Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Integrantes de Don Ito realizaron un voluntariado en una comunidad Qom

Compartieron diez días de actividades con los más pequeños y conocieron a las familias para la elaboración de futuras intervenciones.

Publicado

el

El Paraje Víbora Blanca es una comunidad Qom donde viven 32 familias aproximadamente. El mismo se encuentra a unos 45 kilómetros  dentro del monte chaqueño.

Macro Prestamos Personales

Hasta allí, se acercaron voluntarios de la organización Don Ito, oriunda de Morse, para compartir por diez días actividades con los más pequeños y conocer a las familias para la elaboración de futuras intervenciones. La tarea se llevó a cabo en la Escuela Primaria del paraje, donde los voluntarios se instalaron durante la jornada.

Asisten a la escuela alrededor de 40 niños tobas todos los días. Allí desayunan, almuerzan y meriendan. Además, realizan juegos, leen y dibujan.

Al respecto, uno de los voluntarios manifestó a La Verdad que “fue una gran experiencia que nos dejó  un gran vacío al ver que la ayuda aquí no alcanza, es muy fuerte lo que vive cada familia”.

Además, destaco que “creemos que este tipo de voluntariados no sólo potencia nuestras ganas de hacer sino que, además, nos permite ayudar en otros lugares de la Argentina.

Elegimos este paraje de Chaco porque ya habíamos estado en otra oportunidad pero por muy poquitos días. Esta vez fue distinto: nos instalamos por 10 días en la comunidad toba, vivimos con ellos y aprendimos a trabajar juntos. Como voluntario, creo que este es el camino, generar vínculos y luego gestionar para transformar, también enseñar y, obviamente, siempre aprender. Por un lado nos queda la tristeza al saber que falta mucho por hacer pero también la esperanza de que muchos niños y adolescentes quieren terminar sus estudios y ser profesionales, en eso seguiremos trabajando, ya que muchos de ellos serán la primera generación en lograr algo así”.

Los jóvenes basaron su trabajo principalmente en los niños de la comuna, enseñándoles a través del juego. Además conocieron las necesidades de las familias por las diferentes charlas con referentes del lugar. Para finalizar, pintaron la plaza de juegos con los mismos niños, apostando a que sean ellos mismos los que transmitan a las demás generaciones la obligación de cuidar los espacios comunes.

 

Gobierno Local Bigsale

Más Leidas