Julián García: Recibirse de abogado a los 21 años - La Verdad Online de Junín, Buenos Aires, Argentina
Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Junín

Julián García: Recibirse de abogado a los 21 años

La pasión por las leyes viene de familia, pero él logró el récord: en apenas tres años y medio obtuvo el título en la UNLP.

Publicado

el

El 13 de marzo cumplió 21 años y el 4 de julio rindió su última materia en la Facultad de Abogacía de la Universidad Nacional de La Plata, para recibir su título de abogado. Julián García es un caso excepcional, un orgullo para su familia y un jovencito dispuesto a seguir estudiando, armando su futuro.

De sonrisa dispuesta y amabilidad a flor de piel, anda con su título a cuestas para la foto con LA VERDAD. Arrancó la carrera en febrero de 2016, y en tres años y algunos meses más, la terminó.
Venir de una familia de abogados (su papá Gaspar y su tío Juan Andrés) lo ayudó mucho, porque creció entre charlas y libros de leyes.

Julián hizo sus estudios primarios y secundarios en el Colegio La Santa Unión, donde egresó en el 2015. “Nunca me llevé una materia, pero nada sobresaliente, todas notas regulares”, aclara, para que nadie se anime a colocarlo en un casillero especial.

¿Y cuándo surgió este amor por las leyes? “Desde chico me gustaba, incluso antes de empezar a la Facultad ya estaba metido con algunas cosas y me interesaba. Sabía lo que quería”, explica.

LA CARRERA
En la universidad pública de La Plata, la carrera tiene 34 materias, de las cuales Julián solamente cursó entre ocho o diez.
“Al resto lo rendí libre. Si bien es más difícil de sobrellevar, no es nada imposible, solamente la constancia de estudiar por la mañana por ejemplo”, cuenta.

Y también detalla: “No me propuse terminar tan rápido, pero tenía esa base familiar y muchas cosas se hacen más accesibles que para alguien que no tiene esa ayuda. Se dio como algo natural, no tuve que exigirme para lograrlo. Tuvo que ver mucho también el régimen de la Facultad, porque sin esa estructura de poder rendir materias libres, no podría haberlo hecho. Con esto, la velocidad de la carrera depende de cada uno, de avanzar como uno tenga ganas”.

SU VIDA HOY
Desde el final de la carrera, se encuentra colaborando en el estudio jurídico de su padre, donde se dedican a casos civiles y de Familia. Pero para Julián, el estudio no terminó y anuncia: “En el 2020 voy a hacer un año de Escribanía, además de hacer un curso de postgrado sobre ‘Documentación Registral’, en la Universidad de La Plata”.

A pesar de tener esas cursadas el año próximo, “me voy a matricular en febrero acá en Junín, para ver si tengo alguna posibilidad de encarar algo por el lado de Escribanía que me gusta mucho y voy a ver qué chances hay, porque estoy acostumbrado a la ciudad”.

Así es cómo se avecina otro período también de muchos viajes a la capital bonaerense, tal como pasó estos últimos años hasta julio, porque Julián prácticamente se quedaba en Junín para preparar sus finales.

MÁS ACTIVIDAD
Pero los libros no son todo. Además, a Julián le gusta “mucho jugar al tenis y crofting, que es mucho gimnasio funcional. Pero también practico fútbol, participo en triatlones, me encanta el deporte”.

Finalmente, una opinión breve sobre la Justicia. El flamante letrado juzga que “deberían ajustarse un poco los plazos, creo que es todo muy lento y tedioso, un poco también por culpa nuestra, de los abogados, que no aceleramos los procesos”.

Apenas 21 años. Un profesional.

Más Leidas