Seguinos en
Binaria Seguros

Provinciales

Intendentes del PJ exigen una suba de la coparticipación para absorber subsidios

Publicado

el

Intendentes del peronismo reclamaron hoy un aumento de 6 puntos en el reparto de la coparticipación bonaerense para hacerse cargo de los subsidios que la Provincia pretende traspasarles con el Presupuesto 2019.

En el marco del debate por la “Ley de Leyes”, una treintena de jefes comunales del kirchnerismo y del peronismo “dialoguista” se reunieron hoy con legisladores de los bloques de Unidad Ciudadana y Unidad y Renovación, dos de las bancadas con más peso dentro del panperonismo en la Legislatura. Allí, rechazaron de plano los puntos del Presupuesto que contemplan una mayor carga de gastos para sus municipios, al considerar que esto implica “una intromisión en la autonomía” de sus distritos.

“Los intendentes peronistas nos oponemos al proyecto de presupuesto 2019 presentado por el Gobierno de la provincia y exigimos su reformulación, porque entendemos que no solo establece recortes inadmisibles en áreas clave, sino que es una intromisión en la autonomía de los municipios”, indicaron los jefes comunales en un comunicado.

En ese marco, pidieron un aumento en los niveles de coparticipación: “Tomando en cuenta el crecimiento en las responsabilidades que el gobierno de la Provincia nos deriva, nuestro reclamo es llevar del 16,14% al 20% el porcentaje referido al reparto de la recaudación impositiva correspondiente”.

Fuerte señal

De la reunión participaron 28 jefes comunales y legisladores del kirchnerismo y el peronismo “dialoguista”, lo que representa todo un mensaje para Cambiemos, puesto que necesita el apoyo de esta última bancada (junto con el Frente Renovador) para poder aprobar los permisos de endeudamiento solicitados por el Ejecutivo provincial en el Presupuesto.

Como viene informando DIB, la propuesta de Vidal supone para los municipios erogaciones extra por $ 13.000 millones, a partir del traspaso de los subsidios a la tarifa social eléctrica ($ 8.500 millones), al transporte ($ 2.500 millones) y de los costos operativos de la Ceamse ($ 2.500 millones) en el caso de los distritos del Conurbano.

Además, impone un tope del 38% al aumento de tasas en 2019, año en que las comunas dejarán de percibir de forma definitiva el Fondo Sojero (eliminado en junio, pero compensado con un fondo especial este año) y ya no podrán cobrar una tasa del 6% en las tarifas eléctricas.

En este escenario, los intendentes peronistas fijaron por primera vez una postura conjunta en torno al Presupuesto, y manifestaron su abierto rechazo al traspaso de los subsidios. “La gente vota a los intendentes para que gobiernen los Municipios. ¿Cómo vamos a hacerlo si tenemos cada vez menos recursos y más trabas para hacerlo?”, indicaron, al tiempo que cuestionaron el tope para el aumento de las tasas municipales, ya que consideran que “la disposición lesiona aún más la autonomía en un escenario de absorción de obligaciones sin precedentes”.

Los jefes comunales consideraron que el presupuesto enviado por Vidal “no resuelve el déficit sino que lo terceriza. La Nación hace que lo absorban las provincias y Buenos Aires, los municipios”.

Del encuentro participaron los intendentes Juan Zabaleta (Hurlingham); Juan Ustarroz (Mercedes); Gustavo Menéndez (Merlo); Osvaldo Caffaro (Zárate); Francisco “Paco” Durañona (San Antonio de Areco); Martin Insaurralde (Lomas de Zamora); Andrés Watson (Florencio Varela); Mariano Cascallares (Almirante Brown); Fernando Gray (Esteban Echeverría); y Hernán Yzurieta (Punta Indio).

Además, estuvieron Mario Secco (Ensenada); Jorge Ferraresi (Avellaneda); Gustavo Arrieta (Cañuelas); Pablo Zurro (Pehuajó); Juan De Jesús (La Costa); Héctor Olivera (Tordillo); Francisco Etcharren (Castelli); Gustavo Barrera (Villa Gesell); Hugo Corvatta (Saavedra); Roberto Álvarez (Tres Lomas); Alejandro Acerbo (Daireaux); Alfredo Fisher (Laprida); Marcelo Santillán (Gonzáles Cháves); Hernán Ralinqueo (25 de Mayo); y José Luis Horna (Roque Pérez).

Tras la reunión, Verónica Magario cuestionó a Vidal al señalar que “lo que hace es transferir responsabilidades hacia los municipios para no asumir sus propias responsabilidades”.

“Es un presupuesto que no va a beneficiar a los bonaerenses, dado que la provincia está transfiriendo todos los gastos a los municipios que no pueden cubrir, un endeudamiento muy grande producto de la deuda que tiene; unos 56 mil millones de intereses de deuda que hay que pagar el año que viene”, añadió.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas