Jardín de invierno: "Verde que te quiero verde"
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Hogar

Jardín de invierno: «Verde que te quiero verde»

Imagínate contemplar la luz de una mañana otoñal pero bien abrigada entre tus plantas de interior, escuchando música, leyendo el diario, este suplemento.

Publicado

el

Si además de planear tener un jardín de invierno, anhelás un jardín bien verde, las plantas sugeridas para poder lograrlo son las perennes que tienen un follaje verde todo el año. También, pueden ser las acacias, jazmines típicos de climas cálidos (trepadores), acacias y ardisias (crenata).

Imagínate contemplar la luz de una mañana otoñal pero bien abrigada entre tus plantas de interior, escuchando música, leyendo el diario, este suplemento, escribiendo o hasta tejiendo observando begonias, palmeras, helechos, ciclámenes, orquídeas en flor; y sí… ¡verde que te quiero verde!.

Otro de los puntos a tener en cuenta es si querés ganar en frondosidad, hay que pensar en alguna gramínea ornamental y si querés aprovechar la altura de tu espacio, lo ideal son las plantas trepadoras. Hay jardines de invierno muy amplios en los que se pueden albergar palmeras,  distintos tipos de ficus, gomeros, coníferas como el pino de Norfolk y arbustos. Muchas de estas plantas ejercen un efecto purificador en el aire.

Incluso, se puede cultivar una parra. Un jardín de interior puede ofrecer también las condiciones ideales para tener orquídeas, clivias (Clivia miniata) y ave de paraíso (Strelitzia regina), se caracterizan por ser muy decorativas. Este estilo de jardines cerrados permiten dar rienda suelta al entusiasmo jardinero todo el año, por eso, te pasamos algunas opciones de plantas de manera más detallada y los cuidados a tener en cuenta:

Ardisia crenata o Capulín
El género Ardisia pertenece a la familia de las primulácea. Es un arbusto de crecimiento muy lento que puede alcanzar el metro y medio de alto. Tiene hojas estrechas y largas con borde aserrado. Produce flores blancas en racimos a finales de verano y después, frutos rojos en forma de baya.

Se suelen utilizar como plantas de interior o de invernadero. Conviene sacarlas al exterior en verano, pero en una ubicación sombreada.

El Capulín necesita una exposición luminosa pero sin sol directo. El suelo deberá ser arcilloso. En caso de trasplante es mejor hacerlo en otoño o en primavera. En verano, regar abundantemente y el resto del año, moderar un poco los riegos. Se pueden podar en primavera para reforzar el crecimiento.

         

Orquídeas en flor
La orquídea es una planta que se caracteriza por su flor de tres sépalos: 2 pétalos y un lobelo. Su nombre científico es Orchidaceae. Es una planta con cerca de 24.000 especies y su altura puede variar entre 13 a 76 centímetros.

En general, necesitan mucha luz pero, salvo algunas excepciones, nunca luz directa del sol. Por lo tanto, deben ubicarse en un lugar cerca de ventanas donde el sol no dé directamente y tener fácil aireación pero no directa porque sino corren el riesgo de quedarse sin flores.

     

Provienen de un ambiente tropical (en su mayoría), entonces tienen que estar al resguardo de temperaturas extremas. Con respecto a cómo regarlas, debe emplearse sólo agua de baja mineralización. Dejar un tiempo entre regado y regado para que el substrato se seque sin llegar al secado total. Hay que espaciar los regados en invierno.

Suplemento HOGAR

Más Leidas