Sorpresas en la última encuesta al sector agropecuario
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Rurales

Informe Agro Semanal: sorpresas en la última encuesta al sector agropecuario

De acuerdo a un reciente sondeo de la empresa Amplificagro sobre el sector agropecuario local, los productores en un porcentaje abrumador manifiestan expectativas negativas tanto en lo político, como económico y empresario

Publicado

el

Por José Luis Amado -Periodista agropecuario-

La plataforma Amplificagro difundió un relevamiento realizado entre empresarios agropecuarios de todo el país entre el 20 y el 25 de octubre. En total fueron 559 los responsables de empresas y establecimientos agropecuarios pequeños, medianos y grandes los que respondieron la encuesta para conocer la percepción que tienen de la situación económica argentina.

El sondeo “Clima de opinión en el Sector Agropecuario” incluyó a empresas de todos los rubros (agricultura extensiva e intensiva, ganadería de carne y de leche, cultivos regionales, servicios y otros) y de todo el país. La encuesta es muy importante en función que muestra una foto de la mirada actual de un universo de empresarios que generan, según la Fundación Argentina para el Desarrollo Agroindustrial, más de 3,7 millones de empleos.

Entrevistado por LT20 radio Junín y Grupo La Verdad, uno de los responsables de Amplificagro, el Consultor Hernán Satorre, manifestó que “el resultado que más me llamó la atención es el que tiene que ver con el tema de la presión impositiva. Aquí nos encontramos que en primer lugar se señala el “Impuesto al Cheque” como el gravamen de mayor irracionabilidad con un 90% y los derechos de exportación (Retenciones) recién aparecen en el tercer lugar. Tratando de entender esto, nosotros lo identificamos con que el Impuesto al Cheque es mucho más visible desde lo económico que las retenciones. Otro dato es que evidentemente es un mito que el sector agropecuario trabaja en negro, caso contrario no sería el impuesto al cheque la principal preocupación”.

Uno de los datos más preocupantes es el alto nivel de pesimismo que denota este relevamiento de opinión, sobre esto Satorre explicó que él ve “enojo, un enojo muy fuerte y muy marcado no solo con el gobierno, sino también con las medidas económicas y las políticas públicas que inciden directamente en los resultados y la manera de hacer negocios las empresas agropecuarias. Ahora cuando indagamos en este punto, ellos nos dicen que están esperando que les mejoren las condiciones para producir, porque les están continuamente cambiando las reglas del juego lo que les trae mucha incertidumbre”.

Otro dato curioso que explicó Hernán Satorre es que el principal riesgo que detectan los productores, respecto a su actividad, es el “riesgo político” y recién en segundo lugar está el “riesgo climático. Es decir, quien hoy invierte y produce a cielo abierto, tiene un ojo en las decisiones del gobierno y con el otro mira su empresa. Evidentemente están buscando señales que los incentiven y le den estabilidad al negocio”, indicó Satorre.

Finalmente, el responsable de Amplificagro, explicó que en los resultados pesimistas de la encuesta “hay mucha influencia de la coyuntura de inseguridad respecto al respeto a la propiedad privada, rotura de silosbolsas e incendios intencionales, sino también a las variables macroeconómicas como lo es el tipo de cambio”. En esto último, Satorre se refiere a que uno de los datos más preocupantes de la encuesta indica que el 91% de los empresarios rurales espera una devaluación de gran magnitud dentro de «2 o 3 meses». Este es un problema grave, porque esto trae parálisis en la liquidación de granos y el consecuente ingreso de divisas no se acelerará como pretende el Gobierno.

Otros datos
El sondeo también permitió conocer algunas opiniones en clave política: por ejemplo, en el campo ven un liderazgo débil de Alberto Fernández y mucha incidencia de la vicepresidenta, Cristina Fernández.

En paralelo, también tienen desconfianza y desconocimiento de las propuestas del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) y ven a la Mesa de Enlace más desunida que lo que estaba en 2008. En cuanto a la realidad argentina, el 95% de las empresas agropecuarias tiene una evaluación negativa del presente del país, y el 75% considera que esta situación incluso empeorará dentro de un año.

En cuanto a la situación personal, los productores en un 53% indican que están peor que hace un año y que dentro de 12 meses el 87% cree que estará igual o peor; aunque el 52% tiene una valoración positiva de su presente productivo particular. Otro dato es que el Consejo Agroindustrial Argentino no logra generar confianza, pues el 26% tiene una opinión negativa; el 31% regular; y el 17% positiva; con un amplio 25% que dijo desconocer el CAA.

También te puede interesar: Una empresa juninense y el INTA lograron mejorar la Moha

Más Leidas