Seguinos en
Binaria Seguros

Provinciales

Intendentes hacen cuentas entre bonos y reapertura de paritarias

Las sumas extras de fin de año que ya fueron anunciadas van desde los $ 1.500 a los $ 5.000 por única vez y dependen, básicamente, del estado de las arcas municipales.

Publicado

el

Mientras varios municipios se encuentran en conflicto por acuerdos salariales que quedaron lejos de la inflación, cada vez más intendentes hacen cuentas en medio de la disyuntiva entre la posibilidad de otorgar un bono de fin de año o de reabrir las paritarias, como reclaman los trabajadores.

Como viene informando DIB, desde la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (Fesimubo) advirtieron que no exigen esas sumas, sino que se reabran las negociaciones, ya que en muchos distritos los salarios quedaron muy atrás en la carrera contra la inflación y los bonos no alcanzan a compensar esa pérdida.

Las sumas extras de fin de año que ya fueron anunciadas van desde los $ 1.500 a los $ 5.000 por única vez y dependen, básicamente, del estado de las arcas municipales. Uno de los primeros en comunicarlo fue Martiniano Molina, de Quilmes ($ 5.000), aunque en ese distrito aún no accedieron a reabrir las paritarias.

Hasta ahora, confirmaron bonos en General Lavalle ($ 5.000), Lanús ($ 1.500), San Isidro ($ 5.800 en dos pagos), Patagones ($ 4.000), Villarino ($ 2.500), Adolfo Alsina ($1.500), Puan ($ 2.000), Mercedes ($ 5.500), Ituzaingó ($ 5.000), Escobar ($ 3.000), Esteban Echeverría ($ 1.700), Tigre ($ 2.000), Chascomús ($ 1500), Chivilcoy ($ 2.000), General Guido ($ 2.000), Bragado ($ 1.700), Lezama ($ 2.000), Tapalqué ($ 4.000) y Zárate ($ 5.000), entre otros.

Desde este último municipio, el intendente Osvaldo Cáffaro, había considerado que el bono “es como ponerle una curita a una fractura”, aunque luego accedió a otorgar esa suma y, a su vez, a recomponer el salario con un nuevo incremento del 7%, lo que suma un 34% de aumento en todo el año.

Al igual que en Zárate, en algunas comunas los empleados también tendrán aumento y bono. Por ejemplo en General Pinto, donde cobrarán este viernes una suma fija $ 2000, y tendrán un incremento del 10% en el básico, y otro aumento del 10% que se hará efectivo en enero. Del mismo modo, en 9 de Julio, si bien el intendente Mariano Barroso no definió el monto de la suma no remunerativa, sí accedió a un aumento del 10% para noviembre que impactará en el medio aguinaldo.

Salarios sin sumas
En tanto, algunos jefes comunales ya anunciaron que no otorgarán bono sino que accederán a la reapertura de las negociaciones salariales, ya que las cuentas municipales no permiten afrontar ambos beneficios.

Por ejemplo, en San Pedro, el intendente Cecilio Salazar había ofrecido un bono de $ 2.000 para los empleados de la comuna, que fue rechazado de plano, por lo que luego replanteó la oferta y presentó un aumento del 12,5% a cobrar con el sueldo de diciembre, además de contemplar algunos reclamos de los sindicatos, pero desestimó la suma extra de fin de año.

El intendente de Carlos Tejedor, Raúl Sala, también dejó sin efecto la posibilidad de un bono en su distrito. “Es querer tapar el sol con las manos”, opinó en diálogo con Cuarto Político sobre la medida del Gobierno nacional que prevé una suma de $ 5.000 para los empleados de la administración central. En contraposición, el alcalde confirmó un nuevo aumento para todos los empleados del Municipio y para los subsidiados, que, a partir del primero de diciembre, percibirán un incremento aproximado del 14%, lo que dará un acumulado del 40% en la paritaria 2018.

Del mismo modo, en Monte Hermoso y Coronel Pringles ya avisaron que no pagarán. En ambos distritos, los acuerdos paritarios cerrarán en cifras cercanas al 40%.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas