Seguinos en

Nacionales

Interpol detuvo en Uruguay a uno de los tres brasileños que balearon a prefectos en Corrientes

El tiroteo ocurrió el pasado 2 de abril en el arroyo Miriñay, donde los prófugos provocaron una gran balacera. Ahora restan dos brasileños por ser apresados debido a estos hechos, por lo que permanecen vigentes las alertas rojas de Interpol.

Publicado

el

Uno de los tres brasileños que eran buscados desde el 2 de abril pasado por balear a tres miembros de Prefectura Naval Argentina en un operativo llevado a cabo en Corrientes fue detenido por Interpol en Uruguay.

Fuentes policiales revelaron a NA que se trata de José Anderson Vielmo Lopes, de 29 años, y quien arrastra causas por drogas en su país natal.

El procedimiento para apresarlo fue llevado a cabo el viernes pasado en conjunto entre Interpol Uruguay y el personal de la División Investigación Federal de Fugitivos y Extradiciones de Interpol Buenos Aires.

De esta manera, restan dos brasileños por ser apresados debido a estos hechos, por lo que permanecen vigentes las alertas rojas de Interpol, cuerpo que en la Argentina depende de la Policía Federal.

Los tres prefectos fueron baleados con escopetas el pasado 2 de abril cuando realizaban un operativo de patrullaje y vigilancia en cercanías de las desembocaduras del arroyo Miriñay.

Los efectivos, pertenecientes a la Delegación Monte Caseros de la fuerza, detectaron una embarcación con más de 350 kilos de carne faenada ilegalmente en territorio argentino.

Los sospechosos, todos brasileños, volvían a su país cuando notaron la presencia de los prefectos y al verlos aproximarse provocaron una gran balacera contra los uniformados.

Los prefectos repelieron la acción y los delincuentes escaparon río arriba hacia su país natal.

A raíz delas graves heridas sufridas, el ayudante de primera Walter Ramón Gómez, de 44 años, recibió la peor parte al ser alcanzado por casi 50 perdigones en la cabeza, el rostro y otras partes del cuerpo.

Varios de los perdigones alcanzaron los ojos del uniformado, por lo que perdió completamente la vista, aunque los médicos habrían logrado salvar uno de los globos oculares.

En tanto, el ayudante de primera Daniel Ojeda, de 43 años, alcanzado también por varios perdigones en su rostro, sufrió la pérdida de la visión en el ojo derecho aunque pudieron salvarle el globo ocular.

Y el ayudante de tercera Facundo Damián Cabral, de 34 años, fue alcanzado por perdigones y una bala que le cortó uno de los tendones principales que lesionó su brazo izquierdo.

Tras el tiroteo, los tres prefectos fueron rescatados por sus compañeros y trasladados hasta el hospital local Samuel Robinson, donde fueron estabilizados médicamente.

Luego, dos de ellos fueron derivados desde Corrientes hasta Buenos Aires en un vuelo sanitario con un avión de la propia Prefectura Naval que aterrizó en horas de la siesta en el Aeropuerto de Mercedes. Los dos prefectos fueron ingresados en el Hospital Militar debido a la complejidad de su cuadro.

El tercer efectivo herido fue derivado hacia la capital correntina donde fue ingresado al Hospital Escuela donde fue operado al día siguiente y posteriormente dado de alta.

La causa fue caratulada como «lesiones gravísimas ocasionadas con armas de fuego, tentativa de homicidio agravado y tentativa de contrabando».

******************************************************************************************

También puede interesarte:

• Todo el Deporte en: La Deportiva

Escuchar las notas más importantes en: LT20 Radio Junin

• Escuchar LT20 Radio Junín en VIVO: Escuchar ahora

Más Leidas