Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Deportes

Jonhy Aquino, el estandarte de La Loba campeón

El futbolista uruguayo, que pasó por River Plate, Aldosivi, Defensores de Belgrano, Ferro, All Boys y Sarmiento entre otros equipos en el profesionalismo, dialogó con LA DEPORTIVA sobre el título, el partido final, la hinchada, el acompañamiento de los directivos, lo que significó en su carrera y también se refirió a la pasión que siente por La Loba y además habló del apoyo de su familia.

Publicado

el

River Plate se coronó campeón del Torneo Clausura “Angel Kenan”, que organizó la Liga Deportiva del Oeste, al vencer en la finalísima a Rivadavia de Lincoln y el estandarte del equipo fue Jonhy Eduardo Aquino, quien con toda su experiencia y calidad demostró ser el jugador más regular de La Loba en todos los partidos, aportando desde la mitad de la cancha orden, claridad y principalmente juego.

El futbolista uruguayo, que pasó por River Plate, Aldosivi, Defensores de Belgrano, Ferro, All Boys y Sarmiento entre otros equipos en el profesionalismo, dialogó con LA DEPORTIVA sobre el título, el partido final, la hinchada, el acompañamiento de los directivos, lo que significó en su carrera, también se refirió a la pasión que siente por La Loba y además habló del apoyo de su familia.

En el inicio de la extensa charla, Jonhy, que el 22 de diciembre cumplirá 41 años, sobre el título obtenido, destacó que “fue un lindo año que se coronó bien. Todo comenzó terminando el 2018 y empezando el 2019 con el Nocturno, lo hicimos bien pero no lo pudimos lograr en la final. Después seguimos trabajando con el objetivo de siempre, que era pelear arriba, en el Apertura quedamos ahí en la puerta, faltando un par de fechas se nos complicó y no se nos dio. En este Clausura lo hicimos bien, tuvimos una gran regularidad, que hizo que nos mantuviéramos en los primeros lugares, hasta ganar la final.
Gracias a Dios en los últimos años River viene peleando los torneos y eso es muy importante para la institución, para los chicos de inferiores que ven que el club va creciendo, ya que este Clausura se lograron tres títulos en distintas divisiones”.

LA FINAL

Con respecto al partido final frente a Rivadavia de Lincoln, donde el uruguayo ratificó su jerarquía, señaló que “fue un buen partido nuestro ante un rival con mucha jerarquía. Desde el minuto uno sabíamos que era lo que queríamos, se nos facilitaron un poco las cosas con el gol tempranero. En el equipo tenemos jugadores importantes de jerarquía, jugadores grandes que marcan un poco el rumbo y eso hizo que jugáramos tranquilos y manejáramos el partido sin pasar demasiados sobresaltos y pudiéramos llegar al final con la victoria”.

UN SABOR ESPECIAL

Sobre la sensación que le dejó este nuevo título en su carrera, dijo que “a medida que vas siendo un poco más grande, es un sabor más especial, uno va tomando más las responsabilidades porque sabe que ganar un título es muy difícil, no se da todos los días jugar una final, y menos ganar un campeonato. A los chicos les digo que hay que disfrutar mucho este momento porque uno nunca sabe si va a volver a jugar otra final.
Siempre es la meta en cada torneo que comienza, pero no sabés si vas a llegar a la final y más en los torneos de Junín, que hay grandes equipos que se refuerzan muy bien y es difícil llegar al objetivo”.

FUTBOL AMATEUR

Jonhy, quien se destacó en el fútbol profesional, al consultarlo sobre el futbolista amateur, explicó que “esto es futbol amateur, a nosotros como a todos los equipos le cuesta mucho, todo el mundo trabaja, hay que hacerse un hueco para entrenar y eso es muy valorable porque el jugador hace un gran esfuerzo. Gracias a Dios tuve la oportunidad de conocer las dos facetas profesional y amateur, por eso hago este análisis.

Es muy difícil el futbol amateur por todo lo que tiene que poner el jugador para llevar a cabo los entrenamientos y el día de los partidos, porque no le dan las horas del día, por el trabajo, su familia, y eso es muy valorable”.

Luego agregó que “por eso yo siempre pido que le presten atención al jugador del fútbol local porque es muy importante, poner un partido a las dos de la tarde no es bueno, detalles que hacen, porque la mayoría de los jugadores sale a las doce o la una de trabajar y después ir a jugar un partido, esto no es sólo por nosotros, sino por todos los equipos y futbolistas de Junín. Hay que pensar un poquito en el jugador amateur por todo el esfuerzo que hace”.

EL ACOMPAÑAMIENTO DE LOS DIRECTIVOS

Sobre el acompañamiento que tuvo el equipo a nivel dirigencial y de simpatizantes, resaltó que “todo el año estuvimos acompañados, el proceso que arrancó Mario (Finarolli), tuvimos un gran Nocturno, un buen Apertura, después continuó Daniel (Cangialosi) con el trabajo, y logramos coronarlo. Muy contento porque la dirigencia siempre estuvo presente en todo momento brindándonos lo que necesitábamos con todo el esfuerzo que requiere esto. Fue muy importante lo que hizo Ariel Allende y todo su grupo de trabajo.

PASIÓN POR LA LOBA

Al preguntarle lo que significaba River en su vida, explicó cómo fue que llegó a La Loba y que es lo que siente ahora por el club: “Tengo mi hijo más grande Santiago, que es el culpable, él es muy fanático de River y fue el que me dijo “papá, tenés que venir a jugar a La Loba” y después de mucho insistir vine y bueno gracias a él es que quiero tanto al club. Me ha hecho culpable de que yo sienta tantas cosas lindas por este club, me ha hecho sentir pasión por River.

Hoy Santiago no está jugando porque está estudiando y se le complica, ese año que nosotros salimos campeones del Nocturno ellos lograron el título en Quinta y estaba muy feliz y eso para un padre es muy importante”.

EL RETIRO Y DISFRUTAR

Sobre si había Jonhy para rato en La Loba, señaló que “ahora voy a cumplir 41 años el 22 de diciembre, la verdad es que me siento bien, el día que sienta que no rinda, que no estoy bien, daré un paso al costado, la verdad es que hoy me siento bien y además el grupo me hace sentir que soy importante, por eso yo trato de dar lo máximo en los entrenamientos y en cada partido para ayudar a mis compañeros y a la institución”.

CAMPEÓN A LOS 40

La importancia que le daba a este título, teniendo en cuenta todos los que consiguió en su carrera futbolística, Jonhy Aquino le manifestó a LA DEPORTIVA que “es como que vas tomando más responsabilidad de las cosas.

En el año 2001 tenía 20 años y jugaba en Defensores de Belgrano en la B Metropolitana y salimos campeones, ascendimos a la B Nacional después de ganarle la final a Temperley y yo hoy estoy disfrutando más este título con La Loba que el de ese momento.

Porque era chico y a esa edad no tomé dimensión de lo que significó ese campeonato, porque podría haber pasado que yo después de ese título no hubiera salido más campeón.

Por eso a medida que vas siendo un poco más grande vas tomando más conocimiento de lo que es, por eso les digo siempre a los chicos, disfrútenlo porque es muy difícil salir campeón, lo que logramos es muy importante, quedaste en la historia del club. Por eso cuando más grande sos, mejor saboreas los logros”.

LA FAMILIA

También el uruguayo se refirió a la importancia de su familia en sus logros, señalando que “mi familia me acompaña a todos lados, son los primeros, también hacen un gran esfuerzo. Cuando jugaba profesionalmente no estaba casi nunca y hoy les quito los domingos o lo sábados, pero ellos siempre me siguen”.

Al consultarlo como estaba integrada, dijo que “Jacqueline Lemos, es mi señora de toda la vida, desde que éramos novios, mi hijo Santiago que tiene 19 años, Jimena que tiene 15 años y Valentina que tiene 9 años, el resto de mi familia está en Maldonado en Uruguay. Así que hemos transitado toda la vida solos, desde muy chicos en Buenos Aires, Mar del Plata, por estos lados, pero siempre remándola.

Para mí es muy importante la familia, es la base de todo no solo en el deporte, si no en la vida, son los que están en todos los momentos. El fútbol tiene más momentos ingratos que alegrías; campeonatos se ganan muy pocos, por eso la familia siempre está, ellos son los que apoya en todos los momentos”.

LA HINCHADA

De lo que significa el aliento del público de La Loba en los partidos, Jonhy manifestó a LA DEPORTIVA que “lo de la gente siempre es un plus, principalmente cuando el equipo flaquea, hay ciertos momentos del partido en que los jugadores nos quedamos por distintas razones, una porque estás cansado, otra veces es el rival que se te viene, entonces necesitamos un poco de oxígeno y ahí aparece la gente, la hinchada que empieza a alentar y a alentar y vos sacas fuerzas de la nada y equilibrás el juego otra vez.

La gente de River es siempre incondicional, en las buenas y en las malas demuestran en todos los partidos lo fanático que son por su club y con este lindo deporte”.

Luego destacó que “con Newbery fue un montón de gente y la final con Rivadavia fue un espectáculo increíble que hacía mucho no lo veía y más en el fútbol amateur, con toda la gente que fue, el colorido, globos, fuegos artificiales, fue una gran fiesta.

Es bueno que el equipo transmita desde la cancha para afuera todo el esfuerzo que hace por defender la camiseta de La Loba y que eso contagie a la gente”.

SUPLEMENTO EDICIÓN DIGITAL

MÁS DEPORTES

Más Leidas