad.

Muchas cifras están atadas a la realidad nacional, van experimentando modificaciones según la tabla que rige en la provincia o el país. Pero muchos otros factores identifican a la ciudad y la colocan en el podio a la hora de enfrentar gastos.

 

En el podio

 

El precio de las naftas, que en el último mes sufrió dos incrementos, mandó el litro de súper a $ 27,52. Un poco menos el gasoil y menos todavía el GNC.

Estos valores, en Junín, contemplan un costo adicional de 30 centavos por litro, a raíz de la Tasa municipal sobre Trazado Urbano. Se implementó en el gobierno anterior y todavía continúa vigente: tiene por objetivo destinar fondos a la reparación de calles urbanas.

Las tasas municipales subieron el primer día del año: con un promedio del 15%, que llega al 28% en Red Vial. Además, se sumó la creación de un nuevo tributo para trabajos en el relleno sanitario, incluido en la boleta de Conservación de la Vía Pública.

Las tarifas de los taxis, único medio de transporte público en la ciudad, sufrieron un incremento a fines del año pasado y otro a principios de enero, por lo cual hoy la bajada de bandera está en $ 20 y la ficha por cuadra a $ 2.

Este año, las prepagas de salud experimentaron otro sobresalto de un 4% y la telefonía celular, un elemento vital para la vida de hoy, un 12% más.

Y como todos los años, hasta ir a la Laguna de Gómez, el lugar recreativo por excelencia de toda la zona, es más caro. Cada automóvil debe abonar $ 40 para ingresar durante la temporada estival.

 

Gastos familiares

 

Muy pocos hogares no cuentan con servicio de televisión por cable e Internet: esto tiene un costo cada vez más alto, el promedio oscila en los $ 1500 mensuales.

Alquilar representa un sacrificio extra: no hay casas para una familia tipo más baratas a los 4000 pesos mensuales, si se trata de una vivienda en zonas periféricas y con escasas comodidades. A partir de ese monto, van creciendo los montos.

Por supuesto, a esta larga lista, deben agregarse los altísimos valores de la indumentaria, el calzado y la comida en la ciudad, tal vez superando los vigentes en la zona.

 

Las más temidas

 

Después de una catarata de incrementos, el servicio que presta la empresa EDEN sigue experimentando subas en las tarifas. La boleta que estará llegando para marzo, contemplará la suba prevista desde el 1 de febrero de un 24% más.

Y cuando pasen las altas temperaturas la preocupación volverá a girar en torno al gas natural: en las últimas horas, las distribuidoras solicitaron el cuarto aumento para la era Macri, que buscan del 47% a partir de abril. En diciembre, ya habían tenido un 45%.

 

MÁS NOTICIAS

Más Leidas