En medio de una significativa sequía, el INTA Junín presentó algunos ensayos
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Rurales

En medio de una significativa sequía, el INTA Junín presentó algunos ensayos

Finalizó la siembra de trigo en medio de heladas y la peor sequía de los últimos 10 años. Según detalló el último informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, las áreas más afectadas se encuentran en el centro y norte del área agrícola. Por su parte, la Agencia de Extensión INTA Junín está realizando ensayos con trigo, cebada y distintos cultivos de cobertura.

Publicado

el

Por José Luis Amado -Periodista Agropecuario-

Hace unos días la plataforma “INTA Argentina”, divulgó datos de la condición de los cultivos de trigo en el partido de Junín. Allí la Ing. Agr. Paula Melilli explicó que el INTA Junín tiene dos ensayos de trigos, uno de fecha temprana y otro un poco más tardío.

En el caso del cultivo más temprano, sembrado el 15 de junio, se encuentra próximo a macollaje y un poco retrasados por falta de agua. En cuanto a enfermedades, consideró la técnica que, “si bien es prematuro, sí se pueden apreciar algunas manchas que podría ser mancha amarilla”, pero lo asoció más a la repetición de heladas que al efecto de la enfermedad en el cultivo, por lo que no cabe todavía mayor preocupación.

En cuanto a los ensayos de cebadas, la Ing. Melilli indicó que también se sembraron el 15 de junio y los notó con falta de agua, aunque todavía sin síntomas preocupantes. Cabe destacar que ensayo se cebada en el campo de la UNNOBA es parte de la red nacional que coordina INTA Bordenave.

Por su parte, otra integrante del equipo profesional de la Agencia de Extensión INTA Junín, la Ing. Agr. Guadalupe Tellería reveló que en el campo experimental de la UNNOBA hay un ensayo de larga duración con un planteo con rotación tradicional para esta zona (maíz/soja, trigo/soja), al cual se les ha intercalado un cultivo de cobertura en el período de otoño/invierno, fundamentalmente al de trigo/soja. Este cultivo de cobertura tiene tres composiciones, el primero es una mezcla de vicia, trébol y avena, el segundo es el de avena sola y el otro es con raigráss.

Explicó la profesional que “La idea es básicamente evaluar estas coberturas como antecesor del cultivo de verano”, también destacó que “en este momento el estado de las coberturas está bien, aunque ya se empezó a notar la falta de precipitaciones.

También vale mencionar que el ensayo se sembró en el mes de mayo y hasta la fecha solo recibieron 60 milímetros en junio y en los sectores donde tenemos menos cobertura se encuentra bastante seco tanto en superficie como en profundidad. Y en aquellos lugares donde hay mayor cobertura hemos encontrado más humedad superficial, lo que a priori indica que la cobertura realiza un buen control de lo que es la evaporación directa del suelo”.

Finalmente explicó que, una vez que se siembren los cultivos de verano sobre estas coberturas, se va a poder determinar los rindes de los cultivos de granos gruesos y el efecto real de la cobertura sobre estos cultivos.

Preocupante actualidad
Finalmente terminó la siembra de trigo en medio de la peor sequía de los últimos 10 años, donde solamente en un mes la superficie de lotes trigueros en condiciones regulares a malos se duplicó, calculándose en 2 millones de hectáreas. Además, la clasificación semanal de humedad del suelo a nivel nacional marca una situación de déficit hídrico que supera a la del 12 de agosto del 2010. Aunque esta condición aún no es tan grave como la observada en el 2009.

Al escenario de falta de precipitaciones en varias zonas productivas del país, se sumó la aparición de fuertes heladas que provocarían inconvenientes en aquellos lotes de trigo que se encuentran en un proceso de mayor desarrollo. Días atrás se registraron heladas de variada intensidad que alcanzaron a casi toda el área agrícola del país, y con temperaturas en algunos distritos de 8 grados bajo cero.

Según el informe semanal del Departamento de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, se llegó a un total de 6,5 millones de hectáreas sembradas en el nuevo ciclo del cereal. Los especialistas de la entidad, señalaron que las actuales condiciones de crecimiento y desarrollo son desfavorables sobre todo para los cuadros implantados en el centro y norte del área agrícola.

El informe de la Bolsa porteña también reflejó la situación en otras zonas trigueras. En el norte del país, el cereal transita el llenado de grano bajo condiciones de sequía, y en el NOA y NEA, los primeros sondeos sobre perspectivas de rendimientos advierten por posibles bajas de hasta el 50% del potencial, y no se descarta futuras pérdidas de área.

Por otro lado, y de acuerdo a lo que señalaron los especialistas, «en el centro del área agrícola el trigo presenta bajo porte y demoras en el desarrollo. Bajo este contexto, las heladas registradas en Córdoba y Santa Fe han causado los mayores daños en lotes de ciclos cortos que poseen menor enraizamiento».

Y agregaron: «Sobre la franja sur el cultivo transita etapas de emergencia y expansión de hojas. Debido al buen almacenamiento hídrico, las heladas solo provocaron demoras y daños leves. No obstante, serán necesarias nuevas lluvias para acelerar la recuperación».

Más Leidas