Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Deportes

Juan Carlos Del Fueyo sufrió un salvaje asalto, con balazos incluidos

El juez nacional de nuestra ciudad dialogó con LA DEPORTIVA y contó detalles de la odisea que sufrió cuando cuatro malvivientes lo sorprendieron en la ruta, en la madrugada del domingo cuando viajaba rumbo a Córdoba, para estar como asistente en el partido que jugaban Belgrano e Independiente Rivadavia de Mendoza.

Publicado

el

Un salvaje asalto, con balazos inclluidos sufrió el árbitro juninense Juan Carlos Del Fueyo, el pasado domingo cuando viajaba rumbo a Córdoba para estar como asistente en el partido que jugaban Belgrano e Independiente Rivadavia de Mendoza por la Zona 1 de la Primera Nacional.

El juez nacional de nuestra ciudad dialogó con LA DEPORTIVA y contó detalles de la odisea que sufrió cuando cuatro malvivientes lo sorprendieron en la ruta, lo agredieron violentamente y le robaron todas sus pertenencias.

En el inicio del terrible relato Del Fueyo comenzó señalando que “iba por la autopista Rosario-Córdoba y a 10 kilómetros de Córdoba se me pone a la par un Peugeot 207 negro que me pide paso, se lo doy y luego me frena adelante y uno de los que iba en el auto sacó medio cuerpo por la ventanilla y con el revólver en la mano me gritó `andá a la banquina o te quemo´ y me dispara un tiro”.

“En el sector de la banquina, me bajan del auto. Eran cuatro, los cuatro con revólveres, me llevaron a un descampado, dos de ellos me empiezan a sacar las cosas, el anillo, el reloj, la cadenita, las zapatillas; mientras otro traía mi camioneta y el restante el auto de ellos.

GOLPES BRUTALES

Luego con su voz entrecortada, Coki, como todos lo conocen en Junín, continuó explicando que “ahí empecé a recibir maltrato verbal y físico, siempre con uno apuntándome, hasta que me empieza a pegar con el caño del revólver y me rompen la cabeza. Empiezo a sangrar y no veía nada. Tenía sangre en la remera y el pantalón que era lo único que me habían dejado. Después que me vaciaron la camioneta, me pinchan una goma, ahí pensé que se había terminado todo, pero uno de ellos al mirar mis papeles dijo `es porteño, vamos a llevarle la camioneta también´, pero el otro le contesto `no, ya la pinché´ y el respondió `que cambie la goma´ y ahí empezó otra odisea”.

SIN LÍMITES

Sin pausa en el diálogo con LA DEPORTIVA siguió relatando el mal momento que vivió y destacó que “a punta de pistola me hacen ir hasta la camioneta, secándome la sangre como podía de la cara. Les expliqué que no sabía cambiar la goma, pero me dan la llave de la camioneta para que les sacara el gato y el auxilio. Lo hago, y aprovecho para quedarme con las llaves y en un descuido mientras estoy agachado -para cambiarla la rueda- tiro las llaves debajo de la camioneta. Ahí les vuelvo a decir que no tenía idea de cómo se cambiaba, me sacan y ellos intentan hacerlo mientras a mí me llevan a un costado con el más chico del grupo.
Tendría 17 años y estaba muy nervioso. Me hizo arrodillar en el piso de espaldas a él, puso el dedo en el gatillo y lo apoyo en uno de mis pulmones y me dijo ´`si aparecen los milicos te quemo´, ahí tuve mucho miedo, creía que se le escapaba un tiro en cualquier momento. A todo esto sus compañeros desistieron de cambiar la goma porque el gato se les enterró en el barro.
De la camioneta se habían llevado el bolso de árbitro, los manuales, el traje, el matafuego, básicamente todo; hasta que uno no se fija de nuevo y también sacó la sillita del nene, pero no les entró en el auto y la dejaron. Siguieron con las agresiones hasta que deciden irse a oscuras por unas calles de tierra”.

CINCO HORAS EN LA CUERDA FLOJA

Entre suspiro y pausas mientras trataba de recordar detalles de todo lo que vivió Juan Carlos Del Fueyo señaló que “me pongo de pie y voy a buscar las llaves debajo de la camioneta. Por suerte las encuentro, con la goma pinchada salgo hasta llegar a la autopista. Con la goma y la llanta destrozándose después de recorrer 3 o 4 kilómetros llego a una estación de servicio donde justo había una patrulla de la policía. Enseguida ven la situación y me ayudan. Me llevaron al hospital, llamaron a un cirujano para que cosiera el corte que tenía en la cabeza, después voy a la fiscalía y al hotel donde me dieron ropa porque no tenía nada. “A todo esto serían las 5 de la mañana y el robo había empezado a las 12.20 y yo a la tarde tenía que dirigir.
Informé a los profes de AFA todo lo que pasó y ellos me preguntaron si estaba en condiciones de dirigir y le contesté que sí, que me sentía fuerte como para hacerlo. Fue algo tremendo que nunca pensé que me podía pasar, hubo momentos de mucha tensión y de miedo”.

En el orden deportivo, Juan Carlos Del Fueyo fue designado anoche para estar como asistente del partido que jugarán el lunes en Mataderos, Nueva Chicago y Mitre de Santiago del Estero, por la Zona 1 de la Primera Nacional. El árbitro será Mariano González y comenzará a las 15.30.


A PESAR DE LA SITUACIÓN VIVIDA, JUAN CARLOS DEL FUEYO ESTUVO PRESENTE EN EL PARTIDO QUE JUGARON BELGRANO E INDEPENDIENTE RIVADAVIA DE MENDOZA.

MÁS DEPORTES

Más Leidas