Juan Caviglia sobre el grupo de Sarmiento: "Somos una familia" - Deportes
Seguinos en
Radio Junín
Radio Junín

Deportes

Juan Caviglia sobre el grupo de Sarmiento: «Somos una familia»

El juvenil de Sarmiento que tiene contrato con el club hasta el 2021, dialogó con LA DEPORTIVA y demostró empatía con los otros jugadores del plantel profesional, a los cuales se les vence el vínculo con el club 30 de junio. Además, se refirió al parate del fútbol y repasó su trayectoria futbolística.

Publicado

el

Juan Caviglia junto a Martín García, otro de los juveniles de Sarmiento.

El joven futbolista de Sarmiento, Juan Caviglia, que tiene contrato con la institución hasta el año 2021, dialogó con LA DEPORTIVA y mostró empatía con los restantes jugadores del plantel profesional del Verde, a los cuales se les vence el vínculo con el club el próximo 30 de junio y no tienen certezas de que serán renovados.

Además, el Juan Caviglia que se desempeña como mediocampista central, se refirió al parate del fútbol argentino por la pandemia de coronavirus (COVID-19) y repasó su trayectoria futbolística.

A continuación la entrevista con Juan Caviglia.

-¿Cómo son tus días en cuarentena?

-Se hace un poco difícil acomodar los horarios, uno se duerme y se levanta un poco más tarde de lo normal, no hay mucha organización aunque trato de seguir con los que venía manejando antes.

-Recientemente cumpliste años ¿fue raro?

-La verdad que sí, pero siempre es lindo estar rodeado de familiares y de alguna manera u otra te sentís acompañado, con mensajes, llamadas, fotos, lo que sea, la pasé bien.

(Nicolás Aboaf)


Juan Caviglia integró el equipo de Sarmiento en la final de la temporada pasada, ante Arsenal.

-Es complicada la situación actual de los jugadores

-Esto trajo conflictos y demasiada incertidumbre, llega el 30 de junio, queda muy poquito y se vencen contratos.

Mi situación no es tan complicada porque me queda un contrato más, a la mayoría de mis compañeros se le termina el contrato ahora y está la incertidumbre de qué va a pasar, quién va a seguir, quién no.

Si a mí me genera incertidumbre imaginate al que está pasando por esa situación.

-¿Hablás con tus compañeros?

-Tengo contacto con la mayoría, de hecho hablo mucho con Pablo (Magnín), nos juntamos, salimos a correr, despejamos un rato, por ese lado seguimos teniendo contacto y estando cerca. Después está el otro lado oscuro de no saber qué va a pasar.

No deja de ser un grupo, somos como una familia, porque la verdad que compartimos muchísimas cosas. Un día no se jugó el partido en Mendoza y los no citados ya no nos habíamos visto más. No tuvimos más contacto físico, no nos vimos más en el vestuario, no compartimos más el mate.

No sabemos si los vamos a volver a ver, si va a seguir el mismo grupo, genera bastante incertidumbre. Me queda hasta junio de 2021. La situación de los demás es un poco más compleja en comparación de la mía.


Integrando la alineación titular de Sarmiento en la temporada 2017-2018 de la B Nacional.

-¿Cómo ves el regreso a los entrenamientos?

-En mi caso tengo la suerte de entrenar en mi casa, con un patio grande, pero la mayoría de mis compañeros que no están acá y viven en un departamento, se les complica muchísimo más.

Podés entrenar de la mejor manera o lo más parecido posible a lo que se entrena en el club, pero no es el mismo nivel de competencia y exigencia que hay en los entrenamientos.

Ahora aprovecho que se puede salir por caminos rurales, con distanciamiento y protocolo, por ahí se hace más llevadero. Antes las ganas de entrenar no eran las mismas y costaba un poco más empezar a moverse, ahora estamos retomando porque sin dudas se pierde el estado físico, no es lo que queremos cuando haya una vuelta y nos cueste el doble.

-¿Estás en contacto con el cuerpo técnico?

-Sí, tenemos bastante contacto, tanto con el profe como con el director técnico, nos sentimos cerca de algún modo.

-¿Qué balance hacés de los dos años en el profesionalismo?

-En el día a día uno trata de llevarse algo de algún jugador o el cuerpo técnico, para aprender o mejorar, captar cosas que uno no estaba acostumbrado a hacer y trato de llevarlas a cabo.


Los juveniles Juan Antonini y Juan Caviglia junto a Guillermo Farré.

-En tu puesto has tenido jugadores de experiencia

-Desde el momento que hice la pretemporada con el plantel profesional, jugando amistosos con pocos minutos, me fue medianamente bien. Luego llegó el momento del debut, tenía cinco volantes centrales adelante mío, con apellidos importantes, estaba bastante difícil.

Por un lado me ayudó muchísimo tener jugadores de esa escala al lado mío, ahora están Vismara y Leys que con la experiencia que tienen podés aprender mucho de ellos.

Son grandes personas, muy dados, el día que debuté sentí un apoyo enorme, de todo el plantel pero a Farré lo tenía al lado adentro de la cancha. Siempre me brindó seguridad y tranquilidad que era lo que más necesitaba en ese momento, más de una vez me aconsejó.

Igual que “Fede” Vismara, en el vestuario me siento al lado de él y muchas veces hablamos de qué es mejor. Son personas de las cuales podés llevarte muchas cosas, a mí sinceramente me sirve mucho. Dentro de la cancha son palabra mayor.

-¿Son distintos Farré y Vismara?

-Lo que noto son dos tipos con mucha experiencia que leen muy bien el juego, saben cuándo correr y cuándo no, y dónde pararse. El orden es lo que más destaco y la experiencia que te da una tranquilidad a la hora de tener la pelota y salir jugando, sabés que van a darte una salida segura. En ése sentido son bastante parecidos.

-También está otro juvenil como Fermín Antonini en la mitad de la cancha

-Con Fermín tengo una relación excelente y muchas veces hemos hablado de situaciones de partidos y uno aconseja una cosa y el otro dice otra y siempre tratamos de buscar lo mejor.

Somos la misma categoría, hemos jugado juntos, él subió antes que yo a Primera pero compartimos bastante.

-En el fútbol actual los volantes se meten entre los centrales

-Sí, de hecho es algo que entrenamos con los respaldos, si sale un lateral un poco más adelante el central va un poco más afuera y el cinco se mete. Principalmente para quedar bien armados y correr bien y lo menos posible.

Es una zona muy peligrosa que está ahí nomás del arco, perdés una pelita ahí y es una situación clara de gol.


Juan Caviglia en el partido que debutó ante Independiente Rivadavia en Mendoza.

-¿Cómo fue la previa de tu debut?

-Dos partidos antes había ido al banco con Brown de Adrogué, ésa fue mi primera citación. A los treinta del primer tiempo se golpea un compañero Iván (Delfino) me mandó a calentar y se me pasaron ciento cincuenta mil cosas por la cabeza, estaba súper nervioso, era todo muy nuevo.Se recuperó y ése partido no entré.

Al siguiente de local no me cita y al otro en la semana juego para el equipo titular, ahí me di cuenta que tenía grandes chances de jugar. Fui a Mendoza y me largó de titular y por suerte fue todo bien.

Ése partido se jugó un domingo diez menos cuarto de la noche. Fue muy lindo porque mis viejos laburaban el lunes a la mañana, tenían un viaje de muchos kilómetros, pero sentía que era un momento único, lo que siempre había soñado, y tenía muchas ganas de que estén ahí acompañándome.

Estando allá salimos del hotel para el estadio y mi vieja me manda una foto por WhatsApp saliendo para el estadio en Mendoza. Fue una sorpresa hermosa y me pudieron acompañar.

-¿Qué te dijo Iván Delfino?

-Me dijo que esté tranquilo, que haga lo que sabía hacer, me pidió dos o tres cosas, traté de cumplirlas. Farré antes de sacar del medio me dijo “tranquilo, hacé lo que vos sabés, ordenado, y si querés tirar un caño tiralo” y se empezó a reír.

-¿Los primeros minutos te costaron más?

-Era algo totalmente nuevo. Fui agarrando confianza desde el primer minuto, contacto con la pelota, considero que hice un buen partido, por lo nervioso que estaba.

-¿Cómo te ves jugando con otros juveniles si no se esclarece esta situación?

-Creo que bien, son jugadores con unas características futbolísticas enormes. Te diría que todos tuvieron muchos partidos y minutos en la Primera Nacional, responderían de la mejor manera, no tengo dudas. Si llega a pasar va a ser un grupo muy competitivo que va a estar a la altura.


Juan saludando en primer plano para LA DEPORTIVA luego de un entrenamiento.

JUAN CAVIGLIA Y EL PASO DEL FÚTBOL LOCAL AL DE AFA

-¿En Mariano Moreno hasta que categoría jugaste?

-Hasta Primera que debuté con 15, en el campeonato 2013 jugué cinco partidos y salimos campeones.
Tengo una anédcota que hasta el día de hoy me río con “Biyu” Gaspar, él jugando de nueve, yo entro, tiro un centro y la ataja el arquero y me acalambro una pierna y quedo tirado.

Se acerca “Biyu”, se empieza a reir, me pregunta qué me pasa, me elonga y cuando me voy a levantar me acalambro la otra pierna.

Él estaba tentado adentro del área diciendo “es nuevito, recién empieza” y yo le decía “por favor elongame que no puedo mover las piernas” (risas). Éramos muy unidos, muy buena gente, por suerte en casi todos los grupos que estuve se notó siempre esa unión.

-Lo vas a ver a Moreno cuando tenés la oportunidad

-Sí cuando puedo o lo que está a mi alcance, siempre trato de estar lo más cerca posible y ayudando.
Con un grupo de amigos creamos “La peña 97” y tratamos de ayudar, los domingos hicimos olla populares, ahora una rifa para el aniversario, con muchos premios, esa plata va a ir para acomodar los vestuarios o hacer casilleros.

Hay muchas ideas y dentro de nuestro alcance tratamos de colaborar para que el club siga creciendo.


Caviglia jugando en AFA para Sarmiento.

-¿Cuándo te fuiste de Moreno a Sarmiento?

-Estaba en Moreno, la categoría 97 se había desarmado, Cavallín se fue a Lanús y Ballesteros, Colman y García a Sarmiento, y yo había quedado en Moreno y dudaba en irme porque de chico siempre tuvimos el pensamiento de que con Sarmiento había cierta pica en Liga, se notaba en los partidos.

Y un día me puse a pensar y me dije yo quiero ser jugador de fútbol y lo más cercano que tengo para dar un paso adelante es esto, en este momento.

Coincidió que justo en ese momento estaba de coordinador Martín Funes y en la sexta categoría Nilo Carretero. Surgió que habían preguntado por mí, había una prueba, me fue bien, quedé, y como no se había abierto el libro de pases tenía que ir todos los jueves por semana, faltaban dos o tres meses.

Después terminé el torneo en la liga local y ahí empecé a ir todas las semanas y en junio se abrió el libro de pases, con dos lugares nada más, y entré con otro cinco. Estuve en Sexta, Quinta, Cuarta, Reserva y Primera.

-¿Cómo fue la experiencia de pasar del fútbol local a AFA?

En el cambio de Liga a AFA lo primero que noté era que el ritmo de juego era mucho más intenso y fuerte el ritmo de juego. Sarmiento hacía poquito que había entrado en AFA y los clubes más grandes tenían chicos que estaban muy bien armados con comida y gimnasio, y se notaba adentro de una cancha.

-El cambio también depende de cada uno

-Sin dudas, uno trata de adaptarse lo más rápido posible de la manera que sea porque si no te quedás atrás, es así, otra no hay. Alguno le falta más gimnasio, ritmo y uno trata de mejorarlo y acercarse a eso.


Juan Caviglia junto a compañeros de la categoría 97 de Mariano Moreno.

Librería Rucci

Más Leidas