Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Jornada por el mes del celíaco

Tuvo lugar en la plaza Veteranos de Malvinas y la organización estuvo a cargo de la OMIC junto a la ONG Celíacos Junín.

Publicado

el

El pasado sábado se realizó una jornada por el mes del celíaco en la plaza Veteranos de Malvinas. La actividad, que comenzó a las 13 y finalizó a las 20, contó con variadas propuestas, como talleres de yoga, expresión corporal, zumba, entre otros.

Macro Recargas

El evento fue organizado por la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC), a cargo de Fernando Scanavino, y por la ONG Celíacos Junín, dirigida por Verónica Borsani.

En diálogo con La Verdad, Scanavino dijo que es la segunda vez que se hace el evento, y afirmó: “Esta iniciativa se dio en el marco de una denuncia que tuvimos en la OMIC. A partir de este punto pusimos más énfasis en investigar cuestiones prácticas del tema celiaquía desde el punto de vista del consumidor”.

En referencia a esto agregó: “Esta situación nos llevó a crear el Foro de Enfermedad Celíaca y Consumo, donde nos reunimos de manera periódica”. Luego adelantó: “Uno de los proyectos es crear un mapa de celiaquismo para que los juninenses y los turistas sepan qué lugares ofrecen estos servicios. Pero también se van a realizar charlas en las escuelas con el fin de concientizar”.

Detección temprana
Por otro lado, la ONG Celíacos Junín está integrada por alrededor de 20 personas y fue fundada hace cinco años. Su titular, Verónica Borsani, contó: “Nuestro objetivo es que se detecte la enfermedad de forma temprana, porque consideramos que una persona celíaca que es consciente de su enfermedad es una persona sana. Hay gente que no sabe que lo padece y sufre de otras enfermedades asociadas”.

Por otro lado, explicó que la mayor problemática actual es “el desconocimiento de la enfermedad en sí y de la contaminación cruzada”. En la misma línea detalló que las comidas caseras son las más buscadas por los celíacos y las que son más factibles de ser contaminadas con productos con gluten.

En cuanto a los síntomas, Borsani anunció que varían dependiendo la edad. “El más común es la diarrea y los vómitos. Pero también puede haber problemas en la piel y caída de cabellos, o puede ser asintomático”, sostuvo. Por último hizo hincapié es la importancia de realizarse los análisis pertinentes cuando se perciba algún síntoma.

Productos para celíacos

En cuanto a los alimentos, la jornada contó con la presencia de varios puestos de productos sin trigo, avena, centeno ni cebada, es decir sin T.A.C.C. Uno de ellos fue Cuoca, el primer restaurante apto para celíacos de la ciudad.

Judita y Rocío, representantes del local, explicaron: “Tratamos de abarcar todo tipo de alimentación. Hacemos pizzas, empanadas, pastas y postres”. Además afirmaron que “solo el 5% de los productos que hay en un supermercado son aptos para el consumo de los celíacos”.

En referencia a esto, contaron: “La certificación, análisis, o el trámite que se necesita para que los alimentos que uno elabora estén rotulados como apto para celíacos, implica mucho tiempo, burocracia y dinero. Por este motivo, hay mucha gente que, por el elevado costo, no hace certificar sus productos.

Comida casera

Por otro parte, Marcela, del puesto Mi mundo sin T.A.C.C, expresó: “Hace 15 años tengo el diagnóstico de celiaquía y no encontraba nada apto para mí. Lo poco que encontraba era industrializado y no era rico. Entonces empecé a elaborar la comida yo y hace dos años que tengo mi negocio”.
Entre las los productos se pueden encontrar alfajores, panes y tortas de cumpleaños. Pero además, hay fiambres y embutidos realizados por Julio, de Chivilcoy. Al respecto advirtió: “Hay que tener cuidado con la contaminación cruzada, y en la elaboración hay que usar condimentos que no tengan gluten. No se pueden elaborar alimentos sin T.A.C.C en donde se hacen productos que no son aptos para celíacos”.

Recetas alternativas
Por su parte, Miriam, de Bio Salud, afirmó: “Tengo una dietética desde hace tres años e iban muchos clientes celíacos. Me pareció que era algo muy bueno empezar a elaborar alimentos para ellos”, y agregó: “Es diferente cocinar sin T.A.C.C, pero mi compañera de trabajo, Mariel, y su hijo, son celíacos y aprendí junto a ella. Todo el tiempo busco recetas alternativas para hacer, pero siempre con mucho amor y dedicación”. Por último contó que también produce alimentos aptos para diabéticos e intolerantes a la lactosa.

Quienes padecen de celiaquismo coinciden en los costos elevados de la materia prima necesaria para la elaboración de productos sin gluten.

Haciendo Obras 2

Más Leidas