Seguinos en
Radio Junín
Radio Junín

Deportes

El ultramaratonista Juan Policastro corrió en el fin del mundo

El juninense estuvo presente en la ultra maratón Mont Blanc que se llevó a cabo en Ushuaia y contó con la participación de atletas de todo el mundo, que desafiaron a diversos obstáculos y un clima verdaderamente extremo.

Publicado

el

Corredores de 28 países participaron en la competencia de running más prestigiosa del mundo realizada en Ushuaia, entre ellos el juninense Juan Policastro. Los mismos, enfrentaron duras condiciones climáticas y el estadounidense Jason Schlarb fue el ganador de la General de 130 kilómetros con un tiempo de 15h 26′ 35″, seguido por el salteño Santos Rueda.

La competencia en esta oportunidad recorrió todos los paisajes y geografías de Los Andes del sur; bosques, terrenos rocosos, montañas, colinas, glaciares, lagos y ríos, entre otros, con la experiencia y la tecnología de la organización UTMB ®.

SEMI-AUTONOMÍA

La carrera contó con un formato técnico ininterrumpido y se rigió por el principio de semi-autonomía. Esto significa que cada corredor debió ser independiente entre estaciones de hidratación. La grilla de inscriptos fue interminable y se dispusieron en cuatro distancias, 35, 50, 70 y 130 kilómetros fueron los recorridos a vencer.

CLIMA DURO

Los participantes se encontraron con grandes altibajos y atravesaron todo tipo de terrenos. En tanto el clima realmente fue duro ya que desde el inicio la nieve se hizo presente con viento y la lluvia también los acompañó durante toda la jornada del sábado y madrugada del domingo. Barro, piedras y pasto mojado hicieron que los caminos sean muy resbalosos. Esta situación sumada al constante frío provocó un desgaste mayor en los atletas.

REPRESENTACIÓN JUNINENSE

El atleta juninense Juan Policastro a principios del 2019 vio en internet que se realizaría una competencia por primera vez en la Argentina organizada por UTMB ® en Ushuaia. Él justo empezaba a organizar una planificación para competir en sus desafíos de pruebas ultra maratón y con contacto con la naturaleza, fue entonces que empezó a investigar cuales serían las distancias que tendría la misma, cómo era el clima del lugar, las dificultades del terreno y las altimetrías. Todo eso lo llevó a elegir la distancia de 130k y fue así como hizo la logística para viajar inscribirse y sobre todo comenzó a entrenar su cuerpo para realizar tal evento duro en kilómetros, con un clima hostil y con muchos picos altos por sortear.

Cabe remarcar que el viaje es en avión y la inscripción fue de un valor elevado, más los gastos de hospedaje y alimentación.
Llegó el día y empezó la aventura la competencia se realizaba el sábado 6 de Abril y terminó el 7 de abril para la mayoría, por tal motivo el martes antes Policastro partió para Bs. As. en colectivo para embarcarse luego en avión hacia Ushuaia, donde llegó el mismo martes y hasta el viernes estuvo recorriendo y aclimatándose.

Lo primero que sintió fue lo fuerte de los vientos helados, lluvias suaves pero de dos o tres veces por día, las pocas horas de luz natural y las nevadas en un mes no usual, todo esto hizo más complicada la aventura. El viernes fue a la entrega del kit y la charla técnica de la competencia.

Y cuando llegó el día de largada que fue a la madrugada del sábado, largándose a las 4, al mismo tiempo que empezó a nevar, así inició a realizar kilómetros pasando por lugares indescriptibles, bellos, pero duros en sí mismo para realizarlos, como dijimos no iba a ser fácil, muchos km, vientos fuertes fríos, nevadas, subidas de picos de cerros bajadas y la famosa turba (composición de tierra, pasto y agua) que se comporta como una alfombra, que por momentos tiene poca profundidad y por momentos es más profunda, hundiendo la totalidad del pie, y más también.

EXPERIENCIA EN USHUAIA

En diálogo con LA DEPORTIVA, inicialmente el atleta Juan Policastro expresó: “La continua marcha por este terreno, junto a la nieve, hacía tener los dedos de los pies congelados y mojados por varias horas seguidas, esto hacía que el cuerpo no pudiese llenar de calor hacia las extremidades, esto se fue complicado al caer la noche, ya que empezábamos la cuesta hacia la primera cumbre, y al ir ganando altitud, la temperatura bajaba más. Se llegó a estimar como -10 grados, la nevada cada vez más intensa, hacía perder el rumbo cada tanto, ya que las señalizaciones se dejaban de ver, ya no había más senderos que seguir, solo intentar seguir los pasos de los de adelante, los centímetros de nieve aumentaban más y más, hasta llegar hasta los 0,60cm. dificultando más y más el ascenso vertical, siendo que debajo de la misma estaba lleno de rocas, firmes y flojas”.

FRÍO EXTREMO

Respecto a las adversidades climáticas, el mismo contó: “Cuando parecía que llegar a la cima fue un alivio, la bajada fue también muy peligrosa, con tanta pendiente, lo mejor fue bajar sentado, rodando, o como uno cayera. El frío producía hielo y esto era muy resbaladizo para bajar de pie, Moisés un brasileño, fue compañero de descanso lo cual nos ayudamos mutuamente, ya que en un momento, nos habíamos perdido, debido a la intensa nevada, el bosque, reapareció, la turba y nuevamente el bosque, cuando todo parecía mejorar, el frío ya se había vuelto extremo, a tal punto de que al poner más abrigo, no pude subir”.

HIPORTERMIA

“La temperatura, los chuchos de frío, eran más seguidos, entonces para ese momento ya estábamos seguros de abandonar, en el próximo control, yo había ido a una carrera de aventura, y no a hacer supervivencia, mi integridad y la de mi familia, era lo más importante, sabía que se iba a poner extremadamente duro, subir 2 picos más y de noche, mojado y con temperaturas bajo cero, siendo las 23 hrs. llegamos a un refugio denominado Valle de Los Lobos en el km 81, 5, con principio de hipotermia y pude comprender la peligrosidad a la que nos exponíamos, ya que en este refugio, había corredores con hipotermia más avanzada que la mía, y gente perdida en la montaña, a la cual yo me podía sumar si continuaba, luego de 30min, la organización cerró el paso, a los posibles corredores que llegaban y tenían pensado seguir. Hoy me doy por acertada mi decisión, no me arrepiento fue lo mejor, yo sé lo que sentía y no hubiera terminado igualmente y mi recuperación hubiese sido mucho más drástica”, enunció el deportista oriundo de Junñin.

AGRADECIMIENTO

Por último, Juan Policastro, sostuvo que “en lo personal sume otra experiencia, muchas cosas por mejorar en la indumentaria, en la preparación, pero con las ganas intactas de seguir desafiando estos eventos que son los que me dan una acaricia al alma, quiero agradecer a mi familia por el apoyo a mi trabajo que me dieron los días, mis compañeros de labores y mis amigos, todos ellos seguían mis km por una aplicación de la Organización. Escucha siempre tu interior, escucha la naturaleza y siempre podrás volver!. Gracias totales y vamos por mas siempre”.

LOS NÚMEROS EL EVENTO

Fuera del movimiento turístico que generó en todos los ámbitos como si fuera una Semana Santa adelantada, la carrera tuvo 28 naciones representadas. Las 10 con mayor presencia fueron; Brasil con un 32%, Chile con 12%, Francia 11, Ecuador 6, China 5, Estados Unidos 3, Hong Kong 2, Reino Unido 2 y Paraguay 2. El circuito que más corredores tuvo fue el de 50K con más del 30%, lo siguió el de 35, 70 y finalmente el de 130K.

GÉNERO

En lo que fue la representación por género: minoría aún en el mundo del trail running, pero con un peso cada vez mayor,
las mujeres alcanzan el 31% de las registraciones. El circuito al que se inscribieron más mujeres es el 35K en el que casi
la mitad fueron precisamente mujeres. En el resto de los circuitos, el porcentaje de damas decrece según aumenta la distancia.

EDADES

Lo que respecta a las edades de los corredores: entre todos los participantes de Ushuaia by UTMB®, el promedio de
edad fue de 43 años. El participante de más edad, de 73 años, corrió en la de 130K, un experimentado en las montañas de Mont-Blanc. Entre las mujeres, las entusiastas del trail de mayor edad fueron entre 66 y 68 años. En cuanto a los jóvenes, los más chicos suman entre 19 y 21 años. La categoría con más inscriptos: la de 50K para los hombres de entre 40 y 49 años.

TECNOLOGÍA Y CUIDADO

Ushuaia by UTMB® contrató expertos de Logicoss para garantizar su seguridad en la carrera. Logicoss es un software
creado para coordinar la seguridad y el rescate durante cualquier evento deportivo al aire libre. Ofrece una pluralidad de funcionalidades: registros de atención compartida.

geolocalización de equipos de campo, informes digitales y estadísticas, entre otros. Como resultado del intercambio de
Información, el manejo y monitoreo del paciente se simplifican y son mucho más rápidos.

MÁS DEPORTES

Más Leidas